La creatividad o el moderno Prometeo

abril 10, 2018

La creatividad o el moderno Prometeo

Vamos a hablar de otra de esas habilidades casi místicas de los artistas. La creatividad, la capacidad de crear de la nada algo nuevo, aunque yo creo que se trata más bien de unir partes de elementos ya existentes para formar algo diferente... también creo que no tiene nada de místico... ¿me acompañas y lo hablamos?

Eso de la creatividad es otra de esas capacidades (supuestamente) innatas, que (supuestamente) todos los artistas traen de fábrica en mayor medida al resto de los mortales y que (supuestamente también) o la tienes o no la tienes, sin poder hacer nada para controlarlo.

Si has leído dos de las anteriores entradas en las que me disperso sobre la inspiración y la visión, te habrás dado ya cuenta de que creo firmemente que el artista (fotógrafo, pintor, escritor...) no nace, se hace. Quizás (sólo quizás) haya ciertas características innatas que nos facilitan el camino, pero que no nos hacen ser lo que somos ni nos proporcionan por combustión espontánea habilidades extraordinarias.

Toda vocación, toda profesión, toda habilidad, necesita de un largo trayecto que hay que recorrer para desarrollarla, con esfuerzo, tropezando y levantándose una y otra vez, porque si tiras por atajos te acabas perdiendo y sin poder seguir avanzando.

Con estas últimas entradas sobre opinión en mi blog me estoy dando mala publicidad y quitándole misticismo a mi profesión y a mi afición, porque según lo que vengo defendiendo... cualquiera puede llegar a adquirir todas las habilidades propias de un artista o fotógrafo o diseñador o lo que sea... e incluso llegar a destacar... pues va a ser que sí.

Ya me estoy dispersando demasiado, voy a centrarme y vamos a lo que vamos...

Verás que para mi (y para otros muchos) la creatividad sí que es innata, pero en todo el mundo por igual.

No es exclusiva de artistas, lo que pasa es que la sociedad, la educación y otros factores se encargan de ir atrofiándola en muchos de nosotros. Pero no está todo perdido ya que sí que se puede desarrollar.

Se supone que la creatividad es un habilidad que algunos, que sólo algunos, traen de fábrica y que les permite realizar obras de calidad y originales... no me lo trago, como tampoco creo que se trate exactamente de crear de la nada y menos aún que sea algo exclusivo de unos pocos.



¿Qué es la creatividad?

Vamos a buscar una definición más o menos oficial, o al menos, popularmente aceptada. Según lo que nos cuentan en la Wikipedia...

"La creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, o nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. La creatividad es sinónimo del "pensamiento original", la "imaginación constructiva", el "pensamiento divergente" o el "pensamiento creativo"[...]

La definición es mucho más larga y el resto del artículo de la wikipedia es bastante interesante, por lo que te recomiendo su lectura. Pero mientras tanto, quédate en el mío y ya después, si eso, te lees el otro que es un poco más aburrido 😉...

En esa definición de la Wikipedia, hay expresiones con las que estoy de acuerdo como: "nuevas asociaciones", "imaginación constructiva" o "pensamiento divergente"... pero también algo con lo que no lo estoy... no creo que se puedan generar nuevas ideas (a secas).

La ciencia, la tecnología, el arte, esas disciplinas que van avanzando, creciendo y que necesitan mucho de creatividad, no tienen momentos de "algo realmente nuevo y nunca visto".

Cada revolución ha sido la consecuencia de la unión y/o el desarrollo de todo lo anterior y/o de incorporar conceptos, ideas, elementos de esa u otras disciplinas y en la mayoría de ocasiones es el resultado de un esfuerzo conjunto.

Cuando surge una supuesta idea (aparentemente) nueva es porque su desarrollo no ha sido visible para la mayoría del público, pero ten por seguro que lo ha habido. Una feliz, original y creativa peli de Pixar no consta de una sola idea feliz de un único artista feliz (qué bonito eso de la felicidad). Es un proceso larguísimo en el que intervienen muchas ideas buenas, muchas malas, mucha gente y mucho trabajo... más del que imaginamos, bueno, échale un vistazo a los créditos de cualquier película.

Y eso es extrapolable a otras disciplinas, científicas o artísticas. La Fotografía tiene mucho de arte y también mucho de ciencia, así que es doblemente aplicable.

Eso de la "idea feliz" muy raramente existe...
Fotograma de la película 'Regreso al futuro'
Lo de tropezar y golpearse con el wc en la cabeza e inventar el condensador de fluzo lo dejamos para las pelis futuristas ;)

Estoy convencido de que la creatividad es la capacidad de generar nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos.

Vamos, que no es ningún "don" ni poder especial.

Para mí, es un habilidad entrenada y desarrollada que consiste en juntar cosas vistas o vividas y transformarlas en algo nuevo... o mejor dicho, en algo diferente.

Quizás sea una de esas habilidades innatas, pero estoy seguro de que está presente en todo el mundo, después vuelvo a esto, pero por el momento te podría preguntar si conoces a algún niño que no sea creativo.



La ley de la conservación de la energía

¿Conoces la frase "La energía no se crea ni se destruye, se transforma"?

Pues es lo mismo con el Diseño, la Ilustración, la Fotografía, la Ciencia y lo que sea que necesite echar mano de la creatividad. Nada se crea de la nada, cualquier cosa nueva es en realidad la unión de partes de otras existentes. La creatividad es el Frankenstein, el moderno Prometeo, del arte. Un ser formado por trozos de otros seres, que se convierte en una nueva forma de existencia.

Un buen ejemplo de fotógrafo considerado como muy creativo, que además va muy bien para la frase es Chema Madoz.

Su obra está plagada de uniones de cosas diferentes entre sí, está llena de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, para "crear" algo nuevo.
Fotografía de Chema Madoz
Para alimentar eso que llamamos "creatividad" tenemos que hacernos preguntas, muchas preguntas y buscar las respuestas. En algún punto escondido cerca de las buenas y malas cuestiones, en medio de las buenas y malas respuestas, se encuentran las obras creativas...

¿Qué más se puede hacer con esto?

¿Para qué más podemos usarlo?

¿De qué maneras podríamos llegar a esto?

¿Cómo juntamos esto y esto otro?

Ese tipo de preguntas (y otras muchas), sumadas a la observación, la retención, la asociación y el juego, nos pueden llevar a las respuestas creativas.

No dar nada por sentado, fiarnos de nuestro criterio o al menos ver a dónde nos lleva, la constancia en el trabajo, salir de las zonas de confort... hay muchos caminos para llegar a las soluciones creativas y ninguno es "por combustión espontánea", ni dándose golpes en la cabeza.



El niño interior

Creo que en gran parte las personas consideradas creativas siguen siendo (un poco) niños, no han terminado de dejar de sorprenderse de lo que les rodea, han conseguido de alguna forma no perder al niño interior.

Porque la creatividad es básicamente jugar... jugar con las formas, con los colores, con las frases, con las utilidades y darles un giro, otra forma, otro color, otro sentido, otra utilidad...

Es difícil negar que todos los niños son espectacularmente creativos, de hecho una de las formas de encontrar la inspiración es observar y escuchar a los niños, dejarles hacer.

Son así sin tener aún mucho bagaje vital ni visual (que sería algo útil pero no imprescindible) porque tienen frescas aun muchas de las características que ayudan a "crear"... todos los niños son confiados, valientes, libres, entusiastas, tenaces, curiosos, sobre todo no tienen ideas preconcebidas y experimentan mucho... hasta que (desgraciadamente) los adultos y la educación que les damos provocan que vayan poco a poco dejando de ser así.

Los niños son muy creativos

Pero no está todo perdido, aunque ya no seamos niños, aunque hayamos dejado de ser creativos, podemos (re)aprender.

Si no te consideras creativo porque no se han dado las casualidades necesarias (para que sigas siéndolo), puedes entrenarte para (volver a) serlo.

Sobre todo, hazte preguntas, no des nada por sentado. Trata de darle otro uso a las cosas que conoces, descarta lo obvio, prueba a darle otro color, otra forma, junta cosas que aparentemente no tienen nada que ver.

Trata de desarrollar esas habilidades que se han ido atrofiando por el camino.

Quizás podamos separar algunas de las características de las personas creativas en "innatas" y "adquiridas"... aunque, como otras tantas cosas, eso hay que cogerlo con pinzas...



Las habilidades y características innatas

Hay ciertas características comunes en las personas creativas, algunas de ellas son propias también de la infancia, pero eso no quiere decir que no puedas desarrollarlas.

De hecho no estoy muy seguro de si son realmente innatas o existe algo en nuestra vida que enciende la chispa y las potencia. De lo que sí estoy seguro es de que hay que trabajar activamente en ellas para mantenerlas, ya que si no lo hacemos se atrofian y se pierden.

Me refiero a características como:

Curiosidad
En esta ocasión no hay que hacerle el menor caso a la frase "La curiosidad mató al gato". Porque ser curioso hace que te preguntes cosas y que quieras investigar y ahondar en las respuestas.

Entusiasmo
Hay que entusiasmarse con todo, los niños son muy buenos en eso. Todo les parece nuevo y sorprendente, eso activa sus ganas de experimentar.

Empatía
Ponerse en el lugar del otro, ver las cosas desde perspectivas diferentes a la propia es muy útil en el proceso creativo.

Intuición
Intuir no implica acertar, pero es importante intentar imaginar qué puede funcionar o de qué otras maneras podría funcionar.

Libertad
No, no la que gritaba William Wallace... que también viene bien. Me refiero más a librarse de prejuicios, tradiciones y normas, que hacen encorsetarnos en lo establecido.

Valor
No hace falta que nos enfrentemos a dragones, a lo que me refiero es tener el valor de equivocarse, puesto que erraremos muchas veces, pero es necesario para avanzar.

Hay algunas más pero como ves realmente son cosas presentes en casi cualquier persona, quizás con más intensidad en unas que en otras. Y aunque no formasen parte de nuestra forma de ser podríamos llegar a "forzarnos" a adquirirlas, entrenarlas y desarrollarlas.

No me cansaré de repetir: Todo se aprende, todo se entrena.



También hay quien dice que existen otras características no adquiridas, esas que yo llamo "místicas", como la inspiración divina, la (súper)visión... y las hadas y los cuernos de unicornio, pero te remito a la entrada "Mi receta de la inspiración" y "La (súper)visión fotográfica" para que sepas lo que opino de esas capacidades sobrenaturales.



Las habilidades y características adquiridas

Por otra parte, independientemente de mis dudas de si algo es realmente innato o no, hay otras características también propias de las personas creativas, pero que hay que adquirirlas y desarrollarlas.

Son capacidades y habilidades que requieren de un trabajo activo para obtenerlas, mantenerlas y hacerlas crecer... por ejemplo:

Información
La creatividad es juntar cosas, así que cuanto más sepamos de esas cosas, más fácil será llevarlas a los límites. También cuántos más conocimientos diferentes tengamos, más materia prima tendremos.

Capacidad de asociación
La habilidad para juntar cosas aparentemente diferentes, en muchas ocasiones viene de la mano de la anterior (información). Pero se puede desarrollar atreviéndose a probar y a fallar.

Capacidad crítica
Más que "crítica" creo que mejor "autocrítica". Es muy útil ser capaces de ver los errores, de admitirlos y de aprender de ellos.

Inconformismo
Directamente relacionada con la "libertad" que he incluido en las habilidades innatas. De hecho, quizás librarse de lo establecido necesita de inconformismo. El caso es no darlo todo por sentado, ni siquiera conformarse con el primer (buen) resultado.

Tenacidad
Cualquier ocupación creativa requiere de trabajo y dedicación, nada te va a llover del cielo, nada es tan fácil como parece, se requiere de constancia y tenacidad para mantenerse y seguir intentándolo contra viento y marea.

Pasión
No podemos pretender ser creativos en algo por lo que no sentimos nada, se necesita apasionarse con lo que hacemos para que todas las características anteriores se vean potenciadas.

Supongo que te habrás dado cuenta de que no se ha incluido la inteligencia entre estas características, ni entre las anteriores.... y es porque la creatividad no depende de ella, es algo que se suele suponer y no es así para nada. Hay personas muy inteligentes y muy poco creativas, pero también al contrario, personas que han desarrollado una alta capacidad creativa pero no son especialmente inteligentes...

Por propia experiencia estoy convencido de que las personas que sin (aparente) esfuerzo son creativas es porque lo han entrenado (conscientemente o no), sueñan despiertos, se expresan con libertad y se les ha animado a (o se les ha permitido) jugar mucho y no perder al niño interior.



El bloqueo creativo

Ese momento tan temido en el que no encontramos el modo de resolver el acertijo que es una obra de arte de cualquier disciplina, el no saber cómo seguir o siquiera cómo empezar, esos ratos de quedarse en blanco y casi deprimirse por no poder realizar un trabajo para el que se sabe que se está preparado...

Creo que a todos los que nos dedicamos a labores relacionadas con el arte nos ha pasado alguna vez y seguramente habrá tantas soluciones diferentes a esa situación como personas que se han encontrado en ella.

Hay miles de recetas para salir del bloqueo creativo, mi propia "Receta de la inspiración" podría valer.

Te voy a contar lo que a mi me funciona...



Si me bloqueo antes de comenzar a trabajar

Puede ser que, por el motivo que sea, no esté seguro de mis ideas o de mis planes o que no sepa por dónde meterle mano al asunto o quizás cuando no he tenido tiempo de planificar nada. 

Este bloqueo es el que tiene la solución más fácil y a la vez más dura:

Doy un primer paso...

Sólo eso, empiezo a trabajar, sin preocuparme en el resultado final, ni en cómo voy a continuar, ni siquiera pienso mucho en lo que estoy haciendo.

Recurro a lo que sé seguro, a las recetas, combinaciones, técnicas o lo que sea que sé que funcionan en casi todos los casos. Me voy a lo fácil, lo difícil se irá resolviendo a su debido tiempo.

Por ejemplo, un consejo que le oí a Damlow en uno de sus talleres...

"Cuando salís a la calle con la intención de fotografiar, sólo preparad la cámara y haced algunas fotos al azar, sin pensar mucho en ellas, ese primer paso os hará avanzar y el trabajo empezará a fluir."

Te aseguro que funciona, es "tan simple" como eso... empezar.



Si me bloqueo durante un trabajo

Puede pasar que estemos en plena faena y el bloqueo aparezca de repente, sin aviso, durante el transcurso de un trabajo, una salida, una sesión.

Un gatillazo en toda regla... mmm... estábamos hablando de fotografía, ¿verdad?...

Es un auténtico fastidio, pero lo que a mi siempre me ha funcionado es dejarlo durante un rato, o hacer un descanso en el que me dedico a realizar otra actividad que no tenga que ver nada con lo que me tenía ocupado. Por ejemplo, salgo a dar un paseo, escucho algo de música, o me pongo a leer las instrucciones de la aspiradora... lo que sea, pero que me aleje y me desactive durante un rato de la tarea en la que estaba bloqueado.

El mejor momento para retomar el trabajo es cuando me lo pida el cuerpo, cuando vuelva a sentir las ganas (qué fácil decirlo, ¿a que sí?).

Pero no siempre puede ser así, no está bien salir corriendo y dejar todo a medias.

Cuando el tiempo apremia y el descanso no ha sido suficiente o suficientemente efectivo pruebo a hablar con otras personas (sí, a veces me dejan acercarme lo suficiente).

Lo habitual es trabajar en equipo o tener amigos con la misma afición/profesión, charlar con ellos puede aportar nuevas ideas o caminos que antes no habíamos tenido en cuenta, en muchas ocasiones, la mejor creatividad es la colectiva.



En cualquier caso

Si estás bien preparado y formado en tu labor y te gusta lo que haces, lo normal es que te cueste poco salir de un bloqueo.

Hay que evitar el estrés (qué fácil es decirlo), no obsesionarse con el trabajo (qué fácil es decirlo) y disfrutar de lo que se está haciendo... qué fácil es deci... eh eh que esto sí es fácil y si no es así ¿qué estas haciendo? ¡¡¡Dedícate a otra cosa!!! 😉, ya, ya sé que es muy fácil decirlo... pero es que no hay mucho más...

La gran mayoría de las veces un bloqueo es psicológico, no hay nada físico que te impida seguir, a no ser que haya lagunas importantes en tus conocimientos... Esto es un toque de atención a los que se meten en berenjenales para los que no están preparados y achacan su incapacidad a un bloqueo creativo... que los hay... yo lo he visto.

Debes preocuparte en formarte, en saber todo lo que puedas aprender de la disciplina que estés desarrollando y mejor aún si también te formas en otras disciplinas diferentes, incluso no fotográficas.

Uno de mis trabajos "creativos", unir varias técnicas para crear algo "nuevo"
Además, como te dije antes, la creatividad es unir partes de "cosas" para formar otras nuevas, por lo tanto, viene muy bien que te hagas con un buen arsenal de "lo que sea" para tener suficientes piezas que unir. Para ello alimenta tus conocimientos, aprende, estudia, investiga sobre lo que te apasione. Busca imágenes nuevas que grabar en tu mente, para ello mira fotos, cuadros, viaja, toma un camino diferente para ir al trabajo...

Vamos, que toda esta entrada, llena de dispersiones mías, se podría haber resumido en que estudies, fomentes el pensamiento lateral y disfrutes con lo que estás haciendo.

Porque realmente todos somos personas creativas, todos hemos sido niños y aún lo tenemos encerrado dentro de nosotros mismos, sólo tenemos que encontrar la combinación del candado para liberarlo.



Termino por ahora... y no es ningún bloqueo 😉

Espero que te hay resultado interesante y quizás útil este artículo sobre la creatividad.

Sería genial que me ayudases a completarlo con tus propias opiniones o con tus técnicas para vencer los bloqueos creativos, te invito a escribir en los comentarios. Si te ha gustado lo que has leído, te agradecería que me lo hicieras saber y que lo compartieras en tus redes sociales, así podré llegar a más gente.

Y si crees que lo que has leído hoy lo merece, puedes invitarme a un café...


Gracias por estar ahí.


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

2 comentarios

  1. He disfrutado mucho leyendo este articulo (en realidad me encantan todos estos post que son de "algo mas que fotografía"), estoy muy de acuerdo en que el estudio es algo básico, en mi caso, cuando estoy bloqueado, pongo sobre la mesa todos los libros que tengo de mi fotógrafa favorita (Rinko Kawauchi) y me pongo a rebuscar en sus imágenes el significado de las mismas, el que le doy yo y el que, quizá, intente transmitir ella, o simplemente me dejo llevar por las sensaciones que transmiten, la cuestión es que siempre salgo con mas ganas al hacer esto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el artículo :) Gracias.
      No conocía el trabajo de esa autora, le echaré un vistazo tranquilo cuando pueda, así que gracias también por habérmela descubierto.
      Me parece un estupendo método de desbloqueo el mirar el trabajo de gente inspiradora.

      Muchas gracias por pasarte y compartir tu experiencia :)

      Eliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que te llegue una notificación cuando se te conteste.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.