El 'Efecto Dunning-Kruger' en Fotografía

octubre 02, 2018

El 'Efecto Dunning-Kruger' en Fotografía

¿Crees que eres un buen fotógrafo?¿Piensas que ya lo sabes todo sobre alguna técnica fotográfica?¿Te indigna que tu trabajo aún no haya sido mundialmente reconocido teniendo en cuenta la gran calidad que opinas que tiene?¿Has discutido apasionadamente alguna vez sobre un tema fotográfico en el que no te daban la razón?... Pues cuidado que podrías estar bajo el 'Efecto Dunning-Kruger', te cuento de qué va eso.

La semana pasada te hablé del conocido como 'Síndrome del Impostor' y ya te adelanté que habría un artículo (que yo creo que) está directamente relacionado con ese problema, pues aquí lo tienes.

Son dos temas que llegaron a mi muy seguidos, me molaron y me puse a investigarlos para poder escribir en el blog sobre ellos, siempre relacionándolos con el asunto principal de Fotolarios, que es la Fotografía, porque creo que ambos se dan en muchas ocasiones en nuestra disciplina.

Te invito a leer el artículo que te menciono (puedes hacerlo clickando AQUÍ), pero por si no tienes ganas o ya lo has leído, te lo resumo en que el 'Síndrome del Impostor' consiste en un fenómeno psicológico por el cual las personas que lo sufren no son capaces de asimilar sus logros como merecidos, sienten un miedo constante de ser descubiertos como un fraude y/o piensan que los demás sobrestiman sus habilidades, a pesar de tener unos bastos conocimientos y demostradas capacidades. 

En el artículo completo, te doy las claves para reconocerlo y tratar de ponerle remedio.

En el lado contrario de ese fenómeno tendríamos el efecto del que te voy a hablar hoy. Se podría decir que uno es la cara y el otro la cruz de la misma moneda.

Quizás crees que lo sabes todo sobre una técnica fotográfica, o podría ser que pienses que tus fotos son mejores que las de la media, a lo mejor no entiendes por qué aún no eres rico y famoso a pesar de la gran calidad de tu trabajo... o conoces a alguien que piensa de esa manera. Pues en esos casos te diré que podríamos estar bajo el 'Efecto Dunning-Kruger'...

Vamos a dispersarnos un poco...



Qué es el 'Efecto Dunning-Kruger'

Que no, que no tiene nada que ver con Freddie Krueger de Pesadilla en Elm Street, aunque a mi me da casi tanto miedo como en su momento me dio la película. A ver tú qué opinas...

En lo que consiste, básicamente, es en un efecto de la percepción humana, en la que las personas que lo padecen no son capaces de reconocer sus propias limitaciones. Los individuos con poca habilidad o conocimientos tienden a sobrestimar sus capacidades, creyéndose incluso superiores a otros (realmente) más expertos... Fijo que ya estás pensando en alguien... Un 'Cuñao' de esos que todos conocemos... Pero espera, que podría ser que te estuviera pasando a ti sin saberlo.

El 'Efecto Dunning-Kruger' en Fotografía
© Nevit Dilmen
Este fenómeno explicaría por qué algunas personas, claramente ignorantes en alguna disciplina (yo lo aplicaré a la fotografía), podrían llegar a ser tan exasperantes a la hora de defender sus equivocadas posturas.

El 'Efecto Dunning-Kruger' fue demostrado por los investigadores David DunningJustin Kruger, de la Universidad de Cornell (Nueva York, EE. UU.) en una serie de experimentos. Sus resultados fueron publicados en el Journal of Personality and Social Psychology de diciembre de 1999. Trabajo por el cual ganaron el premio Ig Nobel en el año 2000.

Previamente investigaron estudios sobre varias habilidades como la comprensión lectora, la conducción, el ajedrez o el deporte, en los que se sugería que "la ignorancia suele proporcionar más confianza que el conocimiento". Concluyeron que las lagunas en los conocimientos o en las habilidades provocan que:

  • Se sobrestime la propia habilidad.
  • Se sea incapaz de reconocer las propias carencias.
  • Se sea incapaz de reconocer la habilidad y capacidad superior en otros.
Después de eso realizaron experimentos con gente de su propia universidad, examinaron autovaloraciones en razonamiento lógico, gramática y humor. Resulta que los que sacaron peores resultados se creían superiores a la media, mientras que por otra parte, los que obtuvieron mejores puntuaciones pensaban estar en la media o incluso por debajo... ¿Vas entendiendo por qué me parece la otra cara de la moneda del 'Síndrome del Impostor'?

Incluso antes de estas investigaciones algunas mentes pensantes ya se habían pronunciado...

  • “La ignorancia engendra más confianza que el conocimiento” Charles Darwin
  • “El verdadero conocimiento es conocer la extensión de la propia ignorancia.” Confucio
  • "El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas." Bertrand Russell
  • "Sólo sé que no sé nada" Platón (ya sé que no es exactamente así)
Es probable que tú mismo hayas dicho u oído eso de "La ignorancia da la felicidad"  o cosas parecidas.

Llevándolo a la Fotografía, todo esto explicaría (por ejemplo) cómo al principio pueden parecernos lo más de lo más nuestras propias fotos y pasado un tiempo, en el que habríamos ido evolucionando, nos daría hasta vergüenza enseñar esos trabajos... También por qué, en ocasiones, hay fotógrafos que muestran con orgullo obras de calidad muy discutible o que defiendan apasionadamente posturas o teorías demostradamente erróneas... pero me estoy adelantando, voy a seguir dándole vueltas a este efecto dentro de nuestra disciplina, que casi seguro que ya empieza a darte un poco de miedito...



Por qué ocurre este efecto

Parece ser que ocurre, en parte, porque las personas (especialmente los fotógrafos) somos así de ególatras, aunque no es una simple cuestión de ego.

Por un lado cuando no tenemos habilidades o conocimientos suficientes sobre alguna materia solemos llegar a malas decisiones o a cometer errores, es normal, ya sabes... "nadie nace sabiendo" y equivocarnos es parte de nuestro crecimientoPero por otro lado es probable que esas mismas lagunas nos impidan detectar las equivocaciones y los fallos en nuestras fotografías. Así que es el pez que se muerde la cola, ya que al no tener suficientes conocimientos, carecemos de la experiencia necesaria para reconocer la baja calidad de lo que estamos haciendo.

Dicho de otra manera, quienes están poco cualificados, ni siquiera tienen la capacidad necesaria para saber que lo están haciendo mal.

Creo que se podría explicar en una sola frase: "Desconocemos qué cosas ignoramos" y se podría completar con la sentencia de que "Cuanto menos sabemos, más listos creemos ser".
Imagen de https://pixabay.com/
Hay una serie de caminos, bastante marcados que nos podrían meter de lleno en el 'Efecto Dunning-Kruger', sus nombres podrían ser "Montaña del ego", "Monumento a la Soberbia", "Cueva de la Ignorancia" y "Atajo al éxito"... Te cuento por qué le he puesto esos nombres...


La fácil de subir y difícil de bajar "Montaña del Ego"

Ya te he dicho más arriba que el 'Efecto Dunning-Kruger' no es sólo una cuestión de ego, pero podría ser algo que te llevará de cabeza a él.

Cuando pensamos que nuestro trabajo es mejor que el de otros, sin ninguna referencia externa y objetiva, puede ser que sea porque somos incapaces de ver su verdadera calidad.

Las redes sociales son un continuo alimento para el ego, esos likes de Facebook, corazoncitos de Instagram o frases tipo "fotón", "fotaza" y similares, pueden desviar nuestro criterio de la realidad, sobre todo si vienen por parte de gente interesada, ignorante o de familiares y amigos... lo siento, es así, todos esos son públicos muy poco objetivos.

Las redes sociales son un continuo alimento para el ego
Imagen de https://pixabay.com/
Prefiero una crítica negativa de mi obra por parte de alguien cuyo trabajo admiro, que las palmaditas en la espalda de quien quiere conseguir una sesión de fotos gratis.


El enorme "Monumento a la soberbia"

Si ya hemos subido la "Montaña del ego", podría ser que hayamos construido en su cima el "Monumento a la Soberbia" y nos hayamos aupado con ayuda de nuestros interesados en lo más alto.

Este es un factor que se construye tan rápidamente como rápidamente puede derribarse, pero hace falta que venga alguien más fuerte y grande que el propio monumento para hacerlo.

La egolatría, creer que nuestro trabajo es superior al de los demás y que nosotros sabemos más que nadie en cualquier materia no es un indicativo de que vayamos hacia el 'Efecto Dunning-Kruger', sino que es una prueba de que estamos metidos hasta cuello en él. Nadie es mejor que nadie, o mejor dicho, como ya te conté con el 'Síndrome del Impostor', todos somos expertos relativos en algo, pero también ignorantes relativos en el resto de cosas.

Es imposible saberlo todo de todas las disciplinas fotográficas y siempre, indefectiblemente, habrá alguien mejor.

Ten cuidado con la soberbia, porque la manera de bajar de ese monumento es muy dolorosa.


La oscura "Cueva de la Ignorancia"

Quizás te suene eso del "Alegoría de la caverna de Platón", es un tema muy interesante y está también muy relacionado con todo esto. En esta alegoría hay unos individuos encadenados desde su nacimiento a una roca, de espaldas a la salida de la caverna. En la pared que sí pueden ver, al fondo de la caverna, proyectan sombras de seres y monstruos. Ellos crecen creyendo que el mundo es esa cueva en la que viven, desconocen qué hay en el exterior (si es que siquiera imaginasen que existe algo fuera de su hogar), pero imaginan que hay cosas terribles.

Esta historia, que no te he contado en detalle ni con mucha precisión (lo he hecho de memoria) tiene varias interpretaciones y muchos símbolos. Pero lo que nos interesa a nosotros es esa ignorancia que nos impide reconocer los límites de lo que nos rodea y nos infunde miedo a lo desconocido, si acaso imaginásemos que hay cosas que desconocemos. O el valor de hacer osadas afirmaciones (no sé qué es peor).

Es quizás el factor más relevante del 'Efecto Dunning-Kruger'. Los ignorantes no suelen siquiera darse cuenta de que lo sufren y es difícil sacarlos de ahí, además de que en ocasiones tienen el "valor" de sentenciar que no hay más conocimiento más allá de lo que ellos saben... Pero oye... que nos puede pasar a cualquiera en cualquier disciplina, no sólo en fotografía. Ni hace falta ser un ignorante en el sentido negativo de la palabra, con que tengamos lagunas en nuestra formación ya podríamos caer en este terrible error.

Por ello es tan importante que tratemos de ser conscientes de nuestras limitaciones y capaces de admitir que desconocemos muchas cosas.


El engañoso "Atajo al Éxito"

Este atajo, que quizás todos hemos intentado tomar en algún momento de nuestra evolución, es bastante peligroso en cuanto que nos puede meter sin darnos cuenta en el síndrome.

Si por la razón que sea no hemos adquirido lo conocimientos con trabajo, estudio o esfuerzo alguno, podría ser que estos no fueran completos. Podría ser que hubiese huecos importantes en nuestra formación. Con lo que estaríamos en una situación difícil, porque sabríamos hacer ciertas cosas bien hechas, pero quizás no el por qué de que se tenga que hacer así para que salga bien. O a lo peor creemos estar procediendo acertadamente cuando debido a ciertas lagunas estamos metiendo la pata hasta el fondo.

Por culpa de los atajos podemos tener una falsa sensación de conocimiento completo sobre algún tema.

Y ya no hablo de obtener éxitos no merecidos, que esos nos pueden llevar derechitos a la "Montaña del Ego" y encontrarnos ya subido sobre el  "Monumento a la Soberbia"... ya sabes por dónde van los tiros.

Lo bueno de todo esto, es que, en general podemos salirnos de todos estos caminos de la perdición y de este gran problema, cuando, de alguna manera, somos capaces de ser conscientes de que estamos metidos en ello. Más abajo te explico cómo.



A quién le puede ocurrir

Es probable que mientras leías lo que hasta ahora he escrito tuvieras a alguien en mente en quien identificabas todo... pero pon un momento los pies en el suelo... porque quizás te está pasando a ti también. Y por supuesto yo mismo, que estoy redactando esta entrada puedo perfectamente estar sufriendo el 'Efecto Dunning-Kruger', de hecho lo he sufrido y lo sufriré.

Por que puede ocurrirle a absolutamente todo el mundo.

A lo mejor ya hemos pasado por ello o estamos pasando o en algún momento futuro nos metamos de cabeza en este efecto y todo esto sin ni siquiera ser conscientes de que nos está sucediendo.


Sí, no te extrañes, puedes ser un gurú en alguna disciplina fotográfica... ¿pero eres un erudito en absolutamente todas las disciplinas, técnicas y estilos?... No, ¿verdad? No podemos saberlo todo. Todos tenemos el potencial de mejora en cualquier etapa de nuestro aprendizaje, pero podemos cometer el error de olvidar que no podemos ser expertos en todo. Ya lo he dicho antes, en general admitimos nuestras carencias cuando somos capaces de verlas, peeeeero... ¡tenemos que ser capaces de verlas! O alguien tiene que hacer que las veamos. El ego, la soberbia, la ignorancia o los falsos atajos nos pueden nublar la vista.

Venga, vale, no voy a hablar de nosotros mismos, voy a hablarte de otras personas... porque seguro que nosotros no sufrimos este efecto... ¿o sí?

Fijo que conoces a alguien que te pone de los nervios de vez en cuando, por ejemplo cuando te discute algo en lo que estás completamente seguro...
Sr. Alguien: ¿Cómo que esa foto es buena si no respeta la regla de los tercios?D. Experto: No sé, yo creo que la regla de los tercios ni es una regla, ni hay que respetarla, ni es la única forma de componer una fotografía.Sr. Alguien: Bah, no puede ser, la intersección de los ejes de los tercios está demostrado que es el punto más fuerte de una imagen y en esa el sujeto principal no coincide, está mal hecha.D. Experto: Me parece que no, he estudiado y comprobado que hay un montón de condiciones que anulan esa afirmación, las "Leyes de la Gestalt" por ejemplo, o la percepción humana sobre los pesos visuales.Sr. Alguien: ¿Ein? ¿Gestalt?¿Eso qué es... algo de los nazis?
Y en ese punto pueden ocurrir dos cosas...

Una sería que "Sr. Alguien", antes de continuar con la discusión, se informase sobre lo que "D. Experto" ha dicho.

La otra sería que "Sr. Alguien" continuara durante un tiempo indefinido la discusión, creyéndose en posesión de la verdad absoluta y cuando finalizara la charla quedase defraudado por los pocos conocimientos de quien admiraba, mientras "D. Experto" iría a revisar los apuntes y libros sobre la materia por si realmente estuviera equivocado.

Porque desgraciadamente, la gente con conocimiento real tiende a subestimar su competencia. Siempre pone en duda sus propias capacidades, lo que a veces les lleva al 'Síndrome del Impostor' del que ya te hablé.

Yo no soy, en este caso, "Sr. Alguien" (podría serlo en alguna ocasión), pero tampoco soy "D. Experto" (eso sí, estoy intentando día a día poder llegar a serlo). Aunque he de admitir que desgraciadamente la conversación es real, entre un conocido y alguien a quien admiro, durante un taller de Fotografía. A ese conocido también le escuché decir que "Bah, qué viene este a enseñarnos si ya no hay nada más que aprender, ya está todo más que estudiado"... Un claro sujeto metido de lleno en el "Efecto Dunning-Kruger".

Los fotógrafos que padecen este problema no suelen ser conscientes de ello, esta es una disciplina en la que el ego suele estar muy inflado y en la que hay algunos individuos a los que les cuesta mucho admitir que siempre hay algo nuevo que aprender y que siempre existe alguien mejor que uno.

O quizás se siente cómodos en su zona de confort y es impensable e innecesario para ellos salir de ahí.

En muchas ocasiones los verdaderos expertos en alguna materia tienen opiniones que han sido muy deliberadas y suelen ser bastante sosegados en sus consideraciones, pero los ignorantes creen tener respuestas absolutas e indiscutibles sobre lo mismo.

Una cosa te pido... si me ves sufriendo este efecto, dímelo, prefiero una verdad dolorosa a vivir en una feliz mentira.



Cómo solucionar el Efecto Dunning-Kruger

Por suerte tiene solución, afortunadamente es sencilla, desgraciadamente primero debemos ser conscientes de que estamos bajo su efecto... esa es la parte difícil.
Imagen de https://pixabay.com/
Para darnos cuenta de nuestras propias limitaciones y encontrar el remedio hay varios caminos, que se pueden recorrer todos a la vez, de uno en uno o sólo varios de ellos, aunque quizás lo ideal sería tratar de evitar el primero recorriendo el resto... los caminos se llaman: "Callejón del Batacazo", "Sendero de la Humildad", "Autopista del Estudio y la Práctica" y "Plaza de la Observación".


El primero que te menciono, el "Callejón del Batacazo"

Es el más duro, es cuando una situación nos acorrala y nos hace ver que estábamos haciendo el ridículo. Los ignorantes que se atreven a gritar a los cuatro vientos su supuesta superioridad suelen acabar topándose con alguien que realmente y demostradamente saben más que ellos, alguien que les pone los pies en el suelo sin ningún tipo de delicadeza.

Mi amigo Javier Damlow, propietario del blog Fuji-Xperience (en el que a veces escribo) lo cuenta con mucha gracia y un poco de mala de uva en su recomendable artículo "La gran hostia en Fotografía". Así que no voy a entretenerme más en este camino, te invito a leer su texto.


El segundo es el "Sendero de la Humildad".

Que creo que es imprescindible en esta disciplina y en cualquier otro aspecto de nuestras vidas. La humildad nos hace ser prudentes en nuestras afirmaciones y conclusiones, nos lleva a pensar que podría ser que no tuviéramos razón, que no sepamos aún lo suficiente.

En la próxima discusión sobre fotografía que tengamos con alguien (no el "Sr.Alguien" que te ponía antes), deberíamos detenernos un instante a pensar si realmente estamos más preparados que la otra persona en esa técnica, quizás en ese momento nuestros conocimientos no son suficientes para comprender que no estamos en posesión de la razón.


Seguiríamos por la"Autopista del Estudio y la Práctica"

Otro de eso imprescindibles recorridos. Además de que es la solución más generalizada para el 'Efecto Dunning-Kruger' en cualquier materia.

Los estudios sobre este síndrome demostraron que si los que lo sufren son entrenados para mejorar el nivel de conocimientos o habilidades en la la materia en cuestión, tras ello son capaces de reconocer y aceptar sus errores previos.

Es posible que ya te haya pasado... Al principio cuando adquiriste ciertos conocimientos técnicos sobre Fotografía viste que tus fotos empezaban a mejorar, quizás incluso te parecían cojonudas, pudiera ser que te creyeses mejor que "Sr.Alguien"... pero evolucionas, como este arte te mola sigues aprendiendo técnicas y estudiando. Pasado un tiempo vuelves a visionar esas fotos que tanto te molaban... de repente... te avergüenzas de ellas y de tu soberbia inicial. Ahora eres consciente de tus fallos, de tus limitaciones previas, has salido del 'Efecto Dunning-Kruger'... pero cuidado, que puedes volver a caer en él.

A mi sí me ha pasado lo que te acabo de contar, lo admito, y no me ha sucedido una sola vez, además de que es muy probable que me vuelva a suceder... en Fotografía y en otros aspectos de mi vida, nadie se libra de esto.

Soy de los que opinan que sólo somos conscientes de hasta dónde llegan nuestras fronteras cuando las traspasamos y las vemos desde la distancia.

Tenemos que apostar por nunca dejar de formarnos, para mejorar nuestras habilidades y conocimientos.


También debemos pararnos de vez en cuando en la 'Plaza de la Observación"

O de la meditación, si prefieres llamarla así. Se trata de detenernos de tanto en tanto a analizar nuestra situación y lo que nos rodea. Especialmente cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto.

no sería adecuado conformarnos con nuestro propio juicio


Deberíamos hacernos una idea sobre el tema que vamos a tratar, pero no sería adecuado conformarnos con nuestro propio juicio. No olvides que si no estuviéramos preparados para tomar decisiones o realizar ciertos trabajos, tampoco lo estaremos para darnos cuenta de ello.

¿Y qué hacemos entonces?

Si hemos recorrido la "Autopista del Estudio y la Práctica" ya tendremos bastante a nuestro favor, porque es posible que, al menos, seamos conscientes de nuestras limitaciones. Pero, aunque "las comparaciones son odiosas", quizás deberíamos tomar como referencia a otros fotógrafos para  medir nuestras capacidades, observar su trabajo, analizar cómo lo han hecho ellos, estudiarlos al fin y al cabo. Todo esto puede hacernos ver los errores que podríamos llegar a cometer antes de cometerlos o encontrar métodos que no habíamos tenido en cuenta debido a nuestro posible desconocimiento.

Por supuesto, también podríamos pedir colaboración, consejo u opinión a alguien a quien respetemos y del que estemos seguros que sabe de lo que habla. Molaría más aun que no tuviese reparos en ser sincero y que nosotros nos lo tomáramos agradecidamente por negativo que fuera lo que nos dijese.

Pero cuidado con esta plaza, no nos quedemos bloqueados en ella. Está bien admirar el trabajo de otros, incluso en ocasiones imitar y tratar de mejorar sus fotografías, pero lo más adecuado sería intentar dar lo mejor de nosotros mismos, sin importar lo que hagan los demás, debemos tratar de superarnos a nosotros... he leído que se llama "Filosofía Kaizen" y me gustaría en un futuro escribir sobre ello porque mola.

Se puede resumir en la famosa frase atribuida a Confucio: "Es fácil superar a los demás, lo difícil es superarse a uno mismo".



Mi conclusión...

Creo que conocer la existencia del 'Efecto Dunning-Kruger' nos capacita para pensar que antes de valorar negativamente la opinión de alguien o favorablemente la nuestra, deberíamos tener en cuenta que quizás uno de los dos podría no estar capacitado para darse cuenta de su propio error, y que de hecho nosotros podríamos ser el ignorante en cualquier caso.

Así que una vez que ya somos conscientes de ello, debemos procurar seguir siempre evolucionando, mejorando nuestros conocimientos y habilidades, siempre con humildad, siempre teniendo en cuenta que no podemos saberlo todo. Que sí, que podemos ser mejores fotógrafos que otros, pero siempre, siempre habrá alguien mejor que nosotros mismos.

Hay que apostar por la formación, siempre de calidad, para mejorar.

Y, por supuesto, nunca dárnoslas de superiores a nadie, porque podría ser que estuviéramos bajo estos efectos y haríamos el ridículo.

Antes de terminar con el artículo, te quería dejar un vídeo que me gustó mucho sobre todo esto del 'Efecto Dunning-Kruger'. Al parecer se ha elaborado con la colaboración con el propio David Dunning.

Está en inglés, así que tendrás que activar los subtítulos y entrar en la configuración del vídeo para ponerlos en español (están muy bien traducidos)...


El vídeo resume perfectamente todo esto que te acabo de contar... pero si te lo ponía al principio ya no ibas a leer todo lo que me ha costado tanto recopilar y redactar 😜.



Y hasta aquí por hoy

Llevo un tiempo dándole vueltas a estos temas, lo del 'Síndrome del Impostor', el 'Efecto Dunning-Kruger', la 'Filosofía Kaizen', o lo que recientemente me contó mi amiga Afri de la 'Ventana de Johary' y otras cuestiones sobre la percepción de nuestro yo, nuestro trabajo y nuestros conocimientos y experiencias.

Todo es realmente fascinante y me encantaría poder hablarte de ello.

Intentaré investigar lo suficiente para escribir algún/os artículo/s más siempre relacionándolos con el tema central de este blog, que es la fotografía y nuestra evolución como fotógrafos.

Por el momento me gustaría conocer tu opinión y conclusiones al respecto, yo te he dado las mías, pero ya sabes que me encanta hablar contigo y saber que estás al otro lado de esta pantalla leyendo y opinando sobre las cosas que te cuento.

Así que te espero en los comentarios de este artículo.

También sería de agradecer que si te gusta lo que lees en mi blog, lo compartas en tus redes sociales, así me ayudas a difundirlo y muestras tu apoyo a mi trabajo.

Nos leemos aquí abajo o en el próximo artículo.

Gracias por estar ahí.



Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

0 comentarios

Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, no te cortes...

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.