El equilibrio compositivo en Fotografía

marzo 31, 2021

El equilibrio compositivo en Fotografía

Vamos a conocer los detalles y variantes de este recurso compositivo que es el "equilibrio". Hablaremos del "equilibrio simétrico", del "asimétrico", de los pesos visuales y de todo lo que necesitamos saber para aplicarlo a nuestras fotografías.

En este artículo vamos a hablar sobre el equilibrio compositivo aplicado a la Fotografía. Aunque realmente lo que te voy a explicar aquí es aplicable a cualquier disciplina artística, es algo que ya te he comentado varias veces, las diferentes artes se alimentan unas de otras y sus recursos son intercambiables en una gran mayoría de casos.

El motivo de escribir y publicar ahora sobre este recurso compositivo es la realización del 'Reto 52 semanas, 52 fotografías' número 5, titulado 'Equilibrio asimétrico'. Pero para entender en qué consiste este tipo de equilibrio hay que hablar también de otras cosas, que son las que vamos a ver hoy.

Todo esto del equilibrio y el desequilibrio está relacionado con los pesos visuales.

Es algo de lo que te he hablado indirectamente en otras publicaciones, como cuando veíamos el tema del color o en un par de entregas del curso de Fotografía que tienes en mi canal de YouTube.

Antes de entrar en el meollo del equilibrio y el desequilibrio hay que conocer algunas cosas.


Siempre estamos analizando las imágenes

Nuestro cerebro es un culo inquieto, no para, siempre está ocupado con tareas de las que no somos conscientes en muchas ocasiones. 

Es por eso que podemos respirar sin tener que pensar en ello, algo muy útil para mi porque, con lo despistado que soy, seguro que se me olvidaría respirar y me moriría a lo tonto. Y a ver qué pondrían en mi esquela "Se murió porque se le olvidó respirar, al muy imbécil". No quedaría bien.

El caso es que entre esas muchas cosas que hacemos sin necesidad de pensar en ellas está el análisis de todo lo que vemos.

Sí, estamos todo el rato escudriñando las imágenes que nos llegan, juzgándolas y haciéndonos opiniones sobre ellas sin si quiera ser conscientes. Además, es un análisis más profundo de lo que piensas. No se queda tan solo en si nos gusta o no, va mucho más allá de la primera impresión. Analizamos cosas como la luz, si es congruente o no, si nos agrada, si nos dice algo más de las apariencias; también interpretamos el mensaje y otros mensajes que pueda haber menos evidentes. Por si fuera poco analizamos muchos factores sobre la composición, la distribución de los elementos, su jerarquía, sus distancias, la nivelación (tanto horizontal como vertical), etc.

analizando imágenes

Entre lo que analizamos sobre composición está el recurso del que venimos hoy a hablar, el equilibrio.

Detectamos de forma inconsciente y automática si una imagen está equilibrada o desequilibrada. Es decir, si los elementos que contiene en la mitad izquierda son más pesados, menos pesados o igual de pesados que los de la mitad derecha.

Recalco: Estamos hablando de peso, del peso que relacionamos con la gravedad, con el empuje hacia abajo de los objetos.

Nuestra percepción ve las imágenes como si estuvieran apoyadas y en equilibrio por el centro (normalmente) y como si los elementos que contuvieran fueran objetos reales con su peso y empuje hacia el suelo. Después me extiendo un poco más sobre esto.

El caso es que tengas en cuenta que puedes confiar en tu percepción, en tus sensaciones, sin siquiera tener por qué conocer los recursos compositivos a los que un entendido haría referencia. De hecho, aún sin tener conocimientos sobre el equilibrio, el equilibrio asimétrico, el simétrico o sobre otros conceptos, son cosas que aplicas en tus fotografías. Nuestra ignorancia en cuanto a términos compositivos, no es un impedimento para analizar y juzgar una imagen de una manera bastante acertada o para utilizar dichos recursos en nuestras fotos. 

Con artículos como este y con el reto al que te hacía referencia al principio, lo que estamos haciendo es convertir algo que hacemos sin darnos cuenta en un conocimiento consciente. Y así ser más eficaces en la trasmisión del mensaje (sea más superficial o más profundo).


Peso visual y atracción visual no son lo mismo

Pues no, no son lo mismo. A pesar de que a veces hemos visto que se habla indiferentemente de uno u otro.

Por un lado tenemos la "atracción visual", es decir, una llamada que ocurre cuando ciertos elementos, por varios factores (de algunos hablo en ESTE artículo), hacen que los miremos con más atención o durante más tiempo que otros. Cobrando mayor importancia en la composición, estableciendo una jerarquía y provocando un recorrido de la mirada por la imagen.

Por otro lado tenemos el "peso visual", que se refiere a un peso casi físico, que tiene que ver mucho con la fuerza de la gravedad y su empuje hacia abajo. Lo que provoca que las imágenes puedan estar equilibradas o desequilibradas al comparar sus dos mitades y los elementos que contienen.

Imagina dos manzanas en una mesa, una es más grande pero menos apetitosa y la otra más pequeña pero parece más suculenta.

manzanas

La grande pesa más, pero la rojiza atrae más nuestra mirada, es más apetecible.

Creo que la confusión y mezcla de términos viene de que la palabra "peso" a veces se utiliza como sinónimo de "importancia" y la "atracción visual" establece en muchas ocasiones el protagonismo de los elementos, cuál de ellos es más importante que los otros.

Pero cuando hablamos de composición, deberíamos tratar de usarlos con más propiedad y ser conscientes de que "peso visual" y "atracción visual" son conceptos diferentes y que implican cosas distintas. 

El peso establece el equilibrio y la atracción el recorrido de la mirada.

Lógicamente, a veces pueden coincidir, podemos tener una cesta llena de manzanas en la que la más grande es también la más rojiza, pero seguirán siendo conceptos que debemos tener en cuenta por separado.


Equilibrado no es sinónimo de bueno

Ni desequilibrado es sinónimo de malo.

Esa es otra cosa a tener muy en cuenta... que una imagen sea equilibrada no implica que sea mejor o más bonita o más adecuada que otra desequilibrada. 

Fíjate en mi... soy un desequilibrado, pero no soy mal persona, ¿no? Pues lo mismo en composición.

Es cierto que el equilibrio se suele asociar con conceptos positivos, como la armonía, la concordia, la igualdad, la unión, etc. Y el desequilibrio suele estar acompañado de conceptos que se considerarían negativos, como el conflicto, la desigualdad, el desacuerdo, etc. Incluso mis admiradas 'Leyes de la Gestalt' relacionan la simetría (de los más obvios equilibrios) con sentimientos positivos.

Aunque todo eso no implica que tu imagen vaya a ser mejor o peor por estar equilibrada o desequilibrada.

No siempre queremos una imagen positiva, ni siempre queremos ser negativos.

Vale, si yo quiero una imagen llena de armonía, que sea relajada o romántica o quizás estática, deberé tratar de buscar que la composición sea equilibrada. Pero si quiero una fotografía más dinámica o de contrastes o que cree conflictos o hable de cosas inquietantes, es más que probable que me ayude a trasmitir mejor el mensaje el utilizar una composición desequilibrada.

Es decir, habrá ciertos casos en que el equilibrio sea mejor para mi foto, pero otras será preferible usar el desequilibrio para fortalecer el mensaje.


Qué es una imagen equilibrada

Me acabo de dar cuenta de que llevo un rato hablando de percepción, equilibrio y desequilibrio, pero aún no te he explicado en qué consiste que una fotografía tenga o no una composición equilibrada.

Para empezar habría que puntualizar que la "composición equilibrada" de la que hablamos aquí no es sinónimo de "composición con elementos bien distribuidos". Otros dos conceptos que pueden llegar a confundirse y mezclarse pero que hacen referencia (de nuevo) a cosas diferentes.

Ya sabrás que me gusta echar mano de la RAE cuando quiero entender mejor un término, así que la he consultado y me dice que:

equilibrio
Del lat. aequilibrium.
1. m. Estado de un cuerpo cuando fuerzas encontradas que obran en él se compensan destruyéndose mutuamente.
2. m. Situación de un cuerpo que, a pesar de tener poca base de sustentación, se mantiene sin caerse.
3. m. Peso que es igual a otro y lo contrarresta.
4. m. Contrapeso, contrarresto o armonía entre cosas diversas.
6. m. Fís. Estado en el que se encuentra una partícula si la suma de todas las fuerzas que actúan sobre ella es cero.

Hay más acepciones, pero con esas ya creo que nos hacemos una idea de lo que implica el equilibrio... básicamente que algo se mantiene sin caerse porque dos fuerzas encontradas se contrarrestan.

Un ejemplo que entendamos todos podría ser el de los balancines de los parques, según el extremo en el que haya más peso, se inclina hacia un lado u otro.

balancín

Para que el balancín se incline, en uno de los lados se ha de hacer fuerza hacia abajo (para aumentar el peso) o fuerza hacia arriba (para aligerarlo). 

Venga... ya tienes una excusa para tener una regresión a tu niñez... vete al parque a comprobar lo que digo y si te preguntan qué hace un/a maromo en los columpios les dices que es un experimento fotográfico.

Tal y como te he contado antes, todos estamos continuamente analizando las imágenes que vemos, pero la gran mayoría de las veces lo hacemos de forma inconsciente. No es solo "esta foto me gusta, esta no" si no que es un análisis más profundo del que pensamos.

Una de las cosas que analizamos automáticamente es si una foto está o no equilibrada. Comparando mentalmente sus dos mitades.

Analizando el equilibrio

Para ello "simplemente" nos imaginamos cualquier imagen como si la  situáramos sobre una balanza o sobre un balancín como el de más arriba. Consistiría en tratar de ver la foto como si estuviera encima de una tabla con un apoyo en el centro, que según el peso que tenga a un lado o a otro, se inclinará hacia izquierda o derecha. 

analizando el equilibrio

Imagina que la imagen es un objeto físico y que lo apoyas por el centro en un soporte, el contenido de la foto pesaría, empujando hacia abajo, haciendo a su vez que la balanza se incline hacia un lado u otro.

Si la balanza no se inclina, quiere decir que ambos lados pesan lo mismo, estaríamos ante una fotografía equilibrada. Pero si la balanza se inclina hacia alguno de los extremos, quiere decir que un lado pesa más que el otro, por lo que estaríamos ante una foto desequilibrada.

Pues ese proceso se produce a través de nuestra percepción, de manera automática y nos trasmite unas sensaciones u otras, tal y como te contaba más arriba.

Entonces, concretando...

Estamos delante de una composición equilibrada cuando nuestro cerebro analiza las dos mitades de una imagen, compara el peso de los elementos a un lado y a otro, y decide que ambos pesan lo mismo.

Y estamos delante de una composición desequilibrada cuando nuestra percepción decide que las mitades tienen pesos distintos.

Teniendo claro esto, podemos hablar de los diferentes tipos de equilibrio...


Equilibrio simétrico

Creo que es el más fácil de entender de los dos tipos de equilibrio de los que vengo a hablarte...

Y es que la forma "más fácil" de conseguir que una imagen esté equilibrada es que se trata de una imagen simétrica.

Imagen simétrica, foto de Carlos Larios

Es decir, que cada mitad sea igual a la otra, pero invertida. O también se puede decir que lo que haya a un lado y a otro de de un eje central imaginario sea igual, como un reflejo en un espejo, o al menos tan parecido que nuestra percepción no tenga en cuenta las diferencias.

Imágenes simétricas

Es probable que mi amigo Iván (el que escribió ese fantástico artículo sobre la atmósfera en Fotografía) me regañe al decir esto, pero... no hace falta que la fotografía sea totalmente simétrica, puede ser casi simétrica o aparentemente simétrica, ya que nuestra mente desechara la pequeñas variaciones.

Lógicamente, si un lado de la imagen es igual al otro, entonces tendrían el mismo peso.

Equivale a poner sobre una balanza dos objetos iguales. Si ponemos un paquete de 1kg de arroz en un lado de una balanza y al contrario ponemos un paquete idéntico, entonces habrá un equilibrio. Nuestra balanza y sus pesos estarán equilibrados.

Equilibrio simétrico

Otro ejemplo, ya que sé que te ha gustado lo del balancín y quieres seguir haciendo "experimentos fotográficos"... 

Si ponemos en cada extremo del balancín una persona de peso idéntico al de la otra, el balancín permanecerá en equilibrio.

La simetría no es la única manera de conseguir equilibrio en una imagen, es, quizás, la más obvia. Hay otra manera de tener fotos equilibradas, es algo más complejo y tiene varias variaciones, pero no es imposible de entender, no de aplicar. De hecho ya lo utilizas en muchas de tus fotografías aunque no supieras ponerle nombre.

Vamos a hablar de otro tipo de equilibrio...


Equilibrio asimétrico

He de decirte una cosa... el mundo no es simétrico. 

Sí, te doy mi palabra, proporcionalmente hay muy pocas ocasiones en las que nos encontraremos con una fotografía en la que podamos aplicar el equilibrio simétrico.

Así que conozcas o no conozcas el término "equilibrio asimétrico" lo has aplicado en muchísimas de tus fotos. Por ejemplo, cuando estás ante una imagen que te resulta agradable, armoniosa pero dinámica y en la que hay varios elementos a un lado y a otro de un eje central imaginario. La ves equilibrada o tu cerebro interpreta que es una foto estable, que no "cae" a un lado o a otro.

Te voy a dar la definición fácil de "equilibrio asimétrico": aquel equilibrio que no se basa en la simetría.

Ahora vamos a explicarnos más, aunque ya supongo que habrás entendido bastante de cómo funciona el tema... 

Con el equilibrio asimétrico, de nuevo tendríamos una imaginaria balanza o balancín que no se inclina hacia ninguno de los dos lados, pero en cada extremo de nuestra balanza, en cada mitad de nuestra foto tenemos elementos diferentes.

equilibrio asimétrico

Si tienes hijos pequeños ya puedes hacer otro "experimento fotográfico", es probable que tu peso iguale el de dos niños.

equilibrio asimétrico

Pero... ¿cómo es posible que las dos mitades de una imagen "pesen" lo mismo si son diferentes? Pues es como cuando ponemos en una balanza dos objetos distintos pero que pesan lo mismo, por ejemplo si en un extremo ponemos un paquete de arroz de 1kg y al otro una botella de agua de 1 litro. Tienen formas, tamaños y materiales diferentes, pero pesan lo mismo.

Pues nuestra percepción funciona de una manera bastante similar.

Hay muchos factores que determinan el peso visual de cada elemento, más abajo te voy a mencionar y mostrar unos cuantos, pero, en realidad, no necesitas conocerlos. 

Te puedes fiar de tu percepción, es mucho más eficaz de lo que crees. Todo esto que te estoy contando es teoría y en el caso del equilibrio y desequilibrio (y en otro muchos casos), estamos poniéndole nombre a algo que por intuición ya sabes. Tu propia experiencia te aporta un criterio muy válido a la hora de juzgar el peso visual en una fotografía.

Antes de hablarte de algunos de los factores que pueden determinar el peso de los elementos, te voy a hablar de un par de peculiaridades sobre el equilibrio asimétrico.


Distancia al punto (o eje) de equilibrio

Una de las formas habituales que tiene nuestra percepción de juzgar el peso y, por lo tanto, el equilibrio en cualquier imagen es la de situar un eje vertical, imaginario y centrado (no siempre en el centro como después veremos) para dividir mentalmente la fotografía en dos partes y comparar una mitad con la otra.

Puede suceder que los elementos a un lado y otro de ese eje central imaginario sean bastante similares, independientemente del fondo sobre el que se encuentren. Tan similares que consideremos que (visualmente) pesan lo mismo...

misma distancia al eje

Si dichos elementos similares se encuentran, más o menos, a la misma distancia del eje central imaginario, nuestra percepción decide que la imagen está equilibrada.

Pero si dichos elementos se encuentran a diferentes distancias de ese eje central imaginario, entonces un lado pesa más que el otro y la imagen se desequilibra.

Puedes hacer un nuevo "experimento fotográfico", vuelve a tu balancín favorito, sitúa un elemento similar a otro en cada extremo. En un principio estarán equilibrados. Pero si acercas cualquiera de los dos al punto de apoyo del balancín (el eje de equilibrio), entonces se inclinará hacia el lado con el elemento más alejado.

distancia al eje de equilibrio

Con las fotos pasa exactamente lo mismo.

Cuanto más CERCA  esté un elemento del eje de equilibrio, MENOS pesa.
Cuanto más LEJOS esté un elemento del eje de equilibrio MÁS pesa.

Y entonces ocurre que se puede usar para equilibrar elementos de pesos visuales diferentes...

diferentes distancia al eje

Por ejemplo, un elemento grande pesa más que uno pequeño, pero si acercamos el elemento grande al centro de la imagen o a ese "eje de equilibrio", se igualan.


Un par de aclaraciones sobre los "ejes"

Al explicar esto del "eje de equilibrio" en el "equilibrio asimétrico" hay gente que ha confundido el concepto con el de los "ejes (estructurales)" y no son lo mismo. Ocurre igual que con lo de "peso", que en algunos casos se utiliza como sinónimo de "importancia" y por lo tanto de "atracción visual", pero son términos diferentes con diferentes significados cuando hablamos de composición, ya te lo expliqué más arriba.

En el caso de los "ejes (estructurales)", mi amigo y maestro José Benito Ruiz, los definió muy bien en su libro 'Composición en Fotografía'. Es una forma de distribuir los elementos, darles una estructura lógica y establecer jerarquías, además de que se pueden usar de base para una distribución de elementos en diagonal, que es una de las maneras de conseguir un equilibrio asimétrico (pero no es la única).

El término "eje de equilibrio" que yo utilizo hace referencia a una partición o línea vertical imaginaria que divide la imagen (normalmente por la mitad) en dos partes y que me sirve para comparar los elementos que hay a un lado y a otro. 

eje de equilibrio

Es probable que te resulte más fácil entenderlo si te lo imaginas así, como un "punto de equilibrio"...


Yo utilizo indistintamente uno y otro término, como sabemos en qué contexto estamos no debería haber confusión entre el "eje (de equilibrio)" y los "ejes (estructurales)".

Otra puntualización...

El eje de equilibrio es siempre vertical, imaginario y en muchas ocasiones centrado

Siempre es vertical, cuando hay líneas o divisiones horizontales no se usan para establecer el equilibrio y los pesos visuales, ya que la comparación es siempre del lado derecho contra el izquierdo, nunca de la parte superior con la inferior, eso se hace para otro tema relacionado con la composición y también con la simetría, pero no con el equilibrio.

Eso sí... si las líneas horizontales están inclinadas pueden desnivelar toda la composición afectando al equilibrio y a los pesos visuales, ya que nuestra percepción podría interpretarlo como una "cuesta abajo" que tira de los elementos hacia el lado más inclinado, como si "rodasen" por ellas. Explico esto más abajo como una forma de desequilibrar las escenas.

Suele ser un eje imaginario, aunque a veces, ciertos elementos, coinciden con él y lo hacen visible, en cierta manera.

Y suele estar centrado excepto en los casos que paso a contarte...


Eje de equilibrio no centrado

Antes te he hablado de un "punto o eje de equilibrio" imaginario y centrado, pero te he mencionado que no siempre está centrado.

Puede ocurrir una peculiar peculiaridad que hay que tener en cuenta con eso de comparar una parte de una foto con la otra... 

Nuestra percepción se esfuerza en imaginar un eje totalmente centrado, que divide a la imagen en dos mitades iguales en su dimensión, no necesariamente en su contenido, pero hay fotografías que pueden hacernos ver el eje de equilibrio o el punto de apoyo de nuestra balanza mental en un lugar desplazado del centro.

Eje de equilibrio no centrado

Esto suele ocurrir cuando hay un elemento dentro de la propia foto que parte en dos la imagen, creando dos zonas diferenciadas.

Es algo que vimos cuando hablábamos de las líneas en composición, que cuando recorrían la fotografía de un extremo a otro, en lugar de funcionar como caminos visuales, lo hacían como divisiones del encuadre. 

Pues si un elemento de la fotografía consigue que nuestra mente interprete que la imagen está partida en dos y esta partición no ocurre en el centro, entonces el eje imaginario se desplaza. No siempre es una línea o una forma que atraviesa verticalmente toda la foto, a veces con ocupar gran parte de éste bastaría para conseguir el mismo efecto.

Eje desplazado del centro, foto de Carlos Larios

Eje desplazado del centro, foto de Carlos Larios

Eje desplazado del centro, foto de Carlos Larios

A la hora de evaluar el peso de cada uno de los elementos se tienen en cuenta los mismos factores que hemos visto (distancia al eje, tamaño...) y los que vamos a ver en un par de párrafos. Pero en lugar de comparar las dos mitades de la foto, comparamos las dos partes que se forman a cada lado del nuevo eje, así que habrá elementos que en un principio quedaban muy cerca del punto de equilibrio y ahora estarían más alejados y viceversa.

Este efecto también puede producir un recurso compositivo que se llama "Equilibrio dinámico", pero es otra historia, ya que aquí no se habla de pesos visuales sino de escenas diferentes dentro de una misma escena. 

Bien, creo que los diferentes tipos de equilibrios y sus peculiaridades han quedado bastante claras, si no es así ya sabes que podemos hablar a través de los comentarios. Ahora vamos a ver algunos de los factores que determinan el peso visual de los elementos...


Factores que determinan los pesos visuales

Ya te he hablado de la distancia a nuestro eje (centrado o no) imaginario. En el que cuanto más cerca está un elemento de dicho eje, menos pesaría. Pero hay más, muchos de ellos ya los he ido mencionando en otros artículos, pero te los voy a reunir aquí junto a una pequeña explicación y ejemplo...


El tamaño

Esta supongo que te resultará fácil de entender... cuanto más grande sea un elemento, mayor será su peso visual.

peso por el tamaño

Es algo que tenemos en cuenta de manera bastante natural, ya que sabemos que dos objetos similares pero de diferente tamaño no pesan lo mismo. 



La posición en el encuadre

Cuanto más alto esté un elemento menos pesa, cuanto más abajo, más pesa.

Peso por su altura en el encuadre

Es por la idea que tenemos de que lo que está arriba, está flotando o elevándose; mientras que lo que está abajo ha caído o está empujando hacia abajo.


Las formas

Tendemos a pensar que las formas fácilmente reconocibles, geométricas y regulares, pesan más que las irregulares.

peso por la forma

Tiene que ver con la sensación de solidez, un elemento irregular tiene recovecos y huecos que lo aligeran, una forma geométrica la interpretamos como sólida y maciza.


El color

Los colores tienen un peso visual bastante relativo, ya que depende también de su saturación, luminosidad y temperatura, pero en general se podría decir que este es un orden habitual de peso...

orden de peso por color

Insisto en que es bastante relativo y hay factores mucho más poderosos para aumentar o disminuir el peso de un elemento, como los siguientes que vamos a ver y que también están relacionados con el color.


La temperatura del color

Nuestra percepción interpreta como más pesados los colores cálidos y como más ligeros los colores fríos.

peso por temperatura

Se debe a un efecto visual en el que percibimos los colores cálidos como más cercanos y los fríos como más lejanos, con lo que son menos pesados o su peso influye menos. Algo que a su vez está relacionado con la atmósfera y que solemos ver la lejanía con tonos más fríos.


La saturación del color

Cuanto más saturado sea un color, más pesado lo percibimos; en contra de que cuanto menos saturado, nos parece más ligero.

peso por saturación

Es lo mismo que con el factor anterior, está relacionado con la atmósfera y que cuanto más lejos está algo menos saturado y contrastado lo vemos.


La luminosidad

Para nuestra percepción, las cosas claras son más ligeras y las oscuras más pesadas.

peso por luminosidad

Es por lo de que la claridad parece más etérea y la oscuridad más terrenal. También porque los elementos claros nos dan la sensación de tener "menos cuerpo", en ocasiones para nuestra mente son casi transparente, mientras los oscuros nos trasmiten más solidez.


La textura

Los elementos con textura son percibidos como más pesados que los elementos con menos textura.

peso por textura

De nuevo recurrimos a la atmósfera para explicar este efecto. Y es que los elementos más lejanos, por lo tanto, con menos peso visual para la composición, se ven con menos detalles y menos textura.


La cantidad

Para terminar uno fácil... cuantos más elementos haya a un lado del eje de equilibrio, más pesará esa parte...

peso por cantidad

No hay mucho que aclarar con esto, ¿no?

Creo que no se me olvida ningún factor más, pero si es así, espero que tú me lo recuerdes en los comentarios y lo añado a esta lista.

Vamos ahora con una pregunta que quizás te llevas un rato haciendo...


¿Se puede cuantificar el peso de los elementos?

Pues la respuesta es sencilla... sí. 

Peeeero es mejor fiarnos de nuestra percepción. 

Ten en cuenta que casi todos los factores de los que te he hablado están presentes en muchos de los elementos de nuestras fotos. Sería absurdo que cada vez que fuéramos a hacer una fotografía nos parásemos a repasar la lista de las condiciones para que un elemento pese más que otro, después tendríamos que hacer cuentas, comparar resultados y finalmente... habríamos hecho el tonto porque se habría perdido "el momento" (ese decisivo del que te hablo AQUÍ) y encima eso no hará que nuestra captura sea mejor ni es cómo funciona el arte.

El arte, la belleza, el equilibrio (o no), en Fotografía, no se llevan bien con las matemáticas, por mucho que se empeñen en hacernos creer que es así... ni proporciones, ni ejes, ni ratios, ni leches en vinagre te proporcionarán mejores imágenes.

La calidad de las fotografías está en otros lugares.

Sí que viene bien tener estos conocimientos, pero por activar más recursos en nuestra percepción y volver consciente lo que antes hacíamos por intuición. Además de que tenerlos presente nos pueden ayudar a verlos con más facilidad, tanto antes como después de realizar cada foto.

De todas formas, por si tienes una especial curiosidad... toma cualquier fotografía, te recomiendo que sea una con pocos elementos, por no hacer eterno el proceso. Ahora haz esa división imaginaria para establecer el eje de equilibrio y dale 1 punto a cada elemento que contenga en mayor proporción cada uno de los factores que antes te he descrito.

Por comprobar...

Comparando pesos, foto de Carlos Larios

Comparando pesos, foto de Carlos Larios

¿Ves? Hemos tardado media eternidad en hacer algo que nuestra percepción hace en centésimas de segundo.

Así que déjate de tantas mediciones y fíate de tu intuición.


El punto

Para ir terminando con todo esto del equilibrio y el desequilibrio, te voy a hablar de un recurso muy útil para lograr el equilibrio asimétrico.

Es el punto, que ya conocerás porque hice un extensísimo artículo en que te hablaba de los tres elementos básicos de la composición, el punto, la línea y la forma

PUNTO, LÍNEA Y FORMA. LOS ELEMENTOS BÁSICOS DE LA COMPOSICIÓN

Así que no me voy a extender ahora sobre este elemento compositivo.

Tan solo recordarte que el punto tiene la peculiaridad de que no tiene peso visual, pero es capaz de contrarrestar casi cualquier elemento, por pesado que sea. Ya que funciona como un ancla o como un clavo que fija el lado de la fotografía en el que se encuentre, haciendo difícil  desequilibrar la imagen.

El punto como equilibrador, foto de Carlos Larios

Y ahora para finalizar, de propina una puntualización más, se trata de una manera "fácil" de desequilibrar casi cualquier escena...


La inclinación del encuadre

En todas las fotos que te he puesto de ejemplo tenemos una horizontalidad horizontal y una verticalidad vertical. Incluso cuando el horizonte no estaba visible podías imaginar que la escena estaba bastante nivelada.

Pero nuestra percepción de nuevo vuelve a ser muy eficaz al evaluar las imágenes que le hacemos llegar. 

Otra de las cosas que analiza es la horizontalidad y verticalidad de la escena dentro de la fotografía, es decir su nivelación. Y detecta muy fácilmente cuando un encuadre no contiene una imagen totalmente nivelada, por poca que sea esa desnivelación.

Desequilibrio por inclinación
¿Cuál está desnivelada?... Lo sabes y eso que es muy leve
Hay casos en que ciertos efectos visuales pueden engañar a nuestra mente, pero en general la mayoría de las veces es bastante precisa.

Por ello si quieres obtener un desequilibrio, puedes hacerlo de una manera muy simple y que anula en muchos ocasiones o modifica en otras tantas, los pesos visuales de los elementos. Esta manera consiste en inclinar la cámara a la hora de tomar la foto o realizar un reencuadre posterior en la edición.

Desequilibrio por inclinación, foto de Carlos Larios

Esto hace que la mayoría de las líneas se vuelvan diagonales y que el peso, por efecto (óptico) de la gravedad aumente en el lado hacia donde se produce la inclinación, como si todo rodase cuesta abajo.

Además de que aporta muchísimo dinamismo a cualquier escena.

Y ahora sí que sí, ya he terminado de contarte todo lo que creo que es necesario saber sobre equilibrio, desequilibrio y pesos visuales. Me ha quedado un artículo largo, pero muy completito. Espero no haberte dejado demasiado desequilibrado.

Ya me dirás si he resuelto todas tus dudas con respecto al tema que hemos tratado, especialmente si estás realizando el  'Reto 52 semanas, 52 fotografías' número 5, 'Equilibrio asimétrico', ya que sé que hay gente que no terminaba de entender este recurso y cómo aplicarlo.

Solo queda despedirme de ti hasta la próxima entrada o vídeo o lo que sea. No sin antes recordarte que siempre estoy pendiente de los comentarios.

También pedirte que si te gustan los contenidos que publico y quieres mostrar tu apoyo, compártelo en tus redes sociales, así me ayudas a llegar a más gente.

Y si crees que lo que has aprendido hoy lo merece, puedes invitarme a un café (o más) para ayudarme con el tiempo, esfuerzo y dinero que todo esto supone y colaborar con mantener todo esto en marcha...

Invítame a un café (o más)

También puedes apoyar económicamente Fotolarios si cuando compres en Amazon lo haces a través de ESTE ENLACE.

Gracias por estar ahí.


Autor del artículo:

Carlos Larios
Me llamo Carlos Larios, soy Diseñador Gráfico, Ilustrador, Fotógrafo y Padre (entre otras cosas). También soy una persona tranquila con la mente inquieta y tengo un objetivo vital: Conseguir que todo el mundo en la Tierra aprenda Fotografía, ¿me ayudas?.

REDES : @piratalarios
WEBwww.carloslarios.es

Te puede interesar...

7 comentarios

  1. Un artículo muy explicativo. Ya había hecho alguna foto para el reto, pero no estaba muy convencido. Con éste artículo se comprende mejor y por lo tanto haré mas fotos. Muchas fotos. Aunque si es cierto que me al ver lo del equilibrio asimétrico una de las cosas que me vino a la mente fue precisamente los diferentes pesos de color que vimos en el curso online, me vino como flash de recuerdo

    A todo esto, en mi blog estoy publicando las fotos que pongo para el reto 52 semanas y con una breve explicación de en qué consiste el reto en particular, en qué consiste el reto, como hice la foto, etc. Cuando haga el artículo dedicado a éste reto, a la hora de explicar en qué consiste, puedo usar éste artículo comp fuente?

    PD: Me he reido al ver la imagen del balancin en la que sale un adulto a un lado y los niños en otro. La risa se debe a la "curva" del señor y me recordo a la proporción áurea de Ignatius Farray jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra que el artículo te haya gustado y sido útil. Claro que no hay problema en que uses esta entrada como fuente.

      Lo de Ignatius y la espiral áurea fue mítico 🤣

      Eliminar

  2. Joaquín El Cid.
    Uf... parecía largo, pero al ser ameno ha sido fácil de leer, aunque hay mucho concepto que me cuesta asimilar.
    No crees que en la imagen que has usado para cuantificar el peso de los elementos (la de la señora en bici y el señor con bufanda roja) el eje se desplaza a la derecha por la línea de división de los toldos, que aunque pequeña es llamativa. Es que mi ojo derecho se va a donde has marcado la línea roja y el izquierdo no para de buscar un eje en esa línea sin toldo gris y me voy a quedar bizco, jajaja .
    Además eso hace que sume (en fracciones de segundo) el tablón de anuncios y las dos palabras “Mandela” que están a diferente distancia de ese otro eje y hacen que la izquierda gane por 6 a 4 ó a 5 si contamos la tubería, que al ser una paralela cercana al borde ancla también la imagen.
    Nah no me hagas muchos caso, que me salen equilibrios, ejes, pesos y contrapesos hasta por las orejas...Locos vamos a terminar todos con los retos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me ha quedado un artículo bastante largo, pero no podía dejar nada fuera... y aún así hay un par de cosas que no he incluido (como el equilibrio dinámico y las líneas de fuerza), pero bueno, ya habrá ocasión de tenerlas en cuenta.

      Esa separación de los toldos la tuve en cuenta y a mi me parece que más que mover el eje, parece otro elemento más a tener en cuenta, pero que se compensa con otros elementos de la izquierda. No he sido lo más preciso del mundo en la cuenta, pero si lo hubiese sido el resultado habría sido el mismo y hubiera complicado la explicación. Olvídate de cuentas, haz caso al primer golpe de vista, que sino, como dices, vamos a acabar todos desequilibrados!! 😅

      Eliminar
    2. Ahora, aunque no quiera, me voy a tirar al menos una semana pesando y sopesando todo lo que vea, para ver si está equilibrado o no...��
      Gracias Carlos, ya te digo que te ha quedado ameno y comprensible.

      Eliminar
  3. ¡FANTÁSTICO, Carlos! Lo difícil ahora va a ser encontrar esos elementos bien repartidos en las dos mitades de la imagen. Lo que antes, a priori, se podía conseguir por mera casualidad o intuición a la hora de realizar la toma, ahora se nos va a volver un poco más complicadillo. Pero, eso sí, conscientes de lo que hacemos
    Creo que no debemos obsesionarnos y confiar un poco, también, en la intuición de que una imagen que realicemos esté bien equilibrada, y no perder el momento. Luego, como tú dices, analizar la imagen y contar los elementos para ver si lo hemos conseguido.
    De todos modos, muchas gracias por este artículo.
    Queda más que claro otro concepto de composición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José!! Sí, sé que no es fácil, pero tú has comentado la clave "intuición", mejor que ponernos a medir y a hacer cuentas. Lo que tenemos que hacer es guiarnos por la percepción y, si acaso, después analizar.

      Un saludo!!

      Eliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que te llegue una notificación cuando te contesten.

Aviso legal

Puedes acceder al Aviso Legal de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Política de privacidad

Puedes acceder a la Política de Privacidad de este blog desde AQUÍ. También puedes contactar con Carlos Larios desde el formulario de contacto.

Licencia de uso

Los textos de este blog están bajo Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.