Curso gratuito de Lightroom - 04. Ajustes y preferencias

abril 05, 2018

Curso gratuito de Lightroom - 04. Ajustes y preferencias


Vamos a por el cuarto capítulo de este Curso gratuito de Lightroom, hoy realizaremos algunos ajustes y configuraremos algunas opciones que nos van facilitar y van a hacer más fluido el trabajo posterior con este programa.

En este capítulo aún no empezaremos a trabajar con las fotos, vamos a preparar el terreno configurando algunos aspectos y opciones del programa.

Varias de las cosas que podríamos configurar ya las vimos en el capítulo anterior, pero esas afectaban a la personalización, las que veremos hoy afectan al funcionamiento de Lightroom.

Pensarás... "Ojú, cuatro capítulos y aún no hemos tocado nuestras fotografías"... 😅

Yo también tengo ganas de que nos metamos en faena, pero supongo que entiendes que tanto la introducción, en la que te contaba cómo iba a ser el curso; el capítulo en el que te explicaba la manera en que funciona Lightroom; como el de la semana pasada, en el que conocíamos la interfaz; eran necesarios para empezar con buen pie y no perdernos en este programa o que todo nos sonara a chino.



Qué vamos a ver hoy

El capítulo de hoy es tan importante como los anteriores, pues vamos a realizar algunos ajustes en el programa que después nos facilitarán el trabajo.

Es posible que sea un artículo aburridillo, así que voy a tratar de hacerlo lo más ligerito posible. No me voy a pone a contar chistes, tampoco es que sea muy bueno contándolos, pero ya sabes que intento que no te me duermas encima del teclado.

Me entretendré un poco en explicarte ciertas cosas en más detalle pero no perderé mucho el tiempo con asuntos que no sean importantes.

Cosas como el comportamiento al importar, opciones que afectarán al rendimiento, copia de seguridad del catálogo, cómo administra las fotos que son JPG+RAW o si se guardan automáticamente datos en el archivo sidecar, son algunos de los ajustes que tocaremos.

Lo ideal supongo que sería que tengas abierto este artículo en un móvil o tablet o pantalla secundaria (algún día hablaré de lo maravilloso que es trabajar en un ordenador con dos pantallas), mientras que en el ordenador (o en otro monitor) tengas Lightroom funcionando y vayas mirando los menús y opciones que te voy explicando, en algunos casos tendrás que decidir tú si marcar una opción u otra, dependiendo de cómo prefieras trabajar o en función del equipo que tengas.



Vamos al lío...

Abrimos Lightroom... sí, esto es como el típico consejo para empezar a hacer fotos... "Quitamos la tapa del objetivo"... no disimules, que seguro que te ha pasado.

Primero nos dirigimos a la barra superior de herramientas, ya sabes, esa en la que pone "Archivo", "Editar", etc.

Curso gratuito de Lightroom - 04. Ajustes y configuración


Vamos a "Editar / Preferencias...", aunque si prefieres hacerlo con el atajo de teclado sería "CTRL+,".

Se nos abre una pantalla emergente con varias pestañas y un montón de opciones en cada una de ellas, voy a ir una a una, pero sólo parando en las opciones que nos interesen, porque la gran mayoría están bien como vienen por defecto y es muy probable que nunca lleguemos a necesitar cambiarlas.

Curso gratuito de Lightroom - Preferencias

Sólo te voy a hablar de las pestañas y opciones que sean relativamente importantes, si una opción no la menciono pero quieres saber algo más de ella puedes preguntar en los comentarios de este artículo.

Le damos a la primera pestaña, la que se llama "Generales".



Pestaña "Generales"

La primera parada la hacemos en "Catálogo por defecto" y nos aseguramos que la opción marcada en el desplegable es "Catálogo más reciente".

Así cada vez que abramos Lightroom se nos abrirá con el último catálogo de fotografías en el que hayamos estado trabajando... en el próximo capítulo explicaré qué es exactamente eso de los catálogos, aunque ya hablé un poco de ellos en el capítulo 2.

Seguimos un poco más abajo, con la parte que pone "Opciones de importación"...


"Mostrar cuadro de diálogo de importación cuando se detecta una tarjeta de memoria"

Con este título tan descriptivo se encuentra una de la opciones que vienen marcadas por defecto y que a mi me resultan un auténtico coñazo.

Si está activada, cada vez que conectemos un dispositivo como una tarjeta de memoria o un pendrive, se nos abrirá una ventana que nos pregunta si queremos importar las imágenes a Lightroom, aunque no tengamos abierto el programa.

No sé tú, pero yo no siempre quiero trabajar con las imágenes (no sólo fotos) en Lightroom y me resulta molesto que esta ventana salte cada vez que pongo una tarjeta o similar en el lector. Por eso yo prefiero tener esa casilla desactivada.


"Seleccione la colección "Importación actual/anterior" durante la importación"

Si la marcamos, cada vez que comience una importación de fotografías a Lightroom nos abrirá una colección que se llama "Importación actual", que se crea automáticamente con las últimas fotografías que hayamos incorporado al programa. Yo la tengo desactivada.

Por cierto, lo de las colecciones te lo mencioné en el capítulo 2, pero volveremos a ello más adelante en el curso.


"Tratar los archivos JPEG junto a archivos RAW como fotografías independientes"

Esta opción sólo es útil si eres de los que hacen fotos con la opción en la cámara de "RAW+JPG" (o como sea que se llame en tu modelo de cámara).

Actívala si quieres que el programa te trate ambos archivos por separado, así tendrías siempre dos imágenes iguales en Lightroom, una sería la de formato JPG y otra la de RAW o déjala desactivada si quieres que Lightroom maneje el RAW+JPG como si de un sólo archivo se tratase.


El resto de opciones de esta pestaña me parecen irrelevantes, así que saltamos a la siguiente interesante...



Pestaña "Ajustes preestablecidos"

Aquí sólo veo importante la parte de "Ubicación".

La opción que pone "Almacenar ajustes preestablecidos con este catálogo". Si la marcamos le estamos diciendo a Lightroom que los ajustes del programa se guarden en la carpeta donde se guardan los archivos que hacen funcionar al catálogo.

Junto a esta opción puedes ver un botón en el que pone "Mostrar carpeta Ajustes preestablecidos de Lightroom...". Si lo pulsas te abrirá dicha carpeta en el explorador de archivos del ordenador, es bueno conocer su ubicación o al menos recordar cómo llegar a ella a través de esta opción.

Cuando lleguemos al capítulo sobre copias de seguridad o al que pretendo incluir sobre usar Lightroom en varios ordenadores, esta opción será relativamente importante tenerla marcada.

Nos saltamos las pestañas "Edición externa", "Administración de archivos" e "Interfaz", nos paramos en la siguiente...



Pestaña "Rendimiento"

Aquí podemos realizar algunos ajustes que pueden hacer que Lightroom vaya más fluido.

Es interesante activar "Usar procesador gráfico" para que el programa tire de la tarjeta gráfica a la hora de trabajar, pero no es imprescindible. Actívalo y olvídate de él porque Lightroom lo desactivará de forma automática si tu tarjeta no es compatible o da problemas.

Por otra parte en las dos casillas donde pone "Tamaño máximo" puedes aumentar la cifra dependiendo de la memoria RAM de tu equipo, de hecho hasta el límite de lo que tengas instalado (pero no es recomendable subirlo tanto), pero si la desconoces o te suena a chino lo que te estoy diciendo déjalo como te venga por defecto... vaya a ser que explote o algo 😜.

Donde pone "Ajustes de generación de previsualización", activa la casilla de "Generar previsualizaciones en paralelo", esto hará que se generen las vistas previas de las fotos a la vez que se están realizando otras tareas. Ya sabes, Lightroom no trabaja con los archivos originales, sino con lo que yo llamo "imágenes espejo", esas son las previsualizaciones a las que se refiere esta casilla.

Es interesante el botón "Optimizar catálogo", pero no lo usaremos por el momento. Sirve para que si en un futuro notamos que Lightroom no va tan fino como al principio, accedamos a él y nos intenta mejorar el funcionamiento y fluidez del programa.

De la pestaña "Lightroom Sincronizar" pasamos, en ella vienen los datos de nuestra cuenta y algunas opciones más de las que hablaremos en algún momento más adelante, ahora no son importantes.

Y de la pestaña "Red" nos olvidamos, porque la verdad, no se usar los servidores proxy y similares... si alguien nos ilustra sobre eso en los comentarios, bienvenido sea.

Lo que sí vamos a hacer es, en la pestaña "Rendimiento", pulsar "Ir a ajustes del catálogo".



Ajustes del catálogo

Si no accedemos desde el botón que te he mencionado, también podemos llegar a través del menú "Editar / Ajustes del catálogo..." o a través de la combinación de teclas "CTRL+ALT+,".

Curso gratuito de Lightroom - 04. Ajustes de catálogo

Después de usar cualquiera de las formas de llegar a estos ajustes, se nos abrirá una nueva ventana emergente con tres pestañas y varias opciones, vamos a ver algunas de ellas...


Empezamos por la pestaña "Generales".

La parte donde pone "Información" nos vendrá muy bien para cuando expliquemos el tema de las copias de seguridad.

La "Ubicación", es donde se guardan los archivos del catálogo y ajustes de Lightroom, podemos verla en el explorador de archivos del ordenador pulsando en el botón "Mostrar".

En el próximo capítulo, en el que aprenderemos a importar las fotografías, seguramente cambiaremos dicha ubicación, por el momento con saber que está ahí nos vale.

Lo importante, para el capítulo de hoy, de esta pestaña es la parte donde pone "Copia de seguridad". Creo que deberían haberle puesto otro nombre o quizás uno más descriptivo, porque da lugar a equivocaciones.

Hay quien cree que esa copia de seguridad a la que se refiere es la copia de nuestras fotografías y que si hubiese algún fallo podríamos recuperarlas gracias a ello pero NO. La copia a la que se refiere es a los ajustes y previsualizaciones. 

Repito: NO hace una copia de nuestras fotos, hace una copia de nuestros AJUSTES y PREVISUALIZACIONES.

Es muy importante que lo tengas en cuenta. Ya dedicaré un capítulo entero a las copias de seguridad de nuestras fotos. Aún así sigue siendo una opción interesante pues es útil, casi necesario, utilizar esta opción cada cierto tiempo.

Si pulsamos en el desplegable nos aparecen varias opciones de frecuencia para hacer la copia:
  • Nunca
  • Una vez al mes, al salir de Lightroom
  • Una vez a la semana, al salir de Lightroom
  • Una vez al día, al salir de Lightroom
  • Cada vez que salga de Lightroom
  • Cuando salga de Lightroom la próxima vez.
La opción que elijas opino que debe depender de lo a menudo que uses este programa, aunque en la mayoría de los casos una frecuencia adecuada es "Una vez a la semana, al salir de Lightroom", pero si usas Lightroom muy, muy poco, puedes ponerlo en una vez al mes.

Lo que no recomiendo nunca es ponerlo en "nunca", válgame la redundacia. Porque siempre es bueno no tener que hacer esta copia manualmente.

De todas formas, cuando cerramos Lightroom nos aparecerá una ventana emergente que nos preguntará si queremos o no hacer dicha copia, así que si por lo que sea, el día que nos lo propone no nos viene bien, la cancelamos y ya nos lo propondrá a la próxima que usemos el programa.


Pestaña "Administración de archivos"

Dentro de esta pestaña podremos hacer que las previsualizaciones con las que Lightroom trabaja se carguen más o menos rápido y que tengan más o menos calidad, entre otras cosas.

Lo que elijamos dependerá de lo potente que sea nuestro ordenador o de la paciencia que tengamos.

En "Tamaño de previsualización estándar", podemos dejarlo con la opción marcada como "Automático", pero si nuestro ordenador es potente, puedes aumentar el tamaño al máximo. Al contrario si tu equipo no tira mucho, en ese caso puedes bajar ese tamaño.

La diferencia estará en que si pones el tamaño de previsualización más grande, cuando hagas zoom en la foto, tardará menos tiempo en cargar la imagen.

Pero lo malo es que la carpeta donde se guardan las previsualizaciones aumentará y ocupará más espacio en tu disco duro... de ti depende si eso es o no un problema.

En aso de duda, déjalo en "Automático".

En cuanto a la "Calidad de previsualización", soy de la opinión de que se ponga en "Alta", porque quiero ver la foto a la máxima calidad posible cuando trabaje con la foto que sea, independientemente de lo que tarde en cargarme.

En la opción "Descartar automáticamente previsualizaciones 1:1", yo la tengo puesta en "Nunca". Este ajuste lo que hace es que borra las previsualizaciones 1:1 de las fotos que no hayamos tratado, pasado el tiempo que marquemos.

Las previsualizaciones 1:1 son las vistas previas o imágenes espejo que se crean (si así lo decidimos) al importar las fotografías al programa. Son del mismo tamaño en píxeles que las fotos originales, por lo que ocupan bastante espacio, por eso Lightroom nos propone borrar cada cierto tiempo las que no usemos.

No es un problema, pues se generarán de nuevo si abrimos cualquier fotografía que no la tenga, pero a mi me resulta molesto el rato (realmente unos segundos como mucho) que tengo que esperar a que la previsualización se genere, por eso lo tengo puesto en "Nunca", pero mucha gente lo configura en "Después de 30 días".

Supongo que dependerá de la cantidad de fotos que tenga tu catálogo, cuantas más fotografías tengas más ocupará el conjunto de previsualizaciones 1:1. Para mí eso no supone un problema.

Decide ahora o cámbialo más adelante, cuando vayas usando y familiarizándote con el programa.

Por el momento seguimos, vamos a la siguiente pestaña...



Pestaña "Metadatos"

Aquí hay una opción que considero bastante importante, es la casilla en la que pone "Escribir cambios automáticamente en XMP".

Te recomiendo que la marques, reducirá un pelín la velocidad con la que trabaja Lightroom con la edición de fotografías si tu ordenador es antiguo o no es muy potente, pero será inapreciable si tienes un equipo medianamente decente.

En el capítulo anterior te hable del "archivo sidecar", que básicamente es un documento que contiene toda la información de lo que le hacemos a una foto en Lightroom.

Curso gratuito de Lightroom - archivo sidecar XMP

Pues ese "XMP" es el archivo sidecar.

Con esta opción decidimos si los cambios se guardan automáticamente en el archivo sidecar (muy recomendable) o si los cambios los incluimos en el archivo sidecar manualmente (nada recomendable, porque nos tenemos que acordar de hacerlo cada cierto tiempo, algo parecido al "Guardar" de otros programas, pero no tan crítico.

Así que, hazme caso, marca esa opción, que como te parezcas remotamente a mí fijo que se te olvida guardar los cambios y es necesario para hacer bien cosas como las copias de seguridad, reinstalar el programa, usar las fotos en ordenadores distintos, etc.

Las demás opciones de esta pestaña no tienen demasiada importancia, quizás una que puede resultarte interesante es la de "Detección de caras"...

Lightroom puede detectar los rostros de las personas en las fotos, tú le puedes ir diciendo quién es quién las primeras veces y, como es tela de listo, va aprendiendo, hasta que llega a reconocer y etiquetar correctamente los nombres de las personas que aparecen en las fotografías.

Lo malo es que puede ralentizar el funcionamiento del programa.

Yo lo tengo desactivado porque no uso la detección de caras, pero en tu caso deberás decidir.

Seguimos...



Realizar Copia de seguridad del catálogo

Ya hemos terminado de configurar las opciones que me parecen importantes para empezar a trabajar con Lightroom ¿a que no ha sido tan pesado?, pero antes de terminar nos queda una última cosa.

Al darle a cerrar el programa posiblemente nos aparecerá la ventana emergente de copias de seguridad que antes te mencioné.

Curso gratuito de Lightroom - Copia seguridad del catálogo

En las últimas versiones del programa han incluido un mensaje avisando de lo que te decía sobre que no se realiza una copia de seguridad de las fotografías sino sólo del catálogo (ajustes y previsualizaciones).

En esta ventana podríamos volver a elegir la frecuencia con que nos pregunte, pero también podemos aprovechar para decirle a Lightroom dónde queremos que nos guarde estas copias.

De hecho, te recomiendo que guardes estos "backups" en un lugar diferente de donde tengas el catálogo de fotos o las propias fotos originales.

Para ello, pulsa el botón "Elegir" y pues eso... que elijas el lugar donde deseas que se guarde la copia de seguridad del catálogo, pero que sea un sitio del que después te acuerdes, no te vaya a pasar lo típico de... "voy a guardar esto aquí que es súperseguroqetecagas, que así no se me pierde..." y pasado un tiempo no tienes ni idea de cuál era ese lugar súperseguroquetecagas... (sí, a mi me ha pasado).

Después de eso, te recomiendo que tengas marcadas las dos casillas que pueden marcarse.

La primera activa una comprobación del catálogo para asegurarse de que no hay nada raro y la segunda te hace una optimización para que todo vaya más fluido, ¿recuerdas que lo he mencionado antes donde hablábamos de la pestaña "Rendimiento"? Pues eso, que ahora sí nos viene bien usarla.

Para terminar ya puedes darle a alguno de los botones que hay, según lo que quieras hacer...

"Omitir hasta la próxima semana"
Cancelará esta copia y optimización y no te lo volverá a preguntar hasta la próxima vez que toque.


"Copia de seguridad"
Hará la copia y optimización que esté programada.


"Omitir en esta ocasión"
Cancelará esta copia y optimización, pero la próxima vez que vayas a salir de Lightroom te volverá a preguntar.



Y ya hemos terminado por hoy...

Creo que quizás ha quedado una entrada más larga de lo que me hubiera gustado (para mí que me ha pasado con los cuatro capítulos que llevamos), pero también pienso que era necesario.

He tratado de no enrollarme innecesariamente porque sé que este tipo de capítulos es aburrido.

Sólo te he hablado de las pestañas, opciones y ajustes que veía relativamente importantes, pero si hay alguna cosa que no haya mencionado pero sobre la que quieres saber algo, no te cortes y pregunta en los comentarios.

Lo bueno es que en el próximo ¡por fin! realizaremos una importación de fotografías para empezar a trabajar con ellas.

Explicaré tres maneras de importarlas, bueno, la manera es siempre la misma más o menos, pero hay ciertas opciones que cambiarán según sea una importación desde cero o una importación para reorganizar el catálogo que ya teníamos o "simplemente" para añadir fotos a nuestro archivo ya existente de fotografías sin que nada cambie...

Lo único malo es que no estoy seguro de si lo podré explicar todo en un sólo artículo o necesitaré dividirlo... Bueno, ya lo veremos, al menos creo que ya te ha picado la curiosidad para leer el siguiente (o eso espero).

Como siempre, espero que comentes si hay algún detalle que no te ha quedado claro, si quieres que explique alguna cosa en más profundidad, si has visto que me he equivocado en algo o que me ha faltado o que me ha sobrado... o que sé yo... si quieres contarme qué has desayunado o hacerme una sugerencia, lo que sea... bueno... insultos no por favor.

También como siempre, si te ha resultado útil e interesante lo que has leído sería de agradecer que lo compartieras en tus redes sociales, así mi trabajo llega a más gente con tu ayuda.

Lo dicho, te espero en los comentarios o ya nos leemos en la próxima entrada.

Gracias por estar ahí, te deseo buena luz 😉.



Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

0 comentarios

Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, no te cortes...

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.