¿Qué objetivo me compro? - Parte I

mayo 15, 2018

¿Qué objetivo me compro? - Parte I

Hoy te traigo la primera parte de dos artículos que pretenden despejar tus dudas en cuanto a la compra de ese accesorio tan importante, más bien imprescindible, que es un objetivo. Vamos a ver conceptos, características y detalles a tener en cuenta antes de adquirir uno.

Hace algo más de un mes publiqué un artículo en el que respondía a la pregunta "¿Qué cámara me compro?"... en ella te recomendaba algunas cámaras en las que podrías gastar tu valioso dinero y que yo consideraba buenas compras según sus características y acorde a varios rangos de precio. Ya en ella te hablé un poco sobre objetivos, muy poco realmente, básicamente me limité a un par de recomendaciones y a mencionar mi focal favorita, 50mm (50mm en sensores de formato completo o 35mm si hablamos de sensores APS).

En este artículo que estás leyendo hoy, voy a hablarte bastante más de los objetivos que podemos adquirir para nuestra herramienta de trabajo. Y al igual que con la entrada sobre cámaras, quería dispersarme un poco antes de entrar a concretar, contándote todo lo que creo que debes saber antes de comprar un tipo de objetivo u otro y también como previo a ofrecerte mis recomendaciones.

Peeeeero me ha quedado un artículo larguísimo, mucho más de lo que pensaba, de lo que yo soportaría como lector y de lo que llevo intentando que sea la tónica de la nueva etapa del blog, así que me he visto obligado a dividirlo en dos.

En el de hoy te voy a hablar de algunas características y conceptos a tener en cuenta sobre estos accesorios casi imprescindibles y en la siguiente los ordeno en posibles aplicaciones (paisaje, calle, retrato, etc...) y pongo ya los que puedo recomendar.

Como ya sabrás no acostumbro a hablar mucho de material fotográfico en este blog (ni fuera de él realmente), prefiero centrarme en otras cosas. Aún así hay un par de capítulos del curso de iniciación en las que hablo de equipo (ESTE y ESTE) y una serie de entradas sobre accesorios y demás que escribí hace tiempo ESTA, ESTA, ESTA y ESTA).

Una de mis intenciones con este blog siempre es la de satisfacer la curiosidad y las ganas de aprender, saber sobre objetivos es parte de todo esto, así que aunque no sea mi tema favorito, vamos al lío...



¿Qué objetivo me compro?... La respuesta fácil...

Hay una respuesta fácil y rápida... todos los que puedas permitirte que cubran todas las focales posibles y que sean los más luminosos que existan para tu modelo de cámara. Aunque eso supone invertir un dineral que muy pocos tenemos.

Así que no es una respuesta ni válida, ni satisfactoria, ni que te sea de ayuda... aunque tenga bastante de cierto.

En un mundo ideal en el que no tuviéramos que preocuparnos del dinero, tendríamos objetivos que cubrieran todas las focales necesarias para todas las situaciones y tendrían todos una abertura mínima de f1.8... Pero ese mundo sólo existe en nuestros sueños más luminosos.

¿Qué objetivo me compro? - Parte I

En el mundo real la respuesta más lógica es que te compres los objetivos con las focales que necesites (sólo las que necesites) y siempre de la máxima calidad que puedas permitirte. Cuando ya llevas cierto tiempo en esto de la fotografías, invertir en objetivos es mucho más importante que hacerlo en los cuerpos de cámara.

Porque los cuerpos los podremos cambiar varias veces durante nuestra vida fotográfica, pero los objetivos posiblemente (si son de calidad) pasen de una cámara a otra a lo largo de muchos años.

Antes de entrar en recomendaciones, te explico algunas de las cosas que creo que son importantes de conocer sobre los objetivos.



Algunas cosas sobre los objetivos...

Lo más importante es que seas consciente de que los objetivos son caros, sobre todo los de más calidad.

Eso de "BBB" (bueno, bonito y barato) no ocurre cuando hablamos de ellos, más bien BBC (bueno, bonito y caro) o MBB (malo, bonito y barato). Apenas los hay "buenos" y "baratos" por no decir que no existen. Es muy habitual que el precio sea un indicador directo de su calidad, más caro suele ser mejor.

Pero precisamente por eso debemos pensarnos muy mucho cuál/es comprar, no debemos gastar a lo loco... a no ser que te sobre el dinero, para lo cual es bueno recordarte lo mucho que aprendes con mi blog y lo mucho que me gustan los regalos sorpresa 😉😉.

Aparte de chantajes emocionales, quería hablarte de algunos términos y detalles que deberías ya saber sobre los objetivos...


Diferentes marcas para la misma montura

Algo que tengo entendido que suele ser desconocido por los que empiezan es que no estás obligado a comprar objetivos de la misma marca que tu cámara, hay empresas que hacen objetivos para varias de las marcas principales... Tamron, Tokina, Sigma, Irix, Samyang, Yongnuo... son algunos de los fabricantes que tienen objetivos para Canon, Nikon, Sony, etc...

Sólo tienes que comprar el que tenga la montura de tu cámara, que está indicado en la descripción del producto.

Por ejemplo, aquí tienes el 18-200 de Tamron tanto para Sony, como Canon como para Nikon, como ves tienen las mismas características y precios similares...

       

En algunas ocasiones ese objetivo en el que estás interesado, puede ser que lo fabrique otra marca diferente a la de tu cámara con una calidad de construcción e imagen muy similar, pero con un precio considerablemente menor.

Por lo que antes de comprar échale un vistazo a lo que tienen otros fabricantes.

Habrá quien te diga que la mayor calidad te la dará el propio fabricante de la cámara, pero eso no es siempre así. Lo mejor es informarse, ver comparativas o echar mano de las (bastante fiables) gráficas de DxOmark (en inglés) o pedir opinión y consejo de gente de fiar que sepa sobre el tema, no vale cualquier cuñado.


La distancia focal y el factor de recorte

Bueno vamos a hablar de cosas serias, algo muy importante es comprender la distancia focal, es fácil...


¡¡Lo siento!! 😅 No puedo evitarlo... Vamos, ahora sí en serio...

Lo que sí debes saber es que la "distancia focal" está expresada en milímetros y que cuanto más pequeña sea (20mm, 15mm...), más ángulo de visión tendrás pero las cosas se verán como desde más lejos.

En cambio, cuanto más grande sea la cifra (100mm, 200mm...), menos campo de visión, pero las cosa parecerá que se acercan.


Debes saber también que la distancia focal está indicada para cámaras con sensor Full Frame y que si tu cámara tiene un sensor APS será como si pusieras un objetivo de 1,5 (aprox.) veces mayor. Es decir, que si pones un objetivo de 35mm en una cámara con sensor APS, verás lo mismo (ángulo de visión y distancia) que con un 50mm (aprox.) en una cámara con sensor Full frame.

Esto a efectos prácticos sólo nos vale para hacernos una idea del campo de visión y la distancia aparente a la que vamos a ver las cosas a través del visor.

Se conoce como factor de recorte o de multiplicación, es algo así...



Todas estas cosas las explico de forma más extensa en los capítulos correspondientes del curso de iniciación, por eso no me estoy extendiendo mucho con ello, aunque si quieres saber más sobre esto puedes leer ESTA entrada o preguntar en los comentarios.


La luminosidad del objetivo

Creo que es uno de esos factores muy importantes a la hora de decidirse por un objetivo u otro de la misma focal. Está expresada por el "número f", supongo que sabes lo que es... vale, si no es así te remito a ESTE CAPÍTULO del curso de iniciación.

Para resumir, el "número f" de un objetivo indica la mayor abertura de diafragma de éste, cuanto menor sea esta cifra, más luminoso será.

Un número de f/2,8 deja pasar más luz que uno de f/3,5. Lo cual viene mejor en situaciones de poca luminosidad.

Este indicativo casi siempre forma parte del "nombre" del objetivo, por ejemplo "Canon 50mm f/1.8" y también suele estar indicado en la parte frontal en forma de 1:loquesea, por ejemplo "1:1,8" en el caso del objetivo que te acabo de nombrar.

¿Qué objetivo me compro? - Parte I
¿Ves que pone 1:3.5-4.5? Ese es el rango de luminosidad máxima.
En algunas ocasiones, en los objetivos zoom, viene un rango de "número f", algo como "f/3,5-5,6", eso quiere decir que la abertura no es constante. Así que si tienes un zoom 18-200 f/3,5-5,6 podrás abrir el diafragma a f3,5 en la focal de 18mm, pero a medida que aumentes se irá cerrando, hasta f5,6 a 200mm.

Es cosa de la construcción del objetivo y los que tienen una abertura constante suelen ser más caros.


El estabilizador de imagen

Es un mecanismo interno de los objetivos (también de algunas cámaras) que compensan algunos de los movimientos involuntarios de tu propio pulso, hasta cierto punto.

Así puedes hacer fotos a un tiempo de exposición más largo del habitual, por ejemplo si mi pulso me permite hacer una foto a 1/30 como mucho sin que salga movida, con estabilizador podría hacerla a tiempo mayores, como 1/15 o incluso 1/8.

Otra cosa que debes saber es que en ocasiones te venden el "Estabilizador de imagen" como la panacea de las fotos movidas. El que un objetivo tenga estabilizador está muy bien porque te va a permitir hacer fotos a tiempos de exposición más largos que lo que tu pulso normalmente de permitiría, pero es algo relativo.

Para empezar no estabilizan tanto como dicen los propios fabricantes, es decir, si te lo venden como estabilizador de 5 pasos, hazte a la idea de que te valdrá para aumentar el tiempo de exposición en 3 o 4 como mucho, a no ser que seas un francotirador.

Para continuar, hay cuerpos de cámara que poseen ya estabilizador, como muchos modelos de Olympus, algunos Pentax o Sony y los más avanzados de Canon y Nikon, con lo que no es tan importante en estos casos que el objetivo también lo tenga.

Y para terminar con lo del estabilizador, hay quien opina (con cierta razón) que los objetivos que lo tienen, están construidos con más partes, algunas de ellas móviles, con lo que la calidad de imagen puede resentirse.


Algunas cosillas más...

Otras cosas que deberías tener en cuenta y que en algunas ocasiones encarecen el producto...

  • Mayor peso suele indicar mejor construcción... aunque esto hay que cogerlo con pinzas, pues no siempre es así, hay objetivos pequeños y ligeros de una calidad fuera de toda duda.
  • Es mejor que tenga lentes asféricas, ya que minimizan la distorsión. Las lentes asféricas son cristales internos con una forma especial que eliminan en parte (o totalmente) las deformaciones de la imagen al pasar por el objetivo y llegar hasta el sensor, sobre todo en objetivos con focales muy angulares, seguro que alguna vez has visto un horizonte curvo en una foto, pues se hubiera evitado hasta cierto punto con lentes asféricas.
  • El estabilizador en los objetivos angulares no es tan importante. Se debe a que la trepidación es más fácil que ocurra en focales más largas, en las que un pequeño movimiento nuestro es un enorme desplazamiento de la imagen.
  • Es preferible que la montura sea metálica, porque es lo que une tu objetivo a tu cámara. Hay monturas de plástico, que son más endebles y menos fiables, las que están fabricadas de metal aguantarán mucho más los accidentes y encajarán mucho mejor.
¿Qué objetivo me compro? - Parte I
El de la izquierda tiene montura metálica y el de la derecha montura de plástico
Si quieres que me extienda sobre alguno de estos puntos házmelo saber en los comentarios, no me explayo ahora porque son cosas que posiblemente ya conocerás y no me gustaría que esta entrada se te haga eterna, ya he tenido que dividirla en dos y no quiero que se convierta en tres, que parezco un prestidigitador.



Focal fija vs zoom

Ya sabes que los objetivos de focal fija (50mm, 35mm...) no tienen la posibilidad de acercar o alejar la escena, con lo que para hacer una fotografía de más cerca o de más lejos deberás moverte. En cambio los objetivos con zoom (18-200, 18-55...), tienen una distancia focal variable, con lo que desde la misma distancia y sin moverte podrás tener diferentes distancias aparentes.

Esto que te cuento puede hacerte pensar que los objetivos con zoom son mejores que los fijos, pero no es así. Al menos desde mi punto de vista.

Los fijos suelen ser más luminosos, con un número f mucho menor que los otros. Además tienen menos elementos dentro, menos partes móviles, menos cristales por los que deba pasar la luz, con lo que la calidad de imagen suele ser mayor (no siempre) si comparamos las mismas focales.

En mi caso cuando tenía una cámara de Canon, acabé usando sólo focales fijas, llevaba siempre 3 objetivos encima, un 24mm, un 40mm y un 85mm, a veces sólo los dos primeros. Y me valían para prácticamente casi todos los tipos de foto que yo hacía. No me importaba tener que moverme  hacia atrás o hacia delante para cambiar el encuadre. Tenía otros objetivos para casos concretos pero esos eran mis principales.

       

Lo malo... que cuando necesitaba cambiar de focal, tenía que estar cambiando de objetivo, con el consiguiente trabajo extra y tiempo perdido en el proceso. Además de que tenía que cagar con tres lentes.

Por otro lado los objetivos zoom tienen la ventaja de que con uno solo puedes cubrir muchas más focales. En ocasiones no tienes ni que moverte para cambiar totalmente el encuadre.


Como factores negativos, los contrarios a los que son positivos en los fijos, es decir...  menos luminosos, más elementos dentro, más partes móviles, más cristales por los que deba pasar la luz, lo que ocasiona que si comparamos la misma focal tendremos una calidad menor de imagen (no siempre).

El decidir entre uno u otro depende de tus preferencias.

Por supuesto no tienes que elegir sólo objetivos zoom o sólo objetivos fijos, estaría bueno. De hecho en mi caso, al cambiar de equipo (y de marca, ahora tengo Sony) he acabado teniendo sólo dos. Un 55mm de focal fija y uno zoom de 24-105mm. Ambos para mi nueva cámara con sensor Full frame.

La combinación de ambos me resulta genial para mi actual forma de trabajar, le tengo que agradecer a mi amigo Pablo Gil los buenos consejos que en su momento tuvo la amabilidad de ofrecerme.

   

Siempre llevo el fijo montado, 55mm es una focal comodísima para mí y mi manera de fotografiar, además de que es muy luminoso (f/1,8), y para algunas sesiones o cuando voy de viaje pongo el 24-105mm que me da más flexibilidad en ciertas situaciones a costa de perder algo de luminosidad (f/4).



Recomendaciones generales

Antes de terminar esta entrada y mientras pasa el tiempo (sólo una semana de nah) hasta que publique la segunda parte en la que concretaré más, quería hacerte algunas recomendaciones más o menos generales que puedes tener en cuenta antes de comprar nada.

Ya te he dado varias, como comprar sólo lo que necesites o que te fijes en algunos elementos, como los cristales, la montura, el estabilizador.

Ahora te ofrezco unas pocas más para finalizar por hoy...

Si estás recién iniciado en la Fotografía no compres ningún objetivo extra, manéjate sólo con el que te compraste junto a tu cámara. Al menos hasta que lleves cierto tiempo y sepas qué focales te vienen mejor para tu manera de hacer fotos o qué es lo que te gusta fotografiar.

Si cuando compres tu cámara tienes la posibilidad de elegir entre un 18-55mm (objetivo zoom muy habitual para empezar) o un 18-135 ó 18-200, elige el que tenga mayor rango de focales, por ejemplo un 18-200. No te va a dar más calidad, posiblemente tampoco menos, pero el motivo de esta recomendación es que tendrás más focales para probar y hacer diferentes tipos de fotos. Cuando lleves cierto tiempo sólo tendrás que ver las focales que has usado más habitualmente y te harás una idea más fiel de qué objetivo podría ser el siguiente a adquirir. 

Otra recomendación es que en caso de que puedas permitirte comprar un segundo objetivo, pero no puedas invertir mucho dinero, pienses en comprar un 50mm f/1,8 que es un objetivo relativamente barato en prácticamente todas las marcas y con el que aprenderás a manejarte con un objetivo fijo y muy luminoso, que además es una excelente opción para retrato, a pesar de que suele flojear en la mayor abertura de diafragma.

              

              


Para terminar, recomendarte que no sólo tengas en cuenta las focales que uses más habitualmente, sino también qué tipo de fotografía te gusta más hacer, si paisaje, si retrato o calle o viaje, cada disciplina tiene unas peculiaridades que "exigen" el uso de ciertos tipos de objetivos con ciertas características, esta es una de las cosas de las que hablaremos en la siguiente parte de este artículo.

Bueno, una última cosa, que no es una recomendación, sino algo en lo que pensar... ¿crees que es mejor gastar en material fotográfico o invertir en otra cosa como viajes o formación?... Esta pregunta dio pie a un artículo que publicaré dentro de poco, mientras tú ve pensándolo, o si te apetece me lo respondes en los comentarios...



Y hasta aquí por ahora

Listo, fíjate en que no era mentira lo que te decía, he tenido que dividir esto de las recomendaciones sobre objetivos en dos artículos y aún así este primero ha resultado ser tela de largo, aunque espero que te haya sido interesante y ameno.

El martes próximo (si no ocurre algún imprevisto) publicaré la segunda parte, en la que te hablaré de objetivos según la disciplina, pero también de "kits" que pueden cubrir muchas necesidades y creo que me atreveré a mencionar algunos de los "imprescindibles".

Si esta entrada te ha molado, estoy seguro de que la próxima te resultará mejor aún.

Por el momento, recordarte que me tienes en los comentarios para cualquier duda, consulta, consejo o lo que sea... bueno, los insultos suelen molestarme.

Además si crees que el artículo lo merece, podrías compartirlo en tus redes sociales, así me ayudas a difundir mi trabajo y nos acercamos a más gente con inquietudes similares a las tuyas y a las mías.

Me despido de ti hasta la próxima entrada, si es que no nos leemos antes en los comentarios.

Y si crees que lo que has aprendido hoy lo merece, puedes invitarme a un café...


Gracias por estar ahí.


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

2 comentarios

  1. Me has matado con la foto de las focas ... sobre el teme de su invertir en viajes o material , actualmente me decantaría por viajar . Muchos pensamos que a mayor calidad del equipo las fotos se van a hacer solas . Y no es verdad . La verdad es que saliendo, paseando observando obtendrás las mejores fotografías . Y te aseguro que el mega equipo que tengas muerto de risa guardando en un armario del salón ese no va a darte ninguna . Mejor aceptar cada uno sus limitaciones y a partir de ahí , con la ayuda de Fotolarios y la cámara que tengas avanzar poco a poco creando tus propias instantáneas . Ese es mi reto y en eso estamos . Y sobre los objetivos todavía en fase de determinar que tipo me gusta más ( aunque me hago una idea )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dacarflash por tu comentario.

      Ese meme se me viene a la cabeza siempre que hablo de focales, no puedo evitar ponerlo!! jejeje.

      Opino exactamente como tú en tu respuesta sobre invertir en equipo o en otras cosas como viajes, de hecho algo muy parecido es lo que cuento en el artículo que publicaré acerca de ese mismo tema.

      Y que sepas que me ha molado eso de "...con la ayuda de Fotolarios y la cámara que tengas...", me alegra mucho saber que piensas que este blog te es útil.

      Muchas gracias por pasarte y comentar :)

      Eliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que se te notifique cuando se te conteste.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.