Cómo limpiar el sensor

julio 29, 2020

Cómo limpiar el sensor, con tres herramientas diferentes

Uno de los problemas que siempre acaban apareciendo en nuestras cámaras son las manchas en el sensor. En algunos casos implican sólo el uso del “tampón de clonar” en nuestras fotos, pero en otros nos pueden llegar a arruinar una buena imagen o hacernos trabajar en el ordenador más de lo deseable, así que hoy te voy a enseñar a solucionarlo sin tener que pasar por el (normalmente caro) servicio técnico.

Llevo arrastrando la intención de publicar este tutorial desde que inicié el curso que impartí a través de mi canal de Youtube. Tenía grabado el vídeo, hechos los cortes y escrito un borrador que casi era el artículo completo, pero por un motivo o por otro lo he ido dejando. De hecho llevo un tiempo sin publicar nada nuevo en el blog, por ciertos motivos apenas he tenido tiempo, pero eso en breve cambiará y volveré a estar por aquí de manera bastante constante.

El caso es que ya está, por fin le he dado los últimos toques al tutorial y te lo traigo para que aprendas algo que a mucha gente le da miedo y que es parte del mantenimiento que deberíamos hacerle a nuestras cámaras, se trata de la limpieza del sensor…

Antes de nada he de aclararte algunas cosas…

Yo te voy a enseñar cómo lo hago yo con mis cámaras, te voy a mostrar cómo utilizo varias herramientas diferentes, todas son válidas para realizar la limpieza, pero a unos les gusta más una a otros les gusta más otra... unas son más caras, otras más baratas.... y todas son más o menos fáciles de conseguir, te pondré enlace (de afiliado) a cada una.

El caso es que yo lo hago de esta manera, me da buen resultado y nunca he tenido problemas con ninguna de mis cámaras con respecto al sensor y su limpieza…

Peeeero lo que aprendas, lo aplicarás bajo tu responsabilidad.

Si posees un mínimo de habilidad dudo mucho que tengas algún tipo de problema, el procedimiento es fácil, con un poco de cuidado nada corre peligro. Pero si crees que tiras más hacia la torpeza, tienes "alergia a la tecnología" o eres una persona poco segura trasteando dentro de las máquinas, no lo hagas, te recomiendo que lleves la cámara a algún servicio técnico… Que sí, que suele ser caro, pero más caro es tener que comprar una cámara nueva.

Repito: tú eres responsable de tu equipo y de lo que hagas con él.

Cada uno limpia el sensor de su cámara como le viene en gana, aunque hay procedimientos que yo NO recomiendo 😂…


Pues dicho y aclarado todo esto vamos al lío…



CÓMO SON LAS MANCHAS DEL SENSOR

Las manchas en el sensor normalmente son motas de polvo que debido a la electricidad estática se quedan pegadas a éste.

No las confundas con la suciedad en el visor... Si el visor está sucio, verás manchas, pero no aparecerán en la imagen, si es el sensor lo que está sucio, no verás esas marcas en el visor pero sí se mostrarán en la foto.

En la fotografía, al visualizarla, las manchas del sensor se reflejan como pequeños círculos, normalmente más oscuros que la zona en la que están. Suelen verse con más facilidad en superficies sin textura de la imagen, por ejemplo un cielo sin nubes, y se hacen más evidentes cuando la foto está hecha con diafragmas cerrados.

Manchas en el sensor

Hay otro tipo de manchas que son de grasa o de otros materiales un pelín más difíciles de limpiar, pero no imposible, sólo hay que insistir un poco más. Éstas aparecen en la imagen como puntos negros.

Tanto las de un tipo como las de otro, son muy fáciles de eliminar (en la imagen digital) con programas de retoque y revelado como Lightroom o Photoshop. De hecho, uno de los capítulos de mi curso de Lightroom que tienes disponible en este mismo blog, habla de la herramienta ‘Eliminación de manchas’ y para no extenderme aquí sobre cómo verlas con más facilidad y cómo usar dicha opción para eliminarlas, te dejo el enlace a la entrega correspondiente: https://www.fotolarios.es/2018/12/lightroom-28-clonacion.html

Manchas en el sensor

Si has leído ese capítulo del curso, habrás visto que es muy fácil limpiar de motas una fotografía, pero eso está bien cuando son pocas manchas y pocas fotos las que tenemos que retocar, pero cuando te tienes que pasar más tiempo borrando manchitas que revelando la imagen… pues ya vamos mal y se empieza a hacer molesto, así que es el momento de pasarle al sensor alguno de los sistemas de limpieza.



ALGUNAS PRECAUCIONES PREVIAS

La mejor manera de limpiar el sensor de la cámara es no necesitar limpiarlo… desgraciadamente todavía no se ha inventado un sistema realmente eficaz para mantener el interior de nuestras cámaras libre de suciedad. Incluso las más caras, esas profesionales de alta gama, súperselladasquetecagas, en algún momento necesitarán pasar por una limpieza interna. Seguramente más de una vez, dependiendo del uso que se les dé.

Hay quien cree que una manera de evitar que entre polvo dentro de la cámara y que se acumule en el sensor es no cambiar de objetivo, pero no, eso tampoco servirá. Piensa que si tienes un objetivo zoom, al usarlo, hay partes que salen y entran, haciendo un efecto parecido al de un fuelle, que mete y saca aire y junto a éste las indeseables partículas de polvo.

Así que lo único que podemos hacer es retrasar en la medida de lo posible el inevitable paso por la limpieza. 

Para ello tomaremos algunas precauciones:


Aprende a cambiar el objetivo con la cámara hacia abajo

La ley de la gravedad existe y ésta nos ayudará a que nada se deposite en el sensor si apunta hacia abajo… piensa en tu casa… en polvo está en el suelo, no en el techo.


Sé rápido

Aprende a cambiar de objetivo de una manera más o menos rápida… no quiero decir que te conviertas en el Billly el Niño de la fotografía, pero sí que tengas cierta soltura, velocidad y eficacia al cambiar de objetivo. Para ello, practica.


Cambia el objetivo en un ambiente limpio

Evita cambiar de objetivo en la calle, intenta hacerlo dentro de un portal o algún local, cuanto más limpio mejor. Por supuesto, ni se te ocurra exponer el interior de la cámara mientras estás en medio de una ventisca de arena, una tormenta o un mar enfurecido. Mejor en sitios de climatología relajada.

ciclón


Utiliza la perilla de aire

Una herramienta de limpieza que a veces tenemos un poco olvidada es la perilla de aire. Si cada vez que exponemos el sensor aplicamos dos o tres soplidos con esta herramienta, expulsaremos las motas de polvo que pululan por dentro de la cámara.

     



COMPROBAR QUE TENEMOS MANCHAS EN EL SENSOR

Antes de ponernos a limpiar el sensor, tendremos que estar seguros de que necesita ser limpiado… yo soy de los que llevan el coche a lavar sólo cuando no recuerdo su color original, pero con las cámaras soy un poco más cuidadoso, cuestión de preferencias. 

Si ya has detectado en algunas de tus fotos esos pequeños círculos o los diminutos puntos oscuros, quizás ha llegado el momento de operar. 

Manchas en el sensor

Pero aunque no hayan aparecido aún, en mi caso, cada cierto tiempo hago una comprobación. Normalmente lo hago antes de sesiones o eventos, también el día antes de irme de viaje y, a veces, cuando sé que voy a salir a hacer fotografía de paisaje.

La comprobación no lleva ni dos minutos y la limpieza no llega a cinco, a no ser que debamos insistir.

El caso es que para comprobar si tienes manchas en el sensor tienes que:

  1. Ir a un sitio donde haya una superficie lisa, por ejemplo una pared o un cielo sin nubes… y mejor si hay mucha luz, porque facilita las cosas, pero tampoco es imprescindible.

  2. Poner el enfoque en manual y enfocar al infinito. No necesitamos que la foto salga nítida, ni necesitamos enfocar a nada en concreto. De hecho, que la imagen esté desenfocada ayuda a verlas con más facilidad.

  3. Poner el modo de manejo de la cámara en ‘Prioridad a la abertura’ o como sea que se llame en tu modelo de cámara. Normalmente será ‘Av’ o ‘A’ o algo así (los fabricantes podrían ponerse de acuerdo para llamar a las cosas con el mismo nombre o abreviatura).

    Dial de la cámara - modo AV


  4. Cerrar el diafragma mucho, por ejemplo a f/16 o f/22 o más.

  5. Apuntar a esa pared, cielo o loquesea que hayas elegido como superficie lisa y hacer una foto.

  6. Comprobar la foto… debería haberte salido una imagen de un tono gris medio o del color de la superficie lisa. Debes hacer zoom en la imagen y revisarla entera, especialmente en las esquinas y laterales, que es donde se suelen acumular más motas de polvo.
Manchas en el sensro

Si detectas circulitos o manchitas cuando todo debería ser liso inmaculado, es que quizás deberías limpiar el sensor. 

Por cierto, si la mancha en la imagen está arriba a la izquierda, es que en el sensor la mota está abajo a la derecha, ya que la foto se muestra invertida con respecto a la posición del sensor… pero eso da un poco igual, porque siempre se limpia el sensor entero, aunque nos vale para saber dónde deberíamos insistir.

Ahora sí. Vamos a ver cómo limpiar el sensor…



LIMPIAR EL SENSOR

Te voy a enumerar los pasos para limpiarlo, pero como la mejor manera de entender lo fácil que es y cómo se hace es viéndolo, he preparado un vídeo en el que te hago la demostración las diferentes “herramientas”.

El principio de la demostración la hago con la cámara réflex de mi hijo, que es una Canon, pero el procedimiento es muy similar para cualquier marca, tan solo cambian los términos en el menú y dónde están las opciones, pero para eso tenemos ese infame manual de instrucciones que parece escrito en arameo antiguo.

También debes tener en cuenta que si posees una cámara mirrorles, como es mi caso con mi Sony y con mi Fuji, toda la parte de levantar el espejo, te la puedes saltar, ya que no tenemos ese mecanismo y con quitar el objetivo, con la cámara apagada, ya tenemos acceso al sensor.

Otra cosa muy importante: Tenemos que limpiar el sensor en una habitación lo más libre de polvo y corriente posible. Un lugar que suelo usar para esto es el cuarto de baño. De nuevo debes evitar, la calle, tormentas de arena, ventiscas y demás fenómenos meteorológicos… lógico.


Pasos para limpiar el sensor:

  1. Si tenemos cámara réflex… Asegurarnos de que la batería está llena o casi llena. No queremos que se quede sin energía, se apague la cámara en mitad del proceso y se baje el espejo con nuestra herramienta de limpieza dentro con el consiguiente posible estropicio.

    Con las mirrorless no es ningún problema porque haremos el proceso con la cámara apagada.

  2. En la mayoría (por no decir en todas) las cámaras existe una opción de limpieza automática. Al activarla lo que hace es que el sensor vibra durante un par de segundos, lo que provoca que algunas de las partículas adheridas se desprendan. Pues antes de ponernos con la limpieza manual activaremos esta opción, pero lo haremos con la cámara apuntando hacia abajo, así la fuerza de la gravedad nos ayudará un poco.

  3. Si tenemos cámara réflex… debemos buscar la opción “limpieza manual” (preferible) o “levantar espejo”. Al activarla, la cámara, posiblemente, nos dirá que se va a levantar el espejo y que cuando terminemos de limpiar deberemos apagar la cámara para que éste baje.

    Lógicamente con las mirrorless esto tampoco necesitamos hacerlo.

  4. Una vez oigamos el clac que nos indica que se ha levantado el espejo podremos quitar el objetivo y tendremos el sensor a la vista.

  5. En mirrorles, casi todo el proceso anterior no es necesario, así que, con la cámara apagada, quitaremos el objetivo y veremos nuestro sensor.

  6. Con el sensor ya a la vista, utilizaremos la perilla de aire para soplar dentro varias veces, procurando tener la cámara mirando hacia abajo.

  7. Hecho eso, podremos aplicar la herramienta que hayamos elegido usar. En el vídeo te muestro cómo uso las tres opciones que yo manejo. Después del vídeo te hablo un poco de cada una.

  8. Cuando creamos que ya tenemos nuestro sensor limpito, deberemos volver a colocar el objetivo y apagar la cámara (en el caso de las réflex). No acaba aquí la cosa…

  9. Tendremos que hacer de nuevo la comprobación para asegurarnos de que, efectivamente, nuestro sensor está libre de manchas. Si no es así, habrá que repetir todo el proceso.



EL VÍDEO DE LA DEMOSTRACIÓN

Ahora que ya sabes la teoría de cómo se limpia el sensor de nuestra cámara, vamos con una demostración.

Como te dije antes, he usado la cámara de mi hijo, una Canon réflex, con lo que los primeros pasos no necesitarás hacerlos si tienes mirrorles y seguramente serán diferentes si tienes otra marca o modelo de máquina, pero más o menos será bastante similar…

Para que te resulte más fácil ver cómo utilizar cada una de las herramientas, en lugar de limpiar la cámara he usado un cristal negro y sal, porque si hubiera trabajado directamente sobre el sensor, como el hueco es tan pequeño, no habrías visto el proceso adecuadamente...


Como ves es facilito, el vídeo dura algo más de cuatro minutos y medio y he usado tres herramientas diferentes que paso a describirte…



LAS DIFERENTES HERRAMIENTAS DE LIMPIEZA

Las tres herramientas que has visto en el vídeo son las que yo conozco y uso, son bastante eficaces. Las diferencias son sobre todo de precio y de versatilidad. Ya has visto cómo se usan, ahora te las voy a describir y ya decides lo que te conviene utilizar en tu caso…

STICK ADHESIVO

Se trata de un stick en cuyo extremo tiene una especie de goma viscosa, pegajosa, pero que no deja ningún resto. 

 

Al aplicarlo en nuestro sensor notaremos que se adhiere a éste con mucha facilidad, de hecho es totalmente innecesario apretar, tan solo hay que ir apoyando el stick sobre toda la superficie y retirar con cuidado. La suciedad se quedará pegada en la parte viscosa. 

Para limpiar el propio stick, necesitamos de unos papelitos adhesivos (que también venden aparte) donde aplicaremos la goma, al ser el adhesivo del papel más fuerte que el del stick, la suciedad se quedará en el papel.


Es la opción más cara pero quizás la más eficaz y limpia… no manejamos líquidos, no arrastramos nada sobre la superficie, requiere de menos habilidad y de menos pasos.

Yo utilizo la marca “Eyelead”, que es la que mejor resultado me ha dado. Probé hace tiempo la marca “Neewer”,que es más barata, pero me parecía que no era tan adherente y encima dejaba algunas marcas como de grasilla sobre el sensor.


ESCOBILLA

Esta se trata de una especie de pequeña escobilla de microfibras o similar. Suelen venderse en cajas con varias envasadas individualmente en vacío.

     

Las venden (que yo sepa) en dos tamaños diferentes, uno que tiene el ancho justo de un sensor APS y otro que tiene el ancho de un sensor Full Frame. Tendrás que hacerte con las que te convengan y además deberás comprar un líquido especial con el que se empapa la escobilla para no aplicarla en seco.

    

Yo siempre utilizo dos, la primera la rocío con el líquido que te he mencionado y la paso con cuidado por el sensor. La segunda la aplico en seco para terminar de limpiar y absorber el líquido que haya podido quedar.

Son más baratas, pero sólo las uso cuando no consigo terminar de limpiar bien con el stick adhesivo. Ya que no me gusta demasiado la idea de meter algo húmedo dentro de mi cámara. Que sé que no va a pasar nada, pero los líquidos creo que es mejor tenerlos alejados del interior de nuestras preciadas herramientas.

Hay muchas marcas, a mi me gusta especialmente la marca VSGO.


CINTA ADHESIVA

No es una manera de llamarlo, es literalmente cinta adhesiva, eso sí una marca y modelo en concreto… la SCOTCH MAGIC de 3M, no he usado ninguna otra marca ni me fiaría de usar ninguna otra. Ya que ésta es la que me mostraron en su momento y de la que me contaron que tiene un adhesivo que no deja ninguna marca en ninguna superficie.

   

Es el sistema que menos utilizo, porque es un poco más difícil de aplicar que las otras dos, pero es indudablemente mucho más barata.

Para aplicarla necesitamos la propia cinta adhesiva y algún palito tipo bastoncillo o un lápiz de esos que llevan una goma en uno de los extremos. Tiene que ser algo relativamente blando, ya que es con lo que presionaremos levemente para que la cinta se adhiera al sensor y se lleve la suciedad.

    

Cortaremos un trozo suficientemente largo para que llegue al sensor pero se quede parte fuera para poder tirar con facilidad.

Apoyamos sobre el sensor y con la goma del lápiz o el bastoncillo presionamos un poquito. Después tiramos con cuidado y listo, a la basura con el trozo de cinta que hayamos usado.

Insisto… No he probado ninguna otra marca de cinta adhesiva, hasta donde yo sé, esta es la única que sirve como herramienta para limpiar el sensor.



Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Como has visto en realidad no es nada complicado limpiar el sensor de nuestras cámaras, sólo hay que tener ciertas precauciones y un mínimo de habilidad manual. Si nos hacemos con las herramientas adecuadas, podemos ahorrarnos un buen pico de dinero en el S.A.T. 

Peeeeero… si no te fías lleva la cámara al servicio técnico, allí van a trabajar con todas las garantías y te la dejarán perfecta. Que es más caro… pues sí… pero más cara es una cámara nueva.

Como siempre si tienes alguna duda, algo que aportar o quieres contarme algo, te espero en los comentarios de este tutorial. Además te invito a compartir este artículo en tus redes sociales, así ayudamos a más gente y muestras tu apoyo a mi trabajo.

Y si lo que has aprendido hoy te ha sido útil quizás quieras ayudarme a mantener en pie todo este proyecto invitándome a un café (o más)... 

 

También puedes apoyar económicamente Fotolarios si cuando compres en Amazon lo haces a través de ESTE ENLACE.

Gracias por estar ahí.


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con la mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

5 comentarios

  1. Yo incluiría una lupa para mirar el sensor, aunque yo hasta ahora 3 veces me lo han hecho en servicio técnico con la lupa descubrí un pequeño arañazo que no se ve al fotografiar pero entiendo que ha sido al limpiar y ahora estoy rallado con esos; por eso me ha parecido mejor solución limpiar con el eye ya que no arrasta pero me ha quedado un par de motas que no se las lleva y me temo termine probando con los palitos de silicona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso no uso lupa porque me resulta más práctico pasar el Eyelead por toda la superficie y hacer la comprobación con una foto y fondo liso. Pero seguro que a muchos les resulta útil tu consejo. Y a mi también me pasa que las escobillas esas no me molan mucho, ya no solo por el líquido, sino por tener que arrastrarlas por el sensor, aunque cuando el Eyelead no puede hay que echar mano de éstas.

      Gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  2. Hola Carlos, gracias por esta entrada del blog, es un tema peliagudo, y que "...da mucho respeto, a ver si me lo voy a cargar y luego es peor..." Pienso que lo que más miedo puede dar a la hora de la limpieza "sensoril" es que l@s que no hemos hecho este procedimiento nunca es que ni sabemos la fuerza a aplicar (en el caso del eyelead o la cinta adhesiva) para "pillar todo lo malo" (a ver si en lugar de quitar la porqueria la vamos a incrustar todavia más... 😂) o, en el caso de las escobillas, "Cuanto hay que apretar? se rayará? Hasta que punto puedo apretar para llevarmelo todo sin rayar el sensor? A ver si ahora voy a estar un cuarto de hora dándole pasadas al sensor para quitarle esa mota rebelde..." Ya me supongo que... ensayo y error, pero eso no quita que dé miedo... y mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal que dé un poco de respeto estar trasteando en las tripas de la cámara, Pep su se hace con cuidado y sentido común no habrá problema.

      La presión que hay que ejercer
      prácticamentee nada, solo apoyar y presionar levemente para que la superficie de la herramienta toque bien. Ten en cuenta que estamos hablando de quitar notas de polvo, nunca hay suciedad incrustada, en el caso de manchas grasas es mejor usar las escobillas y tampoco hay que presionar en este caso ya que el trabajo lo hace el líquido.

      Eliminar
  3. Hola Carlos
    Muchas gracias por el artículo, me parece sumamente interesante y necesario para el mantenimiento de la cámara. Es cierto que me da cierto respeto la limpieza del sensor, pero por otra parte entiendo que se hace obligatorio e imprescindible hacerlo cada cierto tiempo. Igualmente entiendo que si hemos hecho una inversión grande en la compra de una cámara lo más aconsejable sería hacerlo con las herramientas que nos ofrezcan mejor resultado y menor riesgo, aunque ello conlleve a realizar un desembolso mayor.

    Muy agradecido por tu formación e información y recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que te llegue una notificación cuando te contesten.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.