12 de diciembre de 2016

10 razones para NO hacer fotos estas fiestas

10 razones para NO hacer fotos estas fiestas


Ya está aquí, ha llegado casi sin avisar... No, no me refiero a la enésima reposición de "Solo en casa", me refiero a que ya está aquí la Navidad... ¡¡Yuju!!... O no tan yuju...  Aún nuestro bolsillo no se ha recuperado de los gastos de las vacaciones de verano (quien haya podido tenerlas) y ya estamos tachando regalos de las listas. Las calles ya se han llenado de luces para contrarrestar todo lo que nos hemos ahorrado en electricidad con el cambio horario... Empezamos a ver fotos y más fotos de lucecitas, bokehs, guirnaldas, arbolitos, comida, frío... y un largo etcétera de todos esos típicos y tópicos navideños.

Así que en esta entrada voy a hacer un poco de Grinch, te voy a dar 10 motivos para no hacer ni una sola foto en estas fiestas...

Ya, ya sé que nos gusta la fotografía, que estas fiestas son un motivo o, mejor dicho, una excusa más para hacer lo que nos mola, pero es que siempre es lo mismo... Porque año tras año, fiesta tras fiesta, siempre es igual, parece que no aprendemos... una y otra vez volvemos a caer.

Equipados con nuestra flamante cámara de fotos, que con un poco de suerte nos habrán acabado de regalar, nos disponemos a fotografiar cada adorno, cada polvorón, cada lucecilla, cada niño con gorro de Papá Noel.

Pero te invito a vencer la tentación, deja tu cámara en su bolsa porque quizás te convenzan estas

10 razones para no hacer fotos en estas fiestas...



1º  La comida

Pero... ¿otra vez vas a fotografiar el plato de jamón? ¿No tenías ya unas fotografías parecidas del año pasado?¿Es que tienes que hacer fotos de todo lo que te comes?... Espero que de todo no... porque...¿estamos hablando de fotografía verdad?...

Típico centollo para la comida de navidad
Típico centollo para la comida de navidad


¿Qué tal si esta vez dejas tu cámara a un lado y te dedicas a disfrutar de la comida? ¿No eres consciente de la de horas que se ha pegado tu cuñado preparando el pavo? ¿Quieres que se te enfríe?

Suelta la cámara y trinca el tenedor, deja el flash y agarra el cuchillo ¡y ataca! antes de que el resto de tu familia acabe con las existencias... ese banquete no va a durar mucho en la mesa... y lo sabes.

Así que si no quieres comer frío o probar el sabor de esos platos lamiendo la pantalla de tu equipo cuando revises las fotos, déjate de tanta camarita y dedícate a disfrutar del sabor de las cosas reales.



2º  La bebida

Supongo que aprecias la integridad de tu equipo fotográfico, supongo que eres muy cuidadoso con tu reputación como fotógrafo de calidad y tratas de mantener la dignidad.

Eso ya son motivos de mucho peso para no sacar la cámara durante las fiestas.

Efectos negativos de la bebida sobre la fotografía
Efectos negativos de la bebida sobre la fotografía


Porque ya sabemos que la fotografía y los líquidos son incompatibles a no ser que tomemos ciertas precauciones... y durante las fiestas hay ríos y ríos de bebida... y no precisamente la de "mira cómo beben los peces en el río"...

Y por supuesto los efectos de esas bebidas en nuestro organismo nos hacen no funcionar lo que se dice del todo bien. ¿Nunca has probado a salir de fiesta con la cámara?... Yo sí... por eso de llevarla siempre encima... y no te lo recomiendo, a no ser que te guste coleccionar fotografías movidas, desenfocadas, mal encuadradas, algunas que no recuerdas si quiera haber hecho... mmm... si alguien las ve siempre puedes decir que te quitaron la cámara, pero tú sabes que no es cierto.

Así que no, no saques la cámara de fiesta cuando hay bebidas de por medio, digamos que la fotografía mejor que sea abstemia.



3º  Para salir en las fotos

Es la conocida maldición de los fotógrafos, nunca salimos en las fotos, a nadie se le ocurre que quizás nos gustaría que la gente supiese que somos parte de la familia apareciendo en alguna imagen.

El fotógrafo nunca sale en las fotos, bueno, ni quien él quiera ;)
El fotógrafo nunca sale en las fotos, bueno, ni quien él quiera ;)


Claro, como somos los que siempre llevamos una cámara encima pues eah... que si "hazme una foto aquí", que si "hazme una foto allá", que si "haznos una foto a toda la familia... sí pero yo no salgo... ya pero alguien tiene que hacer la foto y a ti te gusta"...

En fin, que por una cosa u otra nuestra imagen permanece en el más absoluto anonimato y  claro, cuando nos preguntan si estuvimos en tal o cual fiesta, que estuvo cojonuda, nosotros no podemos demostrarlo... porque ¡¡no salimos en ninguna foto!! Y nadie entiende que no salimos porque estamos detrás de la cámara.

Mi hija, cuando ve fotos familiares, me pregunta... "Papá, ¿tú dónde estabas? - Yo haciendo la foto hija - Ya pero como no se te ve" :'(

Así que este año no va a pasar, deja tu cámara guardada, ponte detrás de cada parejita que se vaya a hacer un selfie, pon deditos, caras, baila y haz el ridículo (sin pasarse) delante de la cámara (de otro)... Aunque te he de recordar el punto anterior, el de la bebida y la pérdida de la dignidad... No tomes mucho de la primera y no pierdas demasiado de la segunda.



4º  Son casi iguales a las de otros años

No, no te me pongas ahora en plan "cada momento es único". Porque  año tras año, por navidad, haces las mismas fotos una y otra vez.

Mismas luces de navidad de todos los años
Mismas luces de navidad de todos los años


Que si el arbolito con las bolitas de navidadcita, que si las lucecitas del arbolito con las bolitas de navidadcita, que si los adornitos de la casita llena de las lucecitas del arbolito con las bolitas de navidadcita , joeeer esto parece el "Día de la Marmota" de "Atrapado en el tiempo".

Otra vez las mismas luces, los mismos adornos, los mismos disfraces. Todo insoportablemente recargado.

Ya no las cosas, la decoración y el aspecto de todo, es que hasta los momentos se repiten...
  • Tu compañero de curro perdiendo la dignidad después de la cena de empresa.
  • Tu cuñado contando chistes malos.
  • Los brindis empalagosos.
  • Familiares que llevan todo el año sin verse echándose cosas en cara.
  • Tu madre llorando porque estamos todos reunidos.
  • El gato tirando al suelo el arbolito con las bolitas de navidadcita.
  • Etcétera...
  • Etcétera...
  • Etcétera...
Así que no, que no te empeñes, que siempre hacemos las mismas fotografías, ya ni lo intentes, no hay más cosas que fotografiar. Guarda tu cámara... bueno tenla cerca por si acaso esta vez es tu jefe el que pierde la dignidad durante la cena de empresa y puedes aprovechar para algo esas imágenes ;) jijijiji.



5º  Para poder cantar y bailar

Porque sé que llevas un Billy Elliot en algún lugar entre el pie izquierdo y la cadera dislocada

Cantar y bailar, disfrutar de la fiesta


¿Pero qué cree la gente? ¿Que los fotógrafos no sabemos bailar?... Pues no, no sabemos... pero porque nunca nos dejan intentarlo... porque siempre nos piden que hagamos las fotos en las fiestas y es muy incomodo bailar con la cámara en el cuello.

¿Y qué pasa?¿Que no sabemos cantar?... Pues tampoco... Y para eso no se me ocurre excusa... Supongo que por eso nos metimos en esta rama del arte tan silenciosa.

Bah... Da igual... si hasta tu abuelo suelta el bastón y se pone a bailar, si hasta tu prima la de la voz de camionero se pone a berrear villancicos... ¿Por qué tú no vas a poder intentarlo? ¡Suéltate esa melena! (a no  ser que seas calvo) ¡y canta! ¡y baila!... total, toda la familia lo está haciendo, ni se van a enterar de que tú también ;) .



6º  Hace tela de frío en la calle

Al menos hasta que esa verdad Incómoda de la glaciación sea totalmente patente hace muuucho frío en la calle.

Qué bien entran unas castañas... pero mejor en casa
Qué bien entran unas castañas... pero mejor en casa


Hasta ahora hemos hablado de lo que pasa de puertas para adentro, pero en la calle hay las mismas luces, los mismo adornos, la misma gente disfrazada de algo parecido a un Papá Noel yonqui... Y encima hace mucho frío.

¿No sería mejor quedarte tranquilito en tu casa? ¿Calentito? ¡Deja que las fotos las hagan otros fatigas! Tú ya las hiciste el año pasado, suficientes para excusarte este año.



7º  Por si fuera poco tendrás que editarlas

Bueno también organizarlas, editarlas, etiquetarlas, enviarlas... Buaj una horrible cantidad de trabajo que no tienes necesidad de hacer.

Estas no son ni una cuarta parte de todas las fotos de navidad que tengo
Estas no son ni una cuarta parte de todas las fotos de navidad que tengo


Si tenemos en cuenta que los adornos son los mismos, los disfraces iguales, las luces muy parecidas, cada momento parece un Déjà Vu... ¿para qué te vas a molestar en hacer más fotos? Si después vas a tener que hacer todo ese tedioso trabajo.

Haz una cosa, revisa las del año pasado, comprueba cuáles no has hecho públicas, cambia la fecha y listo, ya tienes las fotos navideñas de este año.

¿Que te han pedido un retrato? Revisa las del año pasado, quita el efecto piel de seda y ya tienes la foto de la misma persona un año más vieja (o más).

Lo cual me lleva al siguiente motivo para no hacer fotos estas navidades...




8º  Las comparaciones son odiosas

Cuando te pones a revisar las fotos de otros años te das cuenta de cómo envejece la gente... lo mal que envejece la gente... menos Mónica Bellucci, ella estará siempre fantástica... ah! Y mi mujer, que cada año está más guapa y seguro que ahora está leyendo esta entrada... ¡Te quiero guapa! ;*

Mi mujer cada año está más guapa
Mi mujer es la única que cada año está más guapa (sí ella también lee este blog)


Si haces fotos este año, si haces retratos, tendrás que enviarlos o mostrárselos a la familia y ¿no querrás ponerlos tristes? Porque eso es lo que va a pasar cuando vean en aumento esas arrugas que ya ni el filtro pieldeporcelanadelafina es capaz de quitar.

Evítales ese sufrimiento, diles que no, que ya no haces fotos en navidad porque quieres recordarles con su actual belleza... aunque haya algunos más feos que un pie miénteles sin piedad ni remordimientos, serán más felices aunque no lo sepan.



9º  Porque realmente no somos fotógrafos

Si es que no paro de decirlo... que yo no soy fotógrafo, lo de la fotografía es una afición, como coleccionar sellos o piedras redondas.

Si es que no sé ni sujetar correctamente la cámara ;)
Si es que no sé ni sujetar correctamente la cámara ;)


No tenemos ninguna obligación de llevar la cámara siempre encima (aunque lo hagamos). Nada nos obliga a hacer fotos a todo lo que nos llama la atención (aunque lo hagamos). No tenemos por qué fotografiar ese momento tan especial para nosotros (aunque lo hagamos). Nadie nos obliga a revisar una y otra vez nuestras fotos o las de otros (aunque lo hagamos).

Si no nos apetece hacer fotos... pues no lo hacemos... y yastá, no pasa nah.



10º Disfrutar de la familia

Este último motivo es quizás el único realmente serio de toda la entrada ¿pensabas que realmente no me gusta una fiesta? ¿o fotografiarla? Parece que no me conoces ;)

Cuando nos llevamos la cámara a los ojos y nos ponemos a fotografiar no estamos viviendo el momento.

Sé que cada foto es una victoria contra el tiempo y el olvido, porque cada vez que miramos la foto de ese miembro de nuestra familia, de ese momento que "vivimos" con ellos, lo volvemos a traer al presente. Pero también es cierto que cuando hacemos fotos estamos poniendo un "filtro" (y no precisamente de Instagram), entre nosotros y nuestra vida, que no nos permite disfrutar al 100%.

El amor corre por doquier en estas fiestas
El amor corre por doquier en estas fiestas


Es por eso que te recomiendo que en estas fiestas durante las reuniones familiares dejes tu cámara aparcada (y con más razón si es la del móvil). Hazte pasar por una persona social y familiar y habla con los tuyos, ríe con los tuyos, permítete recordar esas imágenes, esos momentos, esas risas, pero sólo recordarlas, sin ninguna imagen que lo atestigüe.

Fíate de tus recuerdos y sensaciones cuando en un futuro quieras volver a ese instante, será quizás algo más cálido que la fría textura del papel o la pantalla en la que miras las fotos.

A lo mejor resulta que hasta te caen bien esas personas que viven contigo y a las que llamas familia.



Y ya está

Sí, ya sé que no te has tragado casi ni una de las palabras de este texto, sé que sabes que yo sé que procuraremos tener las baterías de la cámara bien cargadas y espacio en nuestras tarjetas de memoria para fotografiar todo lo fotografiable (y lo que no también) estas navidades.

Porque nos va la marcha, no podemos evitarlo, esto nos tiene atrapados de manera irremediable.

Por cada razón que te he dado para no hacer fotos, hay otras cien para sí hacerlas, así que para la siguiente entrada te voy a dar casi las mismas diez razones para sí fotografiar estas fiestas.

Al menos espero que hayas pasado tan buen rato como yo me lo he pasado escribiendo.

Quizás a ti se te ocurre algún motivo más que se me haya pasado por alto para NO hacer fotos, me encantaría que lo compartieras en los comentarios... o quizás puedes irte a NO hacer fotos en la calle, que he visto al Papá Noel yonqui hace un rato ;)



2 comentarios:

Gracias por comentar, si requiere de respuesta lo haré en el mínimo tiempo posible. Ahora, a seguir haciendo fotos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...