23 de julio de 2014

Curso de Fotografía - 13. Exponer según el histograma

Curso de Fotografía - 13. Exponer según el histograma


Llegamos al décimotercer capítulo de este Curso Básico de Fotografía, este que te traigo creo que es muy importante porque (para mí) supone mi principal método de medición y exposición, bueno, para mí y para muchos otros fotógrafos. Así que vamos a ello...

En la anterior entrada hemos visto y (espero que) comprendido cómo funciona y cómo se usa el exposímetro, también  lo que debemos hacer para obtener una exposición correcta partiendo de la información que éste nos proporciona.

Además vimos que para el exposímetro todo es gris (que tío más triste) y cuando calcula la media de iluminación de cualquier escena quiere tener como resultado un gris medio, que es un tono que refleja el 18% de la luz que le llega. Vimos que esto no era lo más adecuado siempre, hay muchos tipos de escenas cuya media puede dar niveles muy diferentes. Con lo cual al final su supuesta precisión no era tal , ya que teníamos que estar peleándonos con la compensación de la exposición.

En alguna entrada anterior ya te mencioné que yo (igual que muchos fotógrafos) me fío del histograma para obtener la exposición correcta, ya que como verás al leer este capítulo es un método mucho más preciso, quizás no es infalible o apto para todos los casos (no estoy totalmente de acuerdo con eso), pero si comprendes bien su funcionamiento es, en mi opinión, la mejor manera de averiguar los parámetros que necesitamos.

Lo primero es avisarte de que lo que se explica en este curso parte de la suposición de que tienes puesto el modo manual de la cámara y de que sabes dónde está el botón, menú o dial que controla el elemento del que estemos hablando. Una vez aclarado esto seguimos...

Supongo que te preguntarás que si este sistema es tan bueno, por qué no me salté el tema del exposímetro y me centré en éste. Pues porque para exponer correctamente con la información del histograma necesitamos apoyarnos en la que nos brinda el exposímetro, por lo tanto necesitamos comprender su funcionamiento. Dentro de algunos párrafos lo entenderás...

¿Qué es el histograma?

Es la representación gráfica de todos los niveles de luminosidad de una imagen. Es un gráfico que para su construcción separa todos los píxeles de una imagen y los ordena de más oscuro a más claro y apila los que son exactamente iguales uno encima de otro. Es un puñetero maniático del orden... más que yo... que ya es decir  ;)

Histograma

Así que en el histograma tendríamos a la izquierda los píxeles negros y a medida que nos movemos hacia la derecha estarían los píxeles más claros hasta llegar al blanco absoluto. Y de abajo hacia arriba estarían todos los que son iguales. Con lo que podemos deducir que cuanto más alta sea una de las columnas del histograma, más píxeles de ese tono tendremos en la imagen.

La cantidad de píxeles diferentes (de izquierda a derecha) que puede contener un histograma se corresponde con el rango dinámico, cuanto mayor sea más matices será capaz de representar tu cámara.

Te aseguro que hay mogollón de píxeles diferentes representados en cualquier histograma, Cualquier cámara actual da una variedad muy decente de niveles. La cantidad concreta depende de los bits, no necesitas saber cuántos exactamente, pero si te pica la curiosidad te cuento que:
En una imagen de 8 bits (si disparamos en formato jpg) tenemos 2 elevado a 8 tonos diferentes, con la calculadora en la mano me salen 256 tonos. Si disparamos en RAW serían (por ejemplo) 14 bits,2 elevado a 14 = 16.384 niveles diferentes. Lo que te decía, una "jartá" de niveles ;) En resumen, que a más bits, más información, más niveles y por lo tanto más detalle.

Vamos a simplificarlo....

Para entenderlo mejor vamos a reducir los bits de una imagen cualquiera  a 3. Es decir, que tenemos 8 (2 elevado a 3) niveles diferentes:



Y además vamos a reducir el número de píxeles a 96. Así que esta bonita imagen al reducirla a 3 bits y 96 píxeles quedaría así:

Imagen convertida a 3 bits y 96 píxeles


Que nuestro histograma ordenaría de esta manera:

Histograma simplificado


¿No se te viene a la mente cuando de pequeños (o no tan pequeños) coloreábamos dibujos con colores numerados, pero a la inversa?

Entonces resulta que un histograma lo que hace es, básicamente, ordenar la luz (o la información) de una imagen, pero...

¿Para qué vale eso?

Pues es una manera fiable y objetiva de saber de un vistazo cómo está expuesta nuestra fotografía. No olvides que lo que ves en la pantalla de tu cámara depende del brillo con que esté configurada o de la luz ambiente, ¿nunca te ha pasado que a pleno sol no ves bien la foto en la pantalla?¿o que te ha parecido correcta  y después al pasarla al ordenador no tenía nada que ver? Y eso entre otros inconvenientes menos obvios. Pues si en lugar de mirar lo que te sale en la pantalla miras el histograma (y sabes interpretarlo) te ahorrarás esos problemas.

Interpretarlo en realidad es sencillo, sólo hay que recordar que en el borde izquierdo del histograma tenemos el negro absoluto y hacia la derecha se van aclarando los tonos pasando por todos los grises hasta llegar al blanco.

Con unos ejemplos se ven mejor estas cosas...

Foto con mucha información de oscuros:
Muchos tonos oscuros
Normalmente se corresponde a una foto subexpuesta o a una clave baja o a una foto nocturna.

Foto con muchos tonos claros:
Muchos tonos claros
Suelen ser fotos sobreexpuestas o de clave alta o en situaciones de mucha luz.

Foto con muchos tonos claros y oscuros, pero pocos en los medios:
Muchos tonos claros y oscuros
Se corresponden a imágenes de mucho contraste o con diferencias notables entre las zonas iluminadas y las oscuras.

Foto con más información en los tonos medios:
Muchos tonos medios
Son imágenes que tienen una exposición media o distribución homogénea de la luz o con poco contraste. Algunos dicen que es la exposición ideal o perfecta, pero nada más lejos de la realidad, cada foto tiene un histograma diferente y que el histograma tenga esta forma de montañita no es más que una representación, como otra cualquiera, de un tipo de foto.

La exposición ideal:

Lo verdaderamente ideal es que independientemente de cómo estén distribuidos en cantidad (de abajo a arriba) los tonos de una imagen, haya información en todo el ancho del histograma (de izquierda a derecha). Eso indicaría que tenemos toda la información que podemos llegar a necesitar...¿ein?...No, no estamos hablando de fotoperiodismo...

Me explico... la luz es al fin  al cabo información para nuestra cámara, estamos en la era digital y una foto digital no es más que la representación de lo que ha capturado el sensor. Así que lo que nos interesa es capturar la mayor cantidad de información posible sin que haya pérdidas, o que sólo haya pérdidas cuando nos interesa... ¿Pérdidas?...No, de orina no, de información...

Perdemos información si nos salimos del rango dinámico de nuestra cámara. Eso ocurre cuando la cantidad de luz que está llegando a algún/os punto/s del sensor es excesiva y este no es capaz de acumular más ¿recuerdas el capítulo en que te hablaba de llenar un vaso de agua? Estaríamos sobreexponiendo y por lo tanto perdiendo información. O por el contrario, si en la zona de sombras no hay detalle alguno estaríamos hablando de que no hemos llegado a capturar información ninguna en esa zona, que estaría subexpuesta.

Un par de ejemplos visuales de cuándo estamos perdiendo información:
Pérdida de información en los extremos del histograma

Tengo que contarte una cosa más sobre la información que capturamos y que es representada en el histograma: Hay muchos más tonos en la zona derecha que en la izquierda... es una representación linela, no logarítmica, no lineal... O_o ... bah no me acuerdo, da igual, tu fíate de mí ;) ... seguro que te suena eso de "derechear el histograma". Se trata de una manera de exponer en la que se intenta capturar la mayor cantidad de información posible, acumulándola en los tonos claros, ya que hay muchísimos más matices que en la zona de oscuros.

Lo "bueno" y principal es que minimizarás el ruido al exponer de esta manera y lo "malo" es que esta forma de fotografiar te da una imagen "sin terminar" que te obliga a realizar un revelado posterior, llevando entonces la exposición justo a donde debiera o a donde quieres o a donde viste. Normalmente si derecheas el histograma obtendrás fotos más luminosas, que a veces parecerán sobreexpuestas, pero si has realizado correctamente la medición y tienes información hasta el final del histograma sin llegar a pasarte, te aseguro que la calidad final será mucho mayor que de otra manera.

Todo esto suena muy bien, ¿pero cómo aplico lo que ahora sé?

En el momento de hacer la foto tienes que ajustar los valores del triángulo de exposición (luminosidad, velocidad, sensibilidad) de tal manera que el sensor recoja tantos niveles de luz diferentes como para llenar el histograma del negro al blanco.

Vamos tienes que conseguir que el gráfico del histograma toque el lado derecho sin pasarse... y ya está, ¿has visto como era fácil? De todas maneras vamos a seguir enrrollándonos, que si lees este blog es por algo...

Si tu cámara tiene "live view" o visión directa y te puede mostrar el histograma en tiempo real (mira el manual) será más fácil que lo comprendas. Por si acaso te pongo un ejemplo aproximado de cómo sería:

Partiendo de una escena cualquiera con unos parámetros cualquiera yo tengo esto:
Prueba de llenar el histograma


Ahora voy ajustando los parámetros (en este caso sólo voy a tocar la velocidad) hasta llenar el histograma:
Llenar el histograma

Ya tengo la imagen bien expuesta y con una buena cantidad de información, pero como habrás imaginado esto es lento y, igual que en métodos anteriores, nos basamos en el ensayo y error hasta obtener lo que nos interesa.

Pero hay una manera más directa de llegar al nivel de exposición que queremos...

Medir la luz al punto más claro con textura

Se trata de que, apoyándonos en el exposímetro, midamos la luz y llevemos los parámetros del triángulo de exposición al punto en el que los píxeles de la zona más luminosa (y de la que queremos tener detalles) de la escena coinciden con el extremo derecho del histograma sin pasarnos.

Si leíste el capítulo anterior, entenderás que (cambiando los valores del triángulo de exposición) si haces coincidir la marca móvil del exposímetro con el EV0, el punto en que estés midiendo la luz se corresponderá con el gris medio, por lo tanto con el centro del histograma. Si haces eso sobre una superficie blanca, la imagen que obtengas aparecerá como si fuera una superficie gris, ¿recuerdas que nuestro exposímetro lo quiere ver todo del tono gris medio?. Haz la prueba:

Haciendo caso al exposímetro
¿Has visto que bien dibujan mis niñas?

A simple vista podemos observar que está subexpuesta, pero además, si miramos el histograma veremos que la información no pasa del centro, zona de los grises medios. Piensa... si el papel es de color blanco, ¿no deberíamos tener información en la derecha, que es donde están los tonos claros?... Así que tenemos que averiguar cuánto tenemos que sobreexponer lo que nos dice el exposímetro para conseguir un blanco con textura sin llegar a quemar la imagen. Vamos a hacerlo...

Partiendo de la imagen anterior, ponemos el modo de medición en puntual, buscamos el punto más luminoso de la imagen en el que queramos tener detalle (vamos que no queremos que esté quemado), no nos valen los reflejos del metal ni los destellos porque (normalmente) nos da igual que estos se quemen. Paso a paso elevamos los valores de exposición, en este caso sólo voy a modificar la velocidad. Tenemos que ir subiéndola de stop en stop y mirando el histograma. Cuando veamos que la información (o luz) toca el borde derecho nos fijamos en cuántos EV por encima del EV0 nos marca el exposímetro.

Prueba de límite de altas luces
En el tercer paso no se aprecia pero ya se estaban empezando a quemar algunas zonas, por eso rectifico un pelín

En el caso de mi cámara (en cada cámara puede ser diferente), el blanco más luminoso sin llegar a estar quemado está a +2 y 2/3 de EV.

Con ese dato sabremos dónde está el límite de exposición para extraer toda la información posible de la zona más luminosa sin llegar a quemarla, por lo tanto habremos también conseguido la máxima información de todos los tonos por debajo de ella.

Un ejemplo visual...

Tengo esta escena...

Busco el punto más luminoso que no quiero que esté quemado. En este caso está en el trapo en segundo plano a la derecha, por la parte superior, con el modo de medición en puntual apuntando a esa parte y atendiendo al exposímetro, llevo la exposición al límite que ya conozco y obtengo esta imagen con este histograma...

Derecheo del histograma

Si hubiese hecho caso sólo de lo que me indica el exposímetro como correcto habría obtenido esto...

Sin derecheo

Compara...

Comparando con y sin derecheo

Puede parecerte una imagen sobreexpuesta, si nos fiamos del histograma (que no nos engaña) vemos que no es así, lo que pasa es que al tener mucha información lumínica y acumularse en la zona de los tonos claros, que es la parte derecha, la vemos demasiado luminosa. Pero te recuerdo que nos queda el último paso, que es revelarla en nuestro programa de edición. Para ello llevamos los ajustes a lo que nos parezca correcto (ya haré un curso sobre edición) y obtenemos una foto terminada y perfectamente expuesta:
 Foto editada después del derecheo

Este tipo de forma de medir la luz y de exponer lo uso en absolutamente todos los casos, a pesar de lo que mucha gente dice de que no es aplicable siempre. Lo único que pasa es que hay que tener en cuenta ciertas cosas, por poner un ejemplo, si es una fotografía nocturna no me vale de nada acumular la información a la derecha, puesto que me saldrían tiempos de exposición larguísimos con el consiguiente ruido por acumulación de calor en el sensor (eso es para otro curso más avanzado ;) ), así que no me merecería la pena, lo que sí haría es procurar que la información tocase el lado derecho y cubriese todo el ancho del histograma.

Si se te ocurre alguna situación en la que creas que no puedes usar este sistema plantéalo en los comentarios y lo discutimos ;)

Una última cosa...

Este método no es nuevo, ni mucho menos, ni lo inventó Mellado. Realmente su "inventor" o "descubridor" o como queráis llamarle es (al parecer) Ansel Adams, un gran fotógrafo paisajista de la época de las cámaras de fuelle y esas cosas, lo que pasa es que su método se ha adaptado a la fotografía digital.

Si quieres investigar más te recomiendo que busques cosas sobre "El sistema de zonas" de Ansel Adams. Verás que con un poco de práctica se le puede sacar muchísimo más partido a este método de exposición.

Además si eres muy purista puedes llegar a clavar la exposición sin necesidad de ajustarla en el revelado si consegues comprender y controlar el "Sistema de zonas".

Y otra cosilla más, ten en cuenta que aunque dispares en RAW el histograma que te muestra la cámara es el de una versión en jpg (que tiene muchísimos menos niveles) de la imagen que captures. Este es el motivo de que sea posible lo que algunos llaman "recuperación de la información" en el RAW al revelar la foto en un programa de edición. No estás recuperando nada, sino que tienes disponible una cantidad de información que en el histograma y la imagen de la cámara no se te mostraba, puesto que, como te he dicho, los archivos RAW disponen de más bits.

Y ya está...

Me ha quedado un capítulo larguísimo pero espero que haya conseguido explicarme bien y que te haya hecho ver la importancia y gran utilidad de saber manejarte con el histograma, ya que creo que es el modo más fiable de exponer correctamente y de saber de un sólo vistazo lo que hemos hecho. En cualquier caso, si te ha quedado alguna duda, piensas que me debo extender más sobre algo o no estás de acuerdo con algún punto, te espero en los comentarios.

Si no, mejor deja de leer tanto este blog (o cualquier otro) y ponte a leer histogramas de las fantásticas fotos que seguro que ya estás haciendo ;)


5 comentarios:

  1. Mi nikon D5200 no ofrece histograma en live view, así que no puedo usar este método :(. Pero aún así hasta ahora en el curso me han quedado claras muchas cosas, y usando la reciprocidad y el exposímetro ya me salen fotos estupendas (soy un principiante absoluto). Gracias por el curso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que este curso te esté sirviendo de ayuda. En breve publicaré el siguiente capítulo, espero que te resulte interesante y útil. En cuanto a lo del live view, tampoco es necesario, de hecho yo casi nunca lo uso, lo que hago es medir según el exposímetro teniendo en cuenta el derecheo y después comprobar el histograma de la foto para hacer las correcciones necesarias en la siguiente. Seguro que tu cámara tiene una opción de mostrar el histograma de cualquier foto que hayas tomado, pruébalo. Muchas gracias por pasarte y comentar y ahora a seguir foteando ;)

      Eliminar
  2. Que excelente forma de explicar. Te sigo e intento trasnmitirle todo a mis propios alumnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegra mucho que te esté siendo útil y que te guste el blog! Acuérdate de decirle a tus alumnos dónde pueden consultar la información ;)

      Eliminar
    2. Muchas gracias! Me alegra mucho que te esté siendo útil y que te guste el blog! Acuérdate de decirle a tus alumnos dónde pueden consultar la información ;)

      Eliminar

Gracias por comentar, si requiere de respuesta lo haré en el mínimo tiempo posible. Ahora, a seguir haciendo fotos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...