Me gustan tus fotografías, pero no las entiendo

octubre 09, 2018

Me gustan tus fotografías, pero no las entiendo

Siempre nos dicen que todas las fotografías deben emitir un mensaje, deben contar algo. Que además el espectador debe poder interpretarlo. Nos dicen que si una foto hay que explicarla es porque no es tan buena... Pero... ¿realmente necesitamos entender una obra para apreciarla?¿Siempre tenemos que "hablar" de algo en nuestras fotografías?

Los dos últimos artículos sobre dispersiones varias que he publicado en mi blog tratan de ciertos problemas de la percepción humana que, desde mi punto de vista, son las dos caras de la misma moneda. Si aún no los has leído, te invito a hacerlo. Uno se llama 'El Síndrome del Impostor' y el otro 'El Efecto Dunning-Kruger', creo que son dos temas muy interesantes.

A raíz de ellos he recordado que hace tiempo escribí para el blog Fuji-Xperience una entrada en la que le daba vueltas a un asunto que, en cierta manera, también está relacionado con todo esto de la percepción, los conocimientos y las convicciones. Hoy lo recupero y actualizo para añadirlo a Fotolarios y compartirlo contigo, además así sigo con esta misma línea de artículos, que más adelante me llevará a escribir sobre asuntos como "La ventana de Johari" o "La filosofía Kaizen".

A ver a ti qué te parece...

Hace tiempo tuve una miniconversación a través de una red social (sí, a veces valen para sociabilizar) con mi compañero de afición (y genial fotógrafo) Javier Villena, que empezaba con una frase que le habían soltado sin mala intención (supongo)...

- ¡¡¡Cómo me gustan tus fotografías!!! ... pero algunas no las entiendo. -dijo que le habían dicho-

- Como las canciones en inglés... Quizás es que habláis idiomas diferentes. -le respondí yo-

- ¡¡Ah, puede ser!!!... no comprende el idioma, pero le gusta la música.


Esa corta charla me hizo pensar (a veces lo hago, de verdad, para existir y esas cosas) y empecé a darle vueltas al tema, de hecho, esa miniconversación es lo que me inspiró a escribir lo que ahora estás leyendo...

Para empezar a entrar en materia... se supone que la Fotografía es una forma de expresión artística y un medio de comunicación, ya que a través de ella podemos crear belleza, mostrar sensaciones, transmitir sentimientos pero también contar hechos, describir situaciones y un largo etcétera de "bellas mentiras" que son más largas de explicar con palabras que de mostrar gráficamente. Ya sabes, eso de: "Una imagen vale más que mil palabras", aunque como dijo Sunsan Sontag, "Hay pocas imágenes que valgan más que mil palabras"...  y estoy muy de acuerdo con esa mujer (en este y en muchos otros temas de los que ya hablaremos en alguna otra ocasión).

Lo que me lleva a pensar (y supongo que a ti también) que como todas las formas de arte y de comunicación, la Fotografía, posee un lenguaje (visual en este caso), con unas reglas, símbolos y sistemas de signos. Este "idioma" se presupone habitualmente que es universal y descifrable por cualquiera, en cualquier parte del mundo... de cualquier época... ¿no?... 😕... pues yo creo que no es tan así...


Porque, a diferencia de otros idiomas, desgraciadamente (o afortunadamente porque eso la hace especial) la Fotografía no es un lenguaje "reglado"... que yo sepa no hay un "Diccionario de la RAE" de la Fotografía, sino que su "código" se ha transformando y se ha ido transmitiendo por diversos medios más o menos eficaces (sobre todo libros) y con mayor o menor acierto... se lee cada cosa por ahí que es para hacer sangrar los ojos... Menos mal que también existen muchas personas con unos conocimientos muy amplios y sólidos sobre eso de hablar a través de las fotografías, aquí arriba te he puesto algunos libros sobre composición que me molan, aunque existen muchos más.



Un ejemplo... Interpretando los colores

Si llevas cierto tiempo en esto de la Fotografía o tienes la suficiente inquietud artística como para investigarlo un poco, ya sabrás que los diferentes colores del espectro se pueden utilizar para enviar mensajes al espectador (psicología del color lo llaman) y que en una imagen (en color) debería existir alguno de los muchos tipos de armonía cromática  (o de contraste cromático) para que el mensaje (si es que lo hay) funcione mejor.

psicología del color

Hay muchas variantes del círculo que te pongo aquí arriba, algunos aportan más significados (o diferentes) a cada color y otros menos, todos son similares... peeeeeeero... lo cierto es que ninguno es totalmente certero (incluyendo el mío), aunque tampoco se puede decir que estén todos equivocados (el mío tampoco). Porque no se transmiten las mismas sensaciones en todo momento a todo el mundo en todos los lugares del mundo.

Por ejemplo, fijémonos en el color verde, que normalmente se relaciona con lo orgánico y la naturaleza, pero que resulta que también puede significar "veneno" o si está en la piel de algún ser vivo lo relacionamos con la enfermedad o nos puede producir repulsión... ¿Os habéis fijado que en la mayoría de pelis los monstruos y los alienígenas son de color verde?... Menos E.T. que es color caca... ¿quién puede ser tan retorcido como para darle aspecto de zurullo flexible y parlante con poderes a uno de los símbolos de nuestra infancia? O_o!!

Fotograma de la película E.T. El extraterrestre
Fotograma de la película E.T. El extraterrestre
O sino hablemos del color blanco, que sí, que es un color, de hecho es la combinación de todos los colores (la ausencia de color sería el negro, pero es otra historia, ya escribiré un artículo sobre todo eso). Pues resulta que simboliza pureza, inocencia, paz, lo que resulta curioso es saber que si nos vamos a Japón también es sinónimo de muerte... ya sabemos que los orientales son diferentes.

¿Y el rojo?... amor, pasión, energía... pero también... peligro, agresividad, sangre.

Pero ya si nos ponemos a combinarlos la podemos liar del todo...
  • rojo+naranja=calidez peeeero rojo+negro=violencia
  • verde+azul=tranquilidad peeeero verde+amarillo=toxicidad
Lo gracioso es que esos mensajes no siempre se cumplen, porque perfectamente podríamos mostrar una foto de un paisaje cuyos colores predominantes sean rojo y el negro y ser la foto más relajante del mundo.



Otro ejemplo... interpretando símbolos

Hay muchos símbolos que cambian totalmente de significado de un lugar a otro del mundo o en un momento u otro de la historia.

Por poner un ejemplo curioso... la dirección a la que se dirige un sujeto en nuestra imagen puede transmitirnos que este se viene o que se va, aunque esté desplazándose en paralelo a nuestro plano. Como estamos en occidente y escribimos de izquierda a derecha, todo lo que se dirige hacia la derecha se aleja y lo que se desplaza hacia la izquierda se acerca. Pero en algunas zonas del mundo el sentido de la escritura es al contrario, de derecha a izquierda con lo que el simbolismo de la dirección se invierte.

O si nos ponemos hablar de iconos reconocidísimosquetecagas... la esvástica, el infame símbolo nazi por excelencia... pero también es un símbolo budista... O_O !!

Esvástica Nazi
Esvástica Nazi
Esvástica en un templo budista, foto de SpeedyGonsales
Esvástica en un templo budista, foto de SpeedyGonsales

Viñeta del cómic 'La espada del Inmortal'
Te copio un texto sacado de la Wikipedia acerca de la última imagen que te he puesto, la de la viñeta del cómic 'La espada del Inmortal' (me flipa este cómic)...

El personaje principal de La Espada del Inmortal, Manji, ha tomado la esvástica invertida como nombre y símbolo personal. A este símbolo también se le conoce como sauvástica, un nombre derivado del sánscrito «svastika», que significa ‘bienestar’.

Fue ampliamente utilizado en la antigüedad como símbolo de prosperidad y buena fortuna, y ha sido utilizado en Japón como símbolo del budismo desde tiempos antiguos. El símbolo generalmente utilizado por los budistas japoneses es la sauvástica (vocablo que proviene del sánscrito hindú) o esvástica con los brazos torcidos hacia la izquierda, que se mueve en dirección contraria a las manecillas del reloj y se llama manji en japonés, palabra de la que procede el nombre del personaje principal de la historia. 

Este símbolo en el budismo japonés simboliza la noche, está asociado con propiedades mágicas y no tiene ningún significado antisemita ni pronazi, ya que dicha connotación no llegó a existir hasta 1920, año ya muy posterior a la era Edo en que se desarrolla la historia.

La esvástica, cuyos extremos señalan en la dirección de las agujas del reloj, suele ser considerada como un símbolo solar. Fue esta versión la que los nazis utilizaron (con el nombre Hakenkreuz) como símbolo suyo.

Así podríamos seguir todo el día pero, en resumen, lo que quería explicarte es que los significados de los símbolos de esta forma de comunicación que es la imagen (en nuestro caso, la Fotografía) pueden cambiar de un lugar a otro, de un momento a otro e incluso de quién los mire.

Por si fuera poco, cambian según cómo se muestren o de qué vayan acompañados, digamos que los símbolos tienen declinaciones, tiempos verbales y vienen acompañados de adjetivos y sustantivos que los completan.

Por eso te decía que yo no tengo nada claro que la lectura de las imágenes sea algo universal, ni siquiera estoy muy seguro de que sea totalmente necesario interpretar nada... Porque...



¿Hay que entender las fotografías?

¿Es realmente cierta esa frase que dice "Las fotografías son como los chistes, si hay que explicarlas es que no son tan buenas"? Porque hay ocasiones en que no lo veo así.

Existen grandes fotografías, bellas imágenes que no significan nada ni lo pretenden, en ocasiones me he quedado pasmado con fotos que quizás escondían algún mensaje pero que yo no he logrado descifrar aunque estaba seguro de que pretendían decirme algo, pero tampoco lo he necesitado realmente para apreciar muchas buenas fotos... también me ha pasado todo lo contrario... he admirado imágenes que parecen hablarme tan claramente como un mejor amigo.

Por otra parte, creo que una foto no es capaz de contar una historia completa por sí sola, o se requiere de una casi inalcanzable maestría para ello... quizás existan muchas fotografías que pueden enviarnos un mensaje más o menos complejo, con sus limitaciones, también pueden "describirnos" un objeto o un hecho, incluso pueden mostrarnos un instante de una secuencia y tal vez podamos llegar a imaginarnos (y, menos probable, acertar) lo que ocurrió antes y lo que ocurrió después.

'Problemas', de Carlos Larios
No es una escena preparada, ¿cuenta una historia?¿Qué está pasando?¿Qué pasó antes?¿Y después?
De hecho, me parecería pretencioso por mi parte decir que mis propias fotografías (de forma individual) cuentan historias y me suena raro, muy raro, que alguien me afirme y reafirme que es capaz de ver esa supuesta narración en una única e individual foto. Que podría ser, pero a mi no me lo parece.

Por supuesto otra cosa muy distinta son las "Series", las de Netflix no, las otras, las fotográficas... independientemente de que he visto a "fotógrafos" escudarse en ellas para justificar que sus imágenes no transmitan nada (ni simple, ni complejo) individualmente, que no se entienden si no ves la serie completa (que a veces veo el trabajo completo y tampoco me dicen nada, pero bueno, cada uno con su película... o su serie).

Todo esto puede ser cierto en algunos casos y en otros... pues no tanto, pero aun así... ¿es tan importante que todas las fotografías nos cuenten algo? O mejor preguntado... ¿Necesitamos entender una obra para apreciarla? Yo no creo que necesites entender ninguna obra para apreciarla... en ocasiones sería como tratar de comprender algo tan abstracto y subjetivo como el amor... no sabes por qué sucede, pero sucede y no necesitamos saber qué ha pasado para disfrutarlo (o sufrirlo).

No sé, quizás podría ser algo parecido a lo que ocurre con los videojuegos, puede encantarte un juego sin haberte pasado todas las fases, pero para que la experiencia sea realmente completa tienes que ver hasta la escena final, incluso mejor si llegas a los finales alternativos.

Recuerdo ahora un documental que me encantó... 'La caja de cerillas' de David Airob (te lo recomiendo muy mucho). Casi al principio (creo) Joan Guerrero decía algo así como "La fotografía no hay que entenderla, hay que sentirla".



El idioma de las imágenes

También hay otra cuestión interesante...  la del "idioma" en el que nos expresamos.

Según estudié en las asignaturas "Historia del Arte" y en "Didáctica de la expresión gráfica" (una de las mejores asignaturas que tuve en la carrera de Bellas Artes) para traducir totalmente lo que nos dice una obra necesitamos conocer al artista, su historia, su contexto, su estilo, su tema y el momento de su vida en que la realizó (casi nah), por si fuera poco, nuestro propio contexto puede influir en la traducción. Tiene sentido, ten en cuenta que el arte es algo muuuuuy subjetivo, hay que despejar muchas incognitas para lograr cierta objetividad. En el caso hipotético de que fuésemos totalmente objetivos y conociésemos todos los datos necesarios  (todo el vocabulario) quizás aún así no nos acerquemos al significado original de la obra... o quizás no lo tiene... o quizás no lo necesitamos para apreciarlo...

Obra de Vassili_Kandinski
Obra de Vassili_Kandinski
Además, sabemos que en cada idioma, según la zona, tiene diferentes acentos que, a pesar de tratarse del mismo lenguaje, han ido derivando, distanciándose y se va complicando la comunicación fluida... Poned a hablar en español a un gallego con un andaluz y veréis a qué me refiero ¿verdad Isa? (Isa es mi hermana, somos del sur, mi cuñado es gallego 😜).

Así ocurre casi siempre con la Fotografía, nosotros queremos decir, contar, comunicar algo y aunque lo hagamos en el mismo idioma que la persona que mira nuestro trabajo es muy probable que interprete el mensaje de forma totalmente diferente o ni lo entienda.
Y otra cosa para dificultar aún más entendernos en el mismo idioma... como en todo lenguaje, en la Fotografía, hay analfabetos, cultos, eruditos, pedantes, llanos, intrincados, gente corriente, gente vulgar... Que a veces se comunican con términos técnicos, a veces con sarcasmo o quizás con rima y sean capaces de hacer poesía. Todas son formas de usar el mismo idioma pero unas son más fáciles de entender que otras... Puede ser que nos comuniquemos con monosílabos "flor", "manzana" o "perro" y un científico lea "Chrysanthemum morifolium", "Pomácea comestible fruto de Malus domestica" o "Canis lupus familiaris".

Casi me parece un milagro que dos personas se entiendan o que opinen lo mismo sobre algo.

Porque sí, todos tenemos claro que la Fotografía es un medio de expresión artística y de comunicación, yo no tengo duda, pero en muchos casos los símbolos, contextos, historias, etcétera, alrededor de ella son muy personales.

Cada uno de nosotros tiene su propio idioma gráfico que se mezcla con el universal y que es filtrado y transformado por los ojos de quien contemple nuestras obras...



Aunque a veces hay poco que entender

Puede ser que sólo queramos congelar momentos, eternizar personas, recordar objetos, que no pretendamos contar nada.

Quizás no deseamos mantener un diálogo con nadie, pero que aún así haya gente que ve significados ocultos, historias, conversaciones... o todo lo contrario.

Creo que hay que tener en cuenta que a veces una obra (o el arte en general) no tiene otra pretensión que mostrar algo, una sola cosa, sin trascendencia... algo que nos llamó la atención, algo de lo que queremos dar testimonio, demostrar que estuvimos allí y que lo vimos, a veces no necesitamos contar qué hicimos, cómo nos sentimos y transmitirlo. Y en ocasiones puede que sea cierta la frase "A través de mis fotografías puedo hablar de manera más intrincada y profunda que a través de las palabras"... pero es que eso lo dijo ¡¡Richard Avedon!! (casi nah) y es un camino muy largo el que hay que recorrer para acercarse a lo que fue ese señor.

Para intentar explicarme mejor te voy a poner un ejemplo mío habitual... al hablar de Fotografía e intentar explicarla o darle un sentido, suelo compararla con otras muchas cosas (recetas, pescado, Frankenstein... sí, de verdad, lee mis artículos en este y otros blogs y lo comprobarás), el caso es que hoy la compararé con la música...



La Fotografía es como la música

A todos nos gusta la música, independientemente del estilo musical que escuchemos... bueno, menos el Reggaeton, que no sé si se considera estilo... ni música... 😜

La Fotografía es como la música

Hay canciones que nos gustan, pero lo que dicen puede estar en cualquier idioma, que podría ser que no sepamos traducir, incluso muchas de ellas no las entendemos ni subtituladas... como algunas letras de las canciones de Vetusta Morla (uno de mis grupos preferidos), pero eso no impide que nos gusten, que nos activen sentimientos, hasta pueden traernos recuerdos o incluso podrían convertirse en nuestras canciones favoritas.


¿Podría llegar a enamorarnos una obra de arte (una canción, una foto, un poema, una ilustración, una escultura, una película, una persona...) sin llegar a entenderla? Pues yo creo que sí, porque parafraseando a mi colega Javier Villena...

"¡¡Puede ser!!!... no comprendemos el idioma, pero nos gusta la música"

¿Qué opinas? Espero que me lo cuentes.

Y si te mola lo que escribo podrías mostrar tu apoyo a mi trabajo compartiendo mis artículos en tus redes sociales.

Nos vemos en los comentarios o en la próxima entrada al blog. Gracias por estar ahí.



Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, trabajo de Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas)... Soy una persona tranquila con una mente inquieta y estoy tratando de crecer en la Fotografía, me encantaría que me acompañaras.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

0 comentarios

Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, no te cortes...

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.