Mi receta de la inspiración

febrero 08, 2018

Mi receta de la inspiración

Opino que no hay nada mágico, ni divino en eso de hacer bien o mal nuestro trabajo, es todo bastante terrenal. De hecho tengo una receta propia para "llamar a las musas", que se produzca "el milagro" de la inspiración y sentir que puedo con lo que sea que me proponga, te la cuento si sigues leyendo.

Seguro que has escuchado (o dicho) alguna vez eso de "nada, que no me llega la inspiración" o "no me sale bien porque no me siento inspirado" o también todo lo contrario... "hoy me encuentro inspirado, voy a hacer unas fotos estupendas".

Solemos responsabilizar a las musas de nuestra falta (o abundancia) de productividad... Pues déjame que te diga una cosa... ¡Eso son excusas!¡Nada más que excusas!

Me encantan los cómics, de hecho mi mujer (que resulta que me conoce) me ha regaló hace tiempo los cómics de Neil Gaiman "The Sandman", en el libro 3, que mola tela, al principio de la historia nos muestran a un escritor que no consigue sacar adelante ninguna obra, se le ha ido la inspiración y no se le ocurre otra cosa que secuestrar a Calíope, una de las musas. A partir de ahí empieza a escribir como si no hubiera un mañana y se hace rico y famoso y la historia sigue, pero mejor dejo de hacer spoiler.

Pero todo eso es en los cómics; Ese bello ente invisible que va y viene y que cuando aparece nos pega con su varita mágica un toque en el perolo que hace que nos llegue la solución a cualquier problema... lo siento... no existe.

Un toque de inspiración

La Fotografía no es fácil, nos ha costado mucho tiempo, esfuerzo y dinero ser capaces de hacer las fotos que hacemos, así que no me da la gana darle el mérito (o la culpa) de la calidad de nuestro trabajo a un ser imaginario.

Los que nos dedicamos a esto del arte, el grafismo, la imagen, la fotografía, cualquiera de esos trabajos "facilones" que consisten en hacer "dibujitos" o en "apretar un botón" o "activar un plugin de Photoshop", cuando nos escudamos en las musas... ¡Estamos dándole la razón a los que menosprecian nuestro trabajo! ¡No hacemos buenas fotos por inspiración divina! Las buenas fotografías las hacemos porque conocemos la técnica, la sabemos aplicar y porque disfrutamos con lo que hacemos... y ya me estoy adelantando.

Vayamos por partes... sí que creo que es verdad que podemos "llamar" a la inspiración, pero no a través de los dioses griegos.

Yo tengo una "receta" para conseguir que me vengan a visitar las musas... no te preocupes, que no se trata de buscar un Bezoar o el cuerno del Unicornio... la fórmula es más terrenal... se trata de:

  • 1 buena porción de CONOCIMIENTO
  • 2 puñados de PRÁCTICA
  • 3 pedazos de BUEN AMBIENTE
  • 4 pizcas de OTRAS COSAS

Te voy a explicar en qué consisten y por qué son importantes todos los ingredientes...


1 buena porción de CONOCIMIENTO.

Es el ingrediente que más se tarda en conseguir, requiere de mucho trabajo y pasa mucho tiempo hasta que llega a la madurez ideal.

Es muy especial, ya que nunca deberíamos dejar de cultivarlo y renovarlo, porque (especialmente en Fotografía) suele caducar y oxidarse con el paso del tiempo.

Consiste en estudiar y conocer nuestro trabajo, en saber toda la teoría de lo que estamos haciendo y las técnicas necesarias para llevarlo acabo.

Una de mis fuentes de conocimientos la encuentro en los libros del maestro José Benito Ruiz

Se obtiene estudiando y se cultiva compartiendo, así de "simple".

No me dirás que no entiendes su importancia...

Vamos a ver...  ¿alguna vez has intentado aprobar un examen sin estudiar?¿alguna vez has pasado un examen gracias a que te ha llegado la inspiración?... ¡Venga ya!... ¡Sí, yo también!... Mi musa se llamaba "Chuleta" y la de un colega "Copieteo"...


2 puñados de PRÁCTICA

Otro ingrediente que siempre deberíamos estar sembrando y cultivando, que además está directamente relacionado con el primero, casi que uno es el fruto del otro.

¿Qué le pasa al conocimiento si no se acompaña de práctica y de aplicación?... Pues que se marchita.

Quizás podríamos decir que el conocimiento es una planta que se riega con estudio y se abona con práctica.

Un ejemplo... dime... ¿Cuál es el número racional que no tiene inverso?... Sí, yo también he mirado la wikipedia y ni por esas me he enterado... y se suponía que en 6º de EGB (o su equivalente) eso lo sabía, pero claro, llevo mucho tiempo sin poner en práctica muchos de los conocimientos que adquirí en el colegio (muy útiles todos ellos, ya sabes), por suerte todavía recuerdo cómo se lee y alguna cosa más.


3 pedazos de BUEN AMBIENTE

Este es a veces el ingrediente más fácil de conseguir y otras el que más cuesta encontrar.

¡Quieto, parao!... No hagas las maletas, que no hace falta que te vayas a buscar la inspiración a una isla paradisíaca... con buen ambiente me refiero a trabajar con actitud positiva, disfrutando de lo que hacemos y de lo que nos rodea.

Ahora quizás entiendas por qué, a veces, es el más difícil de hallar...

Normalmente la Fotografía, es una de nuestras pasiones, disfrutamos con ella y mucho. Peeeero hay ocasiones, sobre todo cuando fotografiamos por obligación, en que nos encontramos con un cliente "hostil" o tenemos que fotografiar las 500 piezas de un puzzle o "simplemente" nos topamos con situaciones que no son de nuestro agrado.

En estos casos no nos queda otra que tratar de ser lo más positivos posible y recordar por qué hacemos lo que hacemos y por qué nos apasiona tanto.

Y ya está, esa es la fórmula básica, no parece complicada... ¿o sí?... Bueno, podemos reforzarla un poco con algo de aliño...


4 pizcas de OTRAS COSAS

Para completar nuestra receta se le puede añadir más ingredientes...

Por ejemplo dedicar algo de tiempo a visionar trabajos ajenos e inspiradores, no tienen por qué ser trabajos fotográficos, de hecho la Fotografía bebe constantemente de otras artes y tiene una gran base en la Pintura.

Otra especia con la que aliñar la receta es precisamente cultivando otras disciplinas... escritura, pintura, dibujo o calceta... Lo que sea que se aleje un poco de la fotografía, nos haga descubrir otras facetas y que nos ayude a ejercitar el pensamiento lateral.

También ver películas, leer libros, comics, escuchar música, nos ayudan a llenar nuestra mente de imágenes, historias y nuevos puntos de vista.

Y hay más, seguro que conoces algunos, pero básicamente se trata de cultivar y enriquecer nuestra vida, de tener más bagaje visual entre otras cosas.


El ingrediente tóxico

He de avisaros de que mi receta de la inspiración se puede aderezar con muchas cosas pero hay un ingrediente que puede ser tela de indigesto.

El peor de los malos malísimos ingredientes para un plato tan creativo como la Fotografía es... el ESTRÉS... (a ver si algún jefe lee esta entrada y se le enciende una bombilla).

El estrés nos bloquea, impide el riego constante de conocimiento, consigue que el buen ambiente se pudra y a veces hace incluso que olvidemos cosas que ya sabemos o que se nos pasen por alto detalles que de otra manera tendríamos totalmente controlados.

Mi receta de la inspiración

El estrés es enemigo de la inspiración

El estrés es maaalo para la inspiración

Aunque, por suerte, tiene sus antidotos... los amigos, la música, cualquier cosa que nos haga sentirnos bien, son remedios muy eficaces contra él.

Si alguna vez haz necesitado o sentido que volvía la musa de la inspiración es muy probable que haya sido mientras te duchabas o cuando sonaba tu canción favorita o después de un tranquilo paseo o tras unas cañas con los colegas o fotografiando algo que te apasiona. Hay quien dice tener realmente y físicamente una musa, que curiosamente suele ser una persona con quien nos llevamos especialmente bien, alguien con quien estamos relajados y seguros... que nos llena de buen rollo... ¿lo vas pillando?

Eso del artista atormentado siempre he pensado que es un cuento chino, o en todo caso que nos hemos hecho una idea equivocada de la figura. Creo que sí que existen artistas atormentados que en ese estado crean grandes obras de arte, pero no por el hecho de sufrir si no por todo lo contrario, porque haciendo arte se aíslan de su tormento, encuentran la inspiración y salen de ese malestar.

En mi caso mi mujer y mis hijos son algunas de mis musas favoritas, mis mejores amigos son una constante fuente de inspiración y la propia Fotografía actúa como su propia musa, porque me siento genial cuando estoy practicándola.

En resumen, si de veras necesitas de una fuente de inspiración, primero curratelo tú con mi receta secreta... estudia, practica y disfruta... 

Pero sobre todo ¡Diviértete con lo que tan bien sabes hacer!

Que la Fotografía es una disciplina realmente inspiradora ;)

¿Y en tu caso? ¿Tienes alguna técnica, fórmula o receta para encontrar la inspiración? Molaría que la compartieses en los comentarios...


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

0 comentarios

Gracias por comentar, si tengo que contestar lo haré en el mínimo tiempo posible.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.