23 de diciembre de 2015

Curso de Fotografía - 21. Formatos "Raw" y JPG

Curso Foto - 21 - Formatos "Raw" y JPG


En este Curso Básico de Fotografía ya hemos visto gran parte de lo que inicialmente cualquiera que se adentre (y avance) en este mundo fotográfico necesitaría saber, pero no te equivoques, hay muchísimo más, esto es sólo el principio. Ya conocemos las técnicas básicas, el equipo, muchos conceptos... esta vez vamos a ver algo del final del proceso de fotografiar, vamos a conocer las diferencias, ventajas y desventajas de los dos formatos de imagen más usados en Fotografía el "formato" RAW y el formato JPG.

Así podremos decidir cuál de ellos preferimos usar, aunque ya te adelanto que para mi el RAW gana por goleada. Voy a describirte ambos, te voy a contar sus características y después daré mi opinión y el porqué de que yo siempre que puedo, en mi cámara, me quedo con el RAW y dejo el JPG para otras cosas. Pulsa en "seguir leyendo" si te interesa...



¿Qué es eso de formato de archivo?


Es la manera en la que está "empaquetada" la información. Según su tipo (o formato) podrá ser "traducida" por una serie de programas informáticos para que sea mostrada adecuadamente.

NO confundas "formato" (tipo de archivo) con "formatear" (borrar todos los datos) O_O!!

Puedes identificar el formato de un archivo por su extensión, que es el código que viene después del punto cuando lo miras en tu ordenador antes de abrirlo. Si abres una carpeta de tu equipo y te fijas en el nombre de cualquier archivo, se mostrará algo así...

Curso Foto - Raw y JPG - extensión de archivo
Sí, soy Diseñador Gráfico y uso Windows... ¿algún problema? ;)


En caso de que no veas lo del ".jpg" (o lo que sea) es porque tienes ocultas las extensiones. Para poder ver el tipo de archivo tendrás que pulsar con el botón secundario del ratón sobre el archivo y seleccionar "Propiedades" (en pc) o "Obtener información" (en mac).

Hay muchos tipos de formatos de archivo, están los formatos de imagen (que son los que nos interesan como .jpg .gif .png), de texto (.txt .doc .otf), de audio (.mp3 .wav), de vídeo (.mov .mp4) y otros muchos, más específicos. Seguro que conoces y has usado unos cuantos.

Normalmente no puedes abrir un archivo de audio con un programa para editar texto, necesitarías un reproductor, aunque hay programas que pueden abrir muchos tipos de archivo y otros que están muy limitados en ese aspecto.

Los que nos ocupan hoy son los formatos de imagen. En fotografía, actualmente, hay dos formatos principalmente usados: el JPG y el "formato" RAW. Vamos a verlos...


Formato de archivo JPG


Es un formato de imagen que casi seguro que ya conoces porque lleva con nosotros muchísimo tiempo. Habrás compartido cientos, sino miles, de imágenes en formato JPG por las redes sociales y la gran mayoría de imágenes que decoran las páginas webs y blogs son de este tipo (o .gif o .png, pero esos ahora no nos interesan).

Es universal, puede ser abierto por casi cualquier programa, de hecho se puede abrir hasta con un editor de texto e incluso transformarlo con el mismo. No hacen falta programas especializados para manejarlo y modificarlo.

Suele ocupar muy poco espacio en nuestros discos duros porque es un tipo de archivo que comprime la información, por ejemplo con una cámara de 16 megapíxeles (de la que se pueden obtener unos 16 megas de información en imagen) podemos generar un JPG de unos 2 ó 3 megas. Lógicamente eso también es una desventaja, porque es sinónimo de que se ha desechado mucha información de la recogida por el sensor. De hecho, en realidad el JPG de nuestras cámaras es el RAW procesado (sí, procesado, a ver si se enteran los puristas ;) ) y comprimido de forma automática.

Sale terminado de la cámara, es decir, al llevar ya un procesado, no debería necesitar ajustes posteriores, lo cual está muy bien para compartirlo inmediatamente en nuestro facebook y presumir de foto chula... peeero si en la toma te has equivocado en algo y necesitas ajustarlo o quieres hacerle algún efecto o aplicarle algún filtro posterior y lo procesas o retocas en tu programa de edición favorito, tendrás muy poco margen de cambio porque la imagen empezará a deteriorarse muy pronto. Eso ocurre, como ya te he dicho antes, por ser un archivo que ya ha desechado parte de la información y cualquier cambio implica destruir más datos o inventárselos.

Es además un tipo de imagen con muy poca profundidad de color en comparación con otros, concretamente 8 bits por canal. Todas las imágenes están formadas por 3 canales de color... RGB o lo que es lo mismo... Red, Green, Blue... lo que significa Rojo, Verde, Azul... (que al mezclarlos nos dan el resto de colores), pues los archivos en JPG sólo pueden reproducir 256 (2 elevado a 8) tonos diferentes por cada canal. O lo que es lo mismo 256 x 256 x 256 = unos 16 millones de tonos. Que pueden parecerte muchos, pero ya verás la diferencia cuando hablemos del "formato" RAW.

En resumen:
  • Es universal.
  • Ocupa poco espacio.
  • Desecha información.
  • Sale terminado de la cámara.
  • Tienes poco margen en la edición.
  • Reproduce pocos tonos (aunque te parezcan muchos).
Ahora vamos a ver el "formato" RAW...


Formato de archivo RAW


Es un "formato" exclusivo de fotografía (y en mi opinión el mejor para ella). Seguro que te has dado cuenta de que cada vez que me refería a este "formato" de archivo lo ponía entrecomillado... eres la leche de observador ;) ... eso es porque NO es un formato propiamente dicho. El RAW engloba a varios formatos de archivo, ya que cada marca de cámaras tiene su propio RAW, para darte cuenta sólo tienes que fijarte en la extensión de cada RAW de cada fabricante...
  • En canon es .cr2
  • En Nikon es .nef
  • En Pentax es .ptx
  • En Sony es .srf
  • En Fuji es .raf
  • Etc.
Existe también un formato abierto y que no tiene propietario, es el .dng, cualquier RAW se puede convertir a DNG con el programa adecuado.

Para poder abrirlo y editarlo necesitas de programas especializados, como Adobe Lightroom, Camera Raw, Digital Photo Professional, etc. Que son programas de edición y retoque de fotografías.

Ocupa mucho espacio porque contiene la información capturada por nuestro sensor en bruto, no hay ningún tipo de compresión. Para que te hagas una idea, una cámara de 16 megapíxeles generará archivos RAW de alrededor de 16 megas. No hay procesado, no hay conversión, no hay pérdida de información (aunque eso no es completamente cierto, como podemos leer en esta entrada de Fuji-Xperience).

Es un archivo sin terminar, al ser información en bruto (sin procesar y sin comprimir), hay parámetros que no están fijados, como son la saturación, el contraste, el balance de blancos, nitidez, etc. Por lo que necesita ser procesado y editado en uno de los programas que te he mencionado antes (o alguno similar). Así que nos dará algo más de trabajo que el JPG en ese sentido. Peeeeero precisamente eso también es una ventaja, ya que, al no haber desechado nada de información, tenemos mucho margen de cambio. Podremos ajustar, aplicar filtros o modificarlo sin deteriorar la imagen (siempre que no nos pasemos, claro, que tampoco se pueden hacer milagros).

Tiene muchísima más profundidad de color que nuestro amigo el JPG, concretamente 16 bits por canal, es decir 65.536 tonos diferentes por canal (te recuerdo que el JPG tenía 256) o lo que es lo mismo... 65.536 x 65.536 x 65.536 = una jartá de colores... bueno venga lo miro en la calculadora... 281.474.976.710.656 ... puff... ¡¡no sé ni cómo se dice ese número!!

En resumen:
  • Es especializado.
  • Ocupa mucho espacio.
  • No desecha información.
  • Hay que editarlo para terminarlo.
  • Tienes mucho margen en la edición.
  • Reproduce mogollón de tonos.


Te olvidas del TIFF...


No, no me he olvidado, pero es que es un formato de archivo que cada vez se usa menos en fotografía. Por si tienes curiosidad, te resumo sus características...

  • Es universal, aunque no tanto como el JPG (de hecho hay muchos programas que no son capaces de manejarlo).
  • Ocupa mucho espacio.
  • No desecha tanta información como el JPG (aunque se puede ajustar para que tenga más o menos compresión)
  • Es un formato terminado (pero hay que convertirlo para poder mostrarlo en internet y redes sociales).
  • Hay cierto margen para la edición.
  • Soporta hasta 16 bits, pero los de las cámaras de fotos tienen 8 bits por canal, o sea que reproduce la misma cantidad de tonos que un JPG pero sin comprimir la información.

Como ves, parece una mezcla de JPG y RAW, aunque en mi opinión, sus desventajas pesan más que las ventajas de usarlo.


Podemos usar uno u otro según nos convenga...


Yo recomiendo hacer fotos siempre en RAW, porque es el que permite mayor calidad final, mayor control sobre el resultado y más margen en la edición. Pero hay quien prefiere usar un formato u otro según la ocasión y hay ocasiones es la que es necesario usar el JPG.

Curso Foto - Raw y JPG - Comparativa


A veces se usa JPG cuando son fotos que no van a transcender (aunque yo  nunca estaría seguro de algo así), por ejemplo en un cumpleaños, una reunión de amigos, o momentos por el estilo. Son situaciones en las que no esperas sacar grandes fotografías y que seguramente querrás subir pronto (o inmediatamente) a las redes sociales sin tener que pasar por el programa de procesado.

Sé también que muchos fotógrafos de prensa y medios de comunicación hacen las fotos en JPG porque necesitan rapidez en los resultados y en las entregas, no tienen tiempo de procesar las fotografías.

O a la hora de hacer un Time-Lapse, la cámara hará cientos o miles de fotografías, tener que procesarlas todas y unirlas en un vídeo estando a mucha resolución y en RAW puede reventar casi cualquier equipo, así que en este caso es preferible tirar del JPG.

Y de todas formas, si no tienes seguridad sobre qué formato usar, no te agobies, habitualmente las cámaras tienen la opción de guardar las fotos en las tarjetas tanto en RAW como en JPG, pero además muchas te permiten guardar dos archivos cada vez que haces una foto, cada uno de ellos en un formato diferente, es decir, puedes configurar tu cámara para que en cada disparo te guarde la foto en formato RAW y en formato JPG.  Claro que esto tiene la desventaja de que llenarás antes las tarjetas de memoria.


Aún así mi elección es casi siempre RAW


Exceptuando los Time-Lapses siempre hago fotos en RAW, no me importa que sean fotos del cumpleaños de uno de mis hijos, una fiesta con los colegas o un paseo por el parque, nunca sé si detrás de esa esquina o en ese abrazo va a suceder la mejor imagen capturada de mi vida, así que quiero la mejor calidad que mi cámara permita, por si acaso.

Por ejemplo, la siguiente foto... quizás no sea la mejor, pero es una de mis preferidas, la hice mientras estaba estrenando un objetivo de 50mm, estaba realizando fotos al azar y mi hija se acercó a mi. La casualidad, disparar en RAW y el procesado crearon una de mis fotografías favoritas...

'Inocencia' de Carlos Larios


Además, seguro que si sueles leer mis entradas ya conoces mi obsesión con el control de los resultados. He repetido varias veces a lo largo del curso y del resto de entradas el hecho de que para hacer el tipo de fotografía que sea que queramos hacer, necesitamos controlar la cámara en modo manual, ya que si no es así estaríamos dejando que los (seguro que inteligentísimos) ingenieros que diseñaron nuestra cámara decidieran por nosotros el aspecto de nuestra foto... y esas personas no están allí, ni ven, ni sienten lo que nosotros. Claro, que disparar en manual, nos da más trabajo... pero nos encanta ;) ... ¿o no?

Con la elección entre RAW o JPG pasa algo parecido. Con el "formato" RAW tenemos una foto sin terminar, un archivo que debemos currarnos un poco para que tenga el aspecto de lo que nosotros veíamos o sentíamos en el momento de hacer la foto. Mientras que con el JPG nuestra foto estaría terminada, lista para compartir en nuestra red social favorita y petar las notificaciones de "me gusta". Peeero si lo que obtenemos con el JPG no es exactamente lo que deseamos y queremos editarlo, la calidad gráfica de la imagen caería en picado con cada cambio, hasta con rotar la foto se perdería detalle.


Independientemente del que elijas, ojo a la calidad de imagen en la cámara...


Antes te he mencionado que muchas cámaras permiten elegir en tre RAW, JPG o los dos a la vez, pero ten cuidado, porque además del formato algunas pueden configurarse para que el archivo tenga más o menos "calidad" o resolución, por ejemplo en una de mis cámaras este es el apartado del menú de opciones que me da la posibilidad de elegir el formato y calidad de archivo...

Curso foto - Raw y Jpg - Calidad de imagen
Con esta opción se crea un RAW de 5184x3456 píxeles y no guarda el JPG


Yo te recomiendo que siempre elijas la mayor calidad posible, independientemente de que te decidas por RAW o JPG, por el mismo motivo que he mencionado antes, nunca se sabe cuándo vas a hacer la foto de tu vida y cuando ocurra querrás tener la mayor calidad de esa imagen.

Exceptuando, de nuevo, los Time-Lapses , si vas a realizar un vídeo HD de 1080p (1920x1080 píxeles) no hace falta que el archivo tenga más de esa misma resolución, a no ser que vayas a efectuar recortes.


Conserva siempre el archivo original


Aunque siempre hagas fotos en RAW y una vez realizados los ajustes, revelados y/o retoques, en algún momento querrás compartir esas fotos en internet, en la redes sociales o llevarlas a imprimir, así que tendrás que convertirlas a TIFF o a JPG o al formato de imagen que sea que admita el medio.

Aún así procura conservar siempre el archivo original sin ajustes de ningún tipo, quizás más adelante quieras cambiar algo del revelado o hayas aprendido una técnica nueva que va que ni pintada con esa foto que hiciste el mes pasado o repentinamente no te guste la edición que aplicaste en su momento.

De hecho mi auténtica recomendación es que guardes varias copias de seguridad de todas tus fotos, las originales y las reveladas. Todas ellas separadas físicamente si es posible. En mi caso tengo 3 copias de seguridad, tengo todas mis fotos en mi equipo, pero también en un disco duro externo en mi cajón, en otro disco externo en mi oficina y otra copia más en el equipo de la oficina... ¿te he comentado alguna vez que soy un poco maniático?... Pues algún susto me he llevado alguna vez pero por suerte solucionable gracias a esas 3 maniáticas copias de seguridad :)


Y fin... por el momento...


No te lo vas a creer, pero acabas de llegar al último capítulo (por el momento) de este Curso Básico de Fotografía, porque el siguiente es un resumen de todo lo que hemos visto. Así que... ¡Enhorabuena!!...


Curso foto - Raw y Jpg - Hasta la próxima


Como ya te he dicho alguna vez, para cualquier duda que te surja, para cualquier cosa con la que no estés de acuerdo, para cualquier tema que quieras profundizar o completar, para lo que te apetezca comentar o preguntar, estoy siempre disponible para ti en los comentarios, en el formulario de contacto y en mi email, así que no te cortes ;)

Y, por cierto, ya estás tardando en el elegir el formato de archivo que más te convenga para irte a hacer unas cuantas buenas fotos ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar, si requiere de respuesta lo haré en el mínimo tiempo posible. Ahora, a seguir haciendo fotos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...