¿Necesitamos otro objetivo para hacer mejores fotos?

julio 17, 2018

¿Necesitamos otro objetivo para hacer mejores fotos?


¿Necesitamos más o mejor equipo para hacer mejores fotos?¿Estás seguro de que es preferible comprar ese objetivo en lugar de pegarte ese viaje que tantas ganas tienes de hacer? ¿Qué es lo que nos va a aportar más? ¿Cuál nos hará mejorar realmente?

Hace no mucho publiqué en este blog un par de artículos (que no eran parte del curso de Lightroom) que trataban de ayudarte a decidir qué objetivo comprar para ampliar tu equipo fotográfico, puedes echarles un vistazo AQUÍ y AQUÍ.

Mientras los tecleaba no paraba de recordar otro que escribí hace tiempo para el blog Fuji-Xperience de mi amigo Javier Damlow. En el artículo le daba vueltas a si era preferible invertir en equipo (concretamente en objetivos) o en experiencias (concretamente en viajes). Le he dado un repaso a la entrada, la he actualizado y la comparto contigo para que tú también pienses en ello y me des tu opinión...



NOS METEMOS EN SITUACIÓN...

Hace ya cierto tiempo que nos iniciamos en esto de la Fotografía, ya controlamos las técnicas básicas o incluso algunas más complejas, nuestras fotos nos empiezan a gustar pero queremos seguir avanzando, así que pensamos que una de las maneras de conseguir mejores imágenes es mejorando nuestro equipo, por ejemplo comprando un objetivo de más calidad que el que traía la cámara.

Ya nos olíamos que iba a ser una afición cara, pensar en ampliar equipo nos lo confirma, así que nos ponemos a ahorrar para poder comprar ese objetivo al que le hemos echado el ojo. Opinamos que el que nos trae la cámara es bastante limitado y hemos visto (con envidia)  que otros compañeros (que hacen mejores fotos que nosotros) invierten en ello.

Equipo fotográfico vs viajes


Miramos comparativas, consultamos a amigos, a la almohada, al blog Fotolarios que tiene dos artículos muy buenos sobre ello 😉... a nuestra pareja... 😨 no a nuestra pareja no, que nos quita las ganas y nos viene con tonterías de que si que hay que alimentar a los niños, que si hay que pagar la luz y cosas de esas.

Por fin nos decidimos...

Peeeeeeero, ahora llego yo con esta entrada que pretende que nos replanteemos las cosas, porque quizás si queremos mejorar nuestras fotos podríamos gastar nuestro (escaso y volátil) dinero en otra cosa...

Vamos a hacernos unas cuantas preguntas que al responderlas nos llevarán a la conclusión final... bueno, a mi conclusión final, porque la tuya espero leerla en los comentarios...

  • ¿Qué objetivo tenemos ahora?
  • ¿Qué necesitamos para hacer las fotos que nos gusta hacer?
  • ¿Ya se nos ha quedado pequeño nuestro equipo?
  • ¿Seguro que para mejorar necesitamos ampliar el equipo?
Y es la última pregunta, la que creo que es más interesante, la que me ha llevado a escribir esta entrada, pero antes de hablar de ello debo darle vueltas a las anteriores cuestiones... sí, estoy tratando de engancharte a leer completa la entrada, como en la series 😉... bueno, también para que no se me quede el texto en un miserable párrafo...

En fin, a lo que iba...



¿QUÉ OBJETIVO TENEMOS AHORA?

Seguramente compraste la cámara con un objetivo (a no ser que te dediques a la fotografía Pinhole), probablemente uno de los llamados "kiteros" o a veces "pisapapeles".

Éste suele ser un objetivo zoom 18-55mm, no especialmente luminoso (f3,5-5,6), no suele dar un desenfoque tan "bonito" como otros (porque tiene menos palas en el diafragma o cristales de menor calidad), no permite reducir la profundidad de campo a su mínima expresión (por lo limitado de la abertura de diafragma), no es muy grande ni llama tanto la atención como otros...

¿Necesitamos más equipo para hacer mejores fotos?

Siempre he pensado que el objetivo de "kit" nos viene mejor de lo que creemos para empezar (y para seguir durante un tiempo indefinido y diferente en cada uno de nosotros). Me explico...

  • Es de tipo zoom, así que podemos probar diferentes focales hasta que nos demos cuenta de en qué rango nos sentimos más cómodos.
  • No es especialmente luminoso, pero con las estratosféricas ISOS que manejan los equipos nuevos eso no suele ser un verdadero problema.
  • Lo de la profundidad de campo... si aún no controlamos bien nuestro equipo es mejor tener mucha que muy poca... pensad que ese es uno de los motivos por los que a veces salen "mejor" las fotos con un móvil... no tenéis que preocuparos demasiado en acertar con el enfoque.
  • Lo de que no llaman la atención... yo que sé... ponle unas pegatinas de Hello Kitty o de Tito Yayo al que tengas. Si estás en esto de la fotografía para llamar la atención...mal vamos.
  • Y ya lo del tamaño... mmm... creo que para eso es conveniente visitar a un psicoanalista o algo :P... había un tal Freud que habló mucho de ese tema.



¿QUÉ NECESITAMOS PARA HACER LAS FOTOS QUE NOS GUSTA HACER?

Pues realmente sólo necesitamos una cámara de fotos con su correspondiente objetivo. Eso sí... "con cualquier equipo se pueden hacer buenas fotografías, pero no todas las fotografías se pueden hacer con cualquier equipo".

En mi caso, con mi primera cámara réflex digital, no compré un nuevo objetivo hasta que me dí cuenta de que casi todas mis fotos las hacía con un rango limitado de focales y que había un tema que se repetía una y otra vez en mis fotos... mis hijos... te recuerdo que yo soy un simple (y orgulloso) aficionado y le sigo haciendo fotos a mis niños, mis gatitos, a los atardeceres y topicazos varios (y yo encantado con ello). Así que adquirí un objetivo principalmente destinado al tipo de retratos que hacía.

¿Necesitamos más equipo para hacer mejores fotos?


Más adelante lo flipé con el mar, las largas exposiciones y demás, así que compré uno adecuado para el tipo de fotos de paisaje que quería hacer, junto con los correspondientes filtros.

Un tiempo más adelante acabé llevando siempre mi cámara encima y pillé un objetivo con el que me sentía cómodo en la gran mayoría de las situaciones, el obsoleto 35mm f2 que casi siempre llevaba montado en mi (ya por aquel entonces obsoleta) cámara de fotos, además ese objetivo lo compré de segunda mano y me salió muy bien de precio.

Y ya está ese era todo mi equipo de lentes... bueno... vale... me refiero a las que usaba habitualmente, porque tenía un par (o tres... ¿o eran cuatro? 😉) que estuvieron cogiendo polvo en un cajón. Sí... yo también sucumbí al consumismo y al "con ese objetivo seré mejor, lo necesito, tendré el poder" que te estoy tratando de evitar.

Porque lo ideal habría sido ir adquiriendo las lentes según las necesidades y la seguridad sobre lo que quería hacer con ellas.

Ahora lo sé y echo de menos esos cientos de euros (relativamente) desperdiciados 😭

Peeero puedo decir que no cambié de cámara de fotos hasta que la que tenía sufrió un daño irreparable y me vi obligado a comprar otra, con la que ya no cometí el mismo error. Sólo tengo dos objetivos, un 24-105mm para viajes, eventos y ciertas sesiones, que también me valdría si quisiera hacer paisaje y también tengo un 55mm que me vale para casi todo.

Y dudo mucho que invierta en otro, al menos hasta que realmente lo necesite. Porque con eso ya puedo hacer las fotos que quiero hacer.



¿YA SE NOS HA QUEDADO PEQUEÑO NUESTRO EQUIPO?

Al principio hacemos muchas fotos, a todo lo que se mueve (y a lo que no se mueve también), queremos hacer todas las fotos chulas que le vemos a nuestros compañeros (qué mala es la envidia) e ídolos, pero espera, respira, cuenta hasta 10 y piensa...

  • ¿Conocemos ya al 100% las posibilidades de nuestra cámara y objetivo?
  • ¿Realmente no podemos hacer esas fotos con el equipo que ahora tenemos?
  • ¿No será que lo que nos falta es técnica y conocimientos?¿O práctica?
  • ¿Estamos seguros de que esa (maldita) persona de allí hace esas fotos más chulas que las nuestras debido al objetivo que lleva montado? ¿No podría ser por el buen ojo que tiene o porque ha estudiado, practicado y aprendido más que nosotros?
O quizás nos estamos dejando llevar por el ansia consumista o por la obsolescencia programada o estamos buscando alguna de las excusas que nos describe genialmente mi colega Pablo Gil en este entrada de AQUÍ...

No tiene demasiado sentido gastar en objetivos, filtros o lo que sea si no hemos exprimido nuestro equipo al máximo, hasta el punto de que queremos hacer cosas, que sabemos cómo hacer, pero nos vemos limitados por el material que usamos. Y ese punto tarda bastante más en llegar de lo que estamos dispuestos a admitir.

No serán pocas las veces que he visto echarle la culpa a la cámara o al objetivo porque la foto no nos sale como queremos, para después resultar que nuestro fotógrafo favorito usa un equipo muy similar al nuestro o incluso peor. Admito que yo mismo lo he hecho.

Casi me da vergüenza pensar en las fotos que yo hago al compararlas con las fotografías que hacían muchos de los fotógrafos que he estudiado y admirado...

Varias fotografías de fotógrafos clásicos

Sobre todo cuando caigo en que algunas están hechas con un equipo que no tenía ni fotómetro o con cámaras para las que eso del enfoque automático tardaría muchos años en llegar y ya no te digo nada si me pongo a pensar en que no podían saber cómo habían salido las fotos hasta que pasaran por el largo proceso de revelado y positivado.

Y todo eso me lleva a la última pregunta (parece que he conseguido mantenerte enganchado, ¿eh?)...



¿SEGURO QUE PARA MEJORAR NECESITAMOS AMPLIAR EL EQUIPO?

Vale, has estado mirando un objetivo nuevo para tu cámara, estás seguro de que es mejor que el que ahora tienes y te lo dejan a "buen" precio.

Supongo que lo has tenido en las manos y lo has probado, comprobando que es una focal que te mola y que efectivamente las fotos que puedes hacer con él son de más "calidad".

Peeeero, después de haberlo probado y antes de comprarlo yo me preguntaría...

  • ¿Haré MÁS fotos de las que hago ahora?
  • ¿Podré hacer fotos que ahora NO PUEDO hacer?
  • ¿Haré MEJORES fotos de las que hago normalmente?
  • ¿Prefiero GASTAR ese dinero en un par de pasos más de luminosidad y un 10% más de nitidez que en otra cosa?
¿Y si lo que necesitamos no es un nuevo objetivo?

¿Y si lo que nos haría crecer fuera más cursos, más libros o practicar más?¿Podrían ser estas tres opciones mejores inversiones que un nuevo objetivo si lo que queremos es mejorar nuestro trabajo?

Te lo aseguro (lo digo yo y muuuuuchos de este mundillo), lo que realmente nos va a hacer mejorar es pulir nuestra técnica, forma de mirar y conocimientos, realizando cursos y empapándonos de libros de fotografía (o de otras artes), entrenar el ojo, ampliar nuestro bagaje visual... y una de las mejores maneras de conseguir estos dos últimos es viajar. Porque viajar mola.

¿Necesitamos más equipo para hacer mejores fotos?

Alguna vez habremos oído algo como "Claro es que esas fotos están hechas en Marruecos(o cualquier otro destino)...es que es taaan fácil hacer buenas fotos en Marruecos (o cualquier otro destino)..." Pues va a ser que no es exactamente así, para hacer buenas fotos en cualquier sitio hace falta tener la práctica y los conocimientos técnicos necesarios para hacerlas, peeeeeero viajar te cambia el chip, creo que ahí está la clave.

Cuando viajamos cambiamos de aires, de escenario, salimos de nuestra zona de confort y se activa de manera más intensa nuestro "ojo fotográfico", el hecho de viajar contiene muchos de los factores necesarios para activar nuestra imaginación y creatividad y llamar a la musa de la inspiración (esa de la que te hablé en ESTE artículo).

Además de que todo nos parece más atractivo y fotografiable que lo que cotidianamente vemos en la cotidianidad de nuestras cotidianas vidas.



OBJETIVOS VS VIAJES...

Te voy poner una tabla comparativa, resultado de un exhaustivo estudio en una universidad de Güisconsin, realizado por científicos especializados en Gromenagüer... que nooo, que todo esto es una opinión personal, eso sí, basada en mi propia experiencia:

OBJETIVOS VS VIAJES

Y tú dirás... Peeeeeero viajar es muuuuy caro...

Pues sí, puede llegar a ser muy caro pero... ¿Cuánto más caro que el objetivo al que le has echado el ojo?

OBJETIVOS VS VIAJES.
Estas tablas tampoco se basan en ningún estudio científico, las he elaborado en un rato y no son muy exhaustivas, seguro que se pueden encontrar (tanto objetivos como viajes) más baratos (y más caros). Los precios de los objetivos (que son algunos de los que recomendaba en ESTA entrada) los he mirado por internet y los de los viajes en uno de esos portales donde puedes buscar, calcular y comparar el precio del vuelo+hotel. En el buscador del portal en cuestión, he puesto que me viajaríamos 2 personas (mi pareja y yo), desde Madrid, en septiembre (que todavía no está considerada temporada baja), durante 4 días, a un hotel de al menos 2 estrellas.

He realizado varios viajes, por diferentes motivos, a diferentes destinos. Me encanta viajar e intento "escaparme" con mi esposa un par de veces al año. Unas escapadas de 3 ó 4 días, que nos habrán gustado más o menos, pero siempre, siempre, he venido de vuelta con nuevas experiencias, anécdotas y más de una fotografía que ha pasado a formar parte de mi colección de favoritas, hasta hay algunas que me han hecho quedar en buena posición (incluso ganar) en algún concurso que otro.

¿Necesitamos más equipo para hacer mejores fotos?

En una ocasión leí que se obtiene más felicidad y sabiduría de las experiencias vividas que de los objetos acumulados... no puedo estar más de acuerdo.

Por supuesto, si te sobra el dinero, compra los objetivos que te dé la gana y además viaja para usarlos... y ya si te sobra tanto que no sabes qué hacer con él, yo estoy dispuesto a liberarte de esa molesta carga y darle un buen uso :P ...

A lo que iba... sigo con la línea trascendental que mola más que hablar del vil parné...

Todos los objetos (y objetivos... me refiero a las lentes, mis proyectos son otra historia) que tengo, me han proporcionado una felicidad efímera.

Seguro que te ha pasado, en cuanto empiezas a usar el nuevo cacharro que tanto te ha costado obtener esa euforia se va esfumando rápidamente hasta desaparecer. Pero cuando se ha tratado de experiencias (y un viaje ofrece muchas) nos hacemos un poco más sabios, la felicidad que nos proporciona perdura en el tiempo y se revive con sólo recordar, hablar de ello o mirar las fotos que hicimos en aquellos momentos...

¿Necesitamos más equipo para hacer mejores fotos?


Nos hacemos más grandes al viajar, crecemos por dentro, crecen nuestras experiencias, nuestro número de amigos, nuestra sabiduría y, por supuesto, nuestra calidad como fotógrafos.

En definitiva... mi opinión se resume en que creo que, si nuestra intención sincera es mejorar nuestro trabajo, antes de gastarnos nuestro (difícil de conservar) dinero en ampliar nuestro equipo, deberíamos pensar muy mucho si eso es realmente lo que necesitamos, deberíamos plantearnos si vamos a obtener mejores fotos con unas lentes nuevas... o lo que necesitamos son cursos, libros o viajar...

Quizás sea una mejor inversión tener un objetivo al que viajar que un nuevo objetivo que acoplar a nuestra cámara...

¿Y tú?¿Qué opinas? Cuéntame en los comentarios...

Si este artículo te ha molado o si al menos te ha hecho pensar, estaría genial que lo compartieras en tus redes sociales.

Y si crees que lo que has aprendido hoy lo merece, puedes invitarme a un café...


Gracias por estar ahí.


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

4 comentarios

  1. Buen articulo, todo aficionado a la fotografía pasa por ese momentazo de " me faltan objetivos para ser mejor fotografo " y en esa situación es muy difícil convencerles, porque están totalmente seguros que es ese el punto que les falta para ser un fotografo top.
    Me quedo con tu frase "se obtiene más felicidad y sabiduría de las experiencias vividas que de los objetos acumulados..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sé que todo esté artículo posiblemente no convencerá a nadie, pero no será por no haberlo intentado. Además nadie podrá decir que no avisé, todos hemos pasado por eso.
      Muchas gracias por pasarte, me alegra que te haya gustado el artículo y la frase 😃👍

      Eliminar
  2. Muy buen artículo, y sí que consigues enganchar al lector 😁
    Pero hay algo que me gustaría añadir... me gusta mucho la fotografía pero mi máquina es un poco grande y me estoy pensando en comprar una X100F. Porque hace mejores fotos que mi Nikon? No. Porque tiene mejor objectivo que mi 50mm 1.8? No. Porque lá tendré mas veces conmigo y haré más fotos y aprovecharé más momentos únicos, esos del día a día en que piensas: me gustaría llevar la camera conmigo... Hacer más fotos te hace mejor fotógrafo, si lees esos libros tan buenos que recomiendas también. Como decía Henri Cartier Bresson: Los que cuesta son las primeras 10000 fotografías... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo! Yo siempre (o casi) llevo la cámara conmigo, eso junto a no parar nunca de aprender (con libros, cursos...) es lo que me ayuda a avanzar, como bien dices.

      Muchas gracias por pasarte y compartir tu opinión.

      Eliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que te llegue una notificación cuando se te conteste.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.