¿Fotógrafo ventana o espejo?: objetividad vs subjetividad

octubre 19, 2023

¿Fotógrafo ventana o tespejo?: objetividad vs subjetividad

Voy a hablarte de una teoría muy interesante, la de los "fotógrafos ventana y fotógrafos espejo", es decir: ¿La Fotografía es una ventana al mundo real o un espejo que refleja la subjetividad del fotógrafo? 

Ya sabrás lo mucho que me gusta reflexionar sobre el acto fotográfico en sí y sobre todo lo que tenga que ver con ello. Una de las teorías sobre la manera de entender la Fotografía es la de los "fotógrafos ventana y fotógrafos espejo" de la que hacía tiempo que quería hablarte y conocer tu opinión.

Esta teoría, básicamente, lanza la pregunta de: ¿La Fotografía es una ventana al mundo real o un espejo que refleja la subjetividad del fotógrafo? 

Desde luego creo que es una de esas cuestiones sobre la que podríamos debatir eternamente (a veces demasiado apasionadamente).  

Antes de nada aclarar que esto no es una secuela del artículo sobre 'Las ventanas de Johari' que publiqué hace poco, esto va por otro camino totalmente diferente, aunque compartan el término "ventana".

El caso es que la Fotografía es inmensa, hay incontables maneras de practicarla, entenderla e interpretarla. Se crean infinidad de debates acerca de todo lo que la rodea... que si purista o no, que si es arte o no, que si puede contar historias o no, que si pescar o cazar (de esto ya escribiré un artículo), etc.

Me parece una disciplina realmente fascinante. 

Así que hoy te voy a hablar de las dos perspectivas de esta teoría y vamos a tratar de comprender por qué son tan importantes para la Fotografía.

Vamos al lío...


Los "Fotógrafos Ventana": La Verdad sin Adornos

En este caso podríamos considerar a quien practica Fotografía como una persona que observa la vida a través de una ventana. 

Los "fotógrafos ventana" defienden la objetividad de la fotografía. Para ellos, la cámara es una "máquina de la verdad", un testigo imparcial de la realidad.

No añaden ni quitan nada, simplemente capturan lo que ven. 

Según esta perspectiva, la realidad es el rey, y la cámara es solo un mensajero fiel. 

teoría de los fotógrafos ventana

Podríamos pensar que los fotógrafos puristas entrarían dentro de esta forma de entenderla, pero no tiene por qué ser así, la no intervención en la escena, el afán de reflejar la realidad no es exclusiva de ellos. El procesado y ciertos retoques, en ocasiones pueden ayudar a ser más fieles a la realidad. Además de que muchos fotógrafos puristas se pueden considerar (como después veremos) "fotógrafos espejo".

Digamos que, desde esta posición, el fotógrafo se convierte en un testigo silencioso de lo que ocurre frente a la cámara. 

No altera nada, no interviene. Su objetivo es "simplemente" documentar la realidad tal como es

Los "fotógrafos ventana" argumentan que ahí se encuentra la verdad y la cámara es solo un medio para sacarla a la luz.


Los "Fotógrafos Espejo": La Subjetividad de la mirada

En el otro rincón del ring, tenemos a los "fotógrafos espejo". 

En este caso las persona que hacen fotos entienden la cámara como un espejo que refleja su visión y su subjetividad. Para ellas, la fotografía es una forma de expresión artística. Cada imagen lleva la firma única del autor.

Según este punto de vista, el fotógrafo no es un observador neutral, sino una clase de artista que da forma a la realidad a través de sus imágenes

teoría de los fotógrafos espejo

Sus decisiones, tanto técnicas como creativas, o la elección del encuadre, la iluminación, la edición, el retoque, forman parte de su interpretación personal. 

Y aunque he mencionado el retoque, hay puristas que perfectamente pueden encajar en esta teoría de los "fotógrafos espejo", ya que el postprocesado de las fotografías no es imprescindible a la hora de entender esta disciplina como una forma de interpretar la realidad, en lugar de solo mostrarla.

Cada fotografía es una declaración, una opinión, un reflejo del propio ser.


La Edición, el purismo y el retoque

La edición, el purismo y el retoque digital son temas recurrentes en toda conversación fotográfica, más actualmente, con la aparición de una herramienta tan facilitadora como es la inteligencia artificial. 

Así que es lógico que añadamos este ingrediente a nuestra charla sobre ventanas y espejos.

La tecnología actual permite realizar cambios desde ajustes menores (por ejemplo contraste o temperatura de color) hasta alteraciones sustanciales de la composición (como clonaciones, fotomontajes o imágenes generadas de "la nada"). 

La Edición, el purismo y el retoque

Hay personas que opinan que la edición debe usarse tan solo para acercar la imagen a la visión original del fotógrafo, pero no para tergiversar la realidad. Se opina que en muchos casos la edición, incluso la más básica, distorsiona la verdad.

Por otro lado, hay gente que argumenta que la manipulación digital es una herramienta legítima para la creatividad en la Fotografía. Que la subjetividad es parte integral de la expresión artística, y que la edición, por tanto, al nivel que sea, es una buena herramienta para ello. 

Entonces...

¿Dónde trazamos la línea entre la edición considerada honesta y la manipulación engañosa?

¿El purismo es sinónimo de objetividad y el retoque sinónimo de subjetividad?

Vamos a verlo...


Un par de grandes nombres de ejemplo

¿Quién mejor que los grandes maestros para ilustrar estas maneras de entender la Fotografía?

Voy a poner de ejemplo a fotógrafos ventana y fotógrafos espejo y en cada caso a uno purista y a otro que no lo es. 

Así podremos quizás llegar a entender que el retocar o no las fotos no te hace encajar de forma automática en una u otra opción. Que este "detalle" no tiene por qué ser parte del debate.

Por ejemplo, por un lado, podríamos hablar del trabajo del gran Ansel Adams. Creo que es un claro ejemplo de "fotógrafo ventana" y purista. 

400 Photographs, Ansel Adams
Sus fotos en blanco y negro de los parques nacionales de Estados Unidos son como ventanas a la naturaleza, pura y sin adulterar. Él no interviene en la escena, solo nos muestra la realidad, la belleza de la realidad, a través de sus imágenes. Se valía de sus habilidades técnicas y su dominio de la exposición para crear imágenes de una gran belleza pero fiel muestra de lo que tenía ante sí.

Otro "fotógrafo ventana", pero no precisamente purista podría ser, por ejemplo, Steve McCurry.

Steve McCurry es conocido por sus fotografías documentales. Sus fotos a menudo se consideran representaciones auténticas de la vida cotidiana en diferentes culturas y lugares.

Historias y sueños: Retratos de la infancia, Steve McCurry

Sin embargo, McCurry no es un purista, fue muy sonado cuando se desveló que utiliza técnicas de postproducción, como la clonación y la modificación del color, para mejorar el aspecto de sus imágenes y lograr un mayor impacto visual.

Por otro lado, está el legendario Henri Cartier-Bresson, creo que es un buen ejemplo "fotógrafo espejo" y purista. 

Era tan purista que ni siquiera permitía que se reencuadraran sus fotografías. Aún así sus imágenes de la vida cotidiana capturan momentos y expresiones con un toque muy artístico. Su famoso concepto del "momento decisivo" resalta la importancia de la visión del fotógrafo y de la subjetividad a la hora de crear imágenes.

Fotografiar del natural, Henri Cartier-Bresson

Dentro de la consideración de "fotógrafo espejo", pero sin ser purista, podríamos poner de ejemplo a Cindy Sherman.

Cindy Sherman es reconocida por su trabajo en autorretratos que exploran temas de identidad, género y la representación de la mujer en la cultura contemporánea. En sus fotografías, ella misma asume roles y personajes utilizando disfraces, maquillaje y escenografía para desafiar la idea tradicional de retrato y autenticidad.

Cindy Sherman: That's Me

Además no es purista no solo en el sentido de la intervención o no, sino también debido a que en su trabajo a menudo implica postproducción para potenciar el aspecto creativo y expresivo de sus obras.


Más grandes nombres que reflexionaron sobre esto...

Hay gente que escribe, se expresa y piensa mucho más y mejor que yo y que le han dado vueltas a todo esto.

Por ejemplo Roland Barthes que escribió un ensayo llamado "La cámara lúcida" en el que exploró su relación personal con las fotografías. Él habló de cómo las imágenes pueden evocar emociones y recuerdos personales, apoyando la perspectiva de los "fotógrafos espejo" en cuanto a la subjetividad. 

La cámara lúcida, Roland Barthes

También Susan Sontag dejó sus ideas sobre estas teorías fotográficas. En su libro "Sobre la fotografía", argumentó que nuestra disciplina es tanto una herramienta documental como una expresión artística. Destacó cómo las fotos pueden congelar momentos en el tiempo pero también ser un medio para reflexionar sobre la realidad, mezclando ambas perspectivas.

Sobre la fotografía, Susan Sontag

Otro gran nombre es el de John Berger, que escribió sobre el significado cultural y social de las imágenes fotográficas en su obra "Modos de ver". Argumentó que las imágenes fotográficas no son simples objetos visuales, sino que están influenciadas por la cultura y la sociedad en la que se crean y se ven.

Modos de ver, John Berger



El Papel del Espectador

En este debate, nosotros, como espectadores, también desempeñamos un papel importante. 

Cada uno de nosotros podemos aportar nuestra propia perspectiva, experiencias y bagaje cultural y visual a la interpretación de una imagen. 

Por si fuera poco, el contexto en el que vemos una fotografía puede cambiar completamente su significado.

Por ejemplo, una "simple" foto de un grupo de personas sonriendo y compartiendo mesa en un banquete puede verse de manera muy diferente dependiendo de si se usa en un anuncio publicitario para una empresa de alimentos o como parte de una exposición de arte que critica el consumismo.

Una misma imagen puede evocar emociones opuestas según el marco en el que se presenta.

Por lo tanto, en ocasiones, el que alguien sea considerado "fotógrafo ventana" o fotógrafo espejo" depende más del observador y de la interpretación de la obra, de lo que se sea capaz de "leer" en ella que del propio autor.


Para ir terminando... La Fotografía es inmensa

La teoría de los "fotógrafos ventana" y los "fotógrafos espejo" es otra prueba más de la versatilidad de la fotografía en el sentido de la enorme cantidad de maneras de disfrutarla, practicarla y entenderla. 

En este artículo te he hablado de que puede ser tanto una forma de documentación como un vehículo de expresión artística. 

No creo que haya una postura correcta y otra incorrecta en lo referente a los "fotógrafos ventana" y los "fotógrafos espejo". Ambas son caminos que pueden ir en paralelo, en ciertos momento cruzarse y en otros tanto convertirse en el mismo.

La Fotografía es un medio que acepta perfectamente ambas perspectivas.

Como amantes de esta disciplina y para encontrar nuestro propio estilo (ese que a veces buscamos con tanto anhelo), quizás deberíamos intentar de ser conscientes de nuestra forma de verla y entender que cada una de las personas que hacemos fotos (de forma profesional o aficionada) tenemos un punto de vista único. 

Ya sea una ventana o un espejo, la fotografía sigue siendo una maravillosa forma de comunicar, expresar y documentar. 

¡Así que, haz muchas fotos y comparte tu propia forma de ver el mundo! 

Cuéntame en los comentarios, ¿tus fotografías son una ventana o un espejo?¿Crees que el purismo es importante en la consideración de una u otra forma de mirar?¿Hay una manera más correcta que otra de entender nuestra disciplina?

Y no te olvides de compartir este artículo en tus redes sociales, además si crees que lo que has aprendido hoy lo merece, puedes invitarme a un café para ayudarme a mantener todo esto en marcha...

Invítame a un café (o más)

Un saludo y buena luz.

4 comentarios

  1. Fantástico artículo como siempre

    ResponderEliminar
  2. Yo soy espejo, pero tirando a purista. Considero la fotografía una manifestación artística y, por ello, la doto de subjetividad.
    Edito poco las fotos porque me encanta la fotografía, como disciplina diferente de la edición digital (y una fotografía muy edisda para mí es edición digital)
    No uso programas de edición digital porque no sé y porque no quiero pasar tiempo delante de un ordenador, prefiero pasarlo en la calle con la cámara.
    En cualquier caso, lo importante es no confundir al espectador y ser honesto con lo que cada uno hace. Todo puede ser bello y todo puede ser arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me considero fotógrafo espejo, aunque para nada purista, a pesar de que cuanto menso tiempo paso delante del ordenador mejor, que ya me paso demasiadas horas durante mi trabajo como diseñador. Y estoy totalmente de acuerdo en que lo importante es ser honesto, todo es respetable pero con la honestidad por delante.

      Eliminar

Al dejar tu comentario no olvides marcar la casilla "Avisarme" si quieres que te llegue una notificación cuando te contesten.

Política de privacidad

Consulta la Política de Privacidad .

Licencia de uso

Textos Licencia CC BY-NC-ND 3.0 ES. Imágenes propiedad de sus respectivos autores.

Aviso legal

Consulta el Aviso Legal.