1 de diciembre de 2014

Curso de Fotografía - 16. Algunos ejercicios

Curso de Fotografía - 16. Algunos ejercicios


Si has ido siguiendo, leyendo y comprendiendo las entradas que llevamos publicadas en este Curso Básico de Fotografía, haz una retrospectiva y fíjate en todo lo que hemos avanzado desde que empezamos con esto... Hemos visto las piezas de la cámara, sus accesorios, su mantenimiento básico, cómo sujetarla adecuadamente, la manera de enfocar y sus modos, conocemos el uso del diafragma y la luminosidad, el obturador y la velocidad, la ISO y la sensibilidad, hemos comprendido la tan útil reciprocidad... y en este tramo hemos aprendido a utilizar el exposímetro, a interpretar el histograma, nos manejamos bien con la profundidad de campo y somos capaces de congelar el movimiento en nuestras fotografías y además de mostrarlo... Casi ná!!

En esta entrada te voy a proponer algunos ejercicios para practicar y comprender mejor lo que hemos visto en los últimos capítulos. Si quieres practicar todo lo anterior también hay otras entradas dedicadas a otros tramos del curso aquí y aquí. En esta concretamente vamos a entrenar un poco el tema de calcular la exposición correcta, tanto con el uso del exposímetro como con la lectura del histograma, también te voy a proponer algún ejercicio relacionado con la profundidad de campo y la hiperfocal y por último vamos a ver ejercicios para ser capaces de mostrar el movimiento, ¿vamos a ello?...


Primero te dejo por aquí los enlaces a las entradas anteriores a las que hago referencia, para que les eches un vistazo si lo necesitases:

12. Exponer según el exposímetro
13. Exponer según el histograma
14. Profundidad de campo
15. Detener el movimiento (parte 1)
      Detener el movimiento (parte 2)

Ahora vamos con los ejercicios, son propuestas que puedes realizar si te apetece para entrenar y repasar las habilidades y conocimientos que supongo que ya has adquirido, si tienes alguna duda ya sabes que estoy a tu disposición en los comentarios de esta entrada. Vamos a verlos...


Sobre el exposímetro


Es importante comprender y sacarle partido a esta útil, por no decir imprescindible, herramienta. Debes ser capaz de reconocer cuándo estás subexponiendo, cuándo sobreexponiendo y cómo compensarlo para obtener una exposición correcta (o adecuada a lo que pretendes transmitir).

Por eso te recomiendo que aprendas a controlarlo...

  1. Encuadra una escena cualquiera, no te preocupes de la composición o de otros parámetros, vamos a centrarnos en la exposición. Fijándote en el exposímetro trata de conseguir una imagen subexpuesta en 2 stops, para ello modifica alguno de los 3 factores de exposición como más te convenga.
  2. Vamos a repetir la foto anterior, pero esta vez vamos a sopbreexponerla en 2 stops.
  3. De nuevo lo mismo, pero en esta ocasión trataremos de obtener una imagen correctamente expuesta, siempre teniendo en cuenta lo que nos está chivando el exposímetro.
Subexpuesta, sobreexpuesta, expuesta


Además deberías aprender a diferenciar las particularidades de los modos de medición principales (evaluativa, promediada y puntual), para ello...

  1. Selecciona el modo de medición evaluativa (o matricial), encuadra una escena cualquiera, de nuevo olvida el resto de factores y céntrate en la exposición. Realiza un foto expuesta según el exposímetro.
  2. Esta vez selecciona el modo de medición promediada (o ponderada), haz la misma foto, con el mismo encuadre y, siempre haciendo caso del exposímetro, realiza los cambios necesarios para que la foto vuelva a estar bien expuesta.
  3. Ahora haz una nueva foto con el mismo encuadre pero usando el modo de medición puntual (o spot) y trata de exponerla según lo que te diga el exposímetro.
  4. Compara las tres imágenes que has realizado y fíjate en los cambios que has tenido que realizar en los parámetros de la exposición y trata de razonar por qué. Debes fijarte principalmente en las zonas que cada tipo de medición analiza y en cómo según la luminosidad de la zona medida el exposímetro te pedirá unos parámetros diferentes.



Sobre el histograma


El histograma es quizás la herramienta más fiable para saber cómo está expuesta una fotografía, por eso veo muy importante saber "leerlo". Hay cámaras que te permiten ver el histograma de la imagen en tiempo real, en ese tipo de cámaras casi que nos podemos olvidar del exposímetro. El caso es que te voy a proponer unos ejercicios para repasar cómo interpretar la información que nos ofrece.

Seguro que tienes ya una buena cantidad de fotos en algún sitio de tu ordenador, así que vamos a aprovechar para echarle un vistazo a algunas de tus capturas...
  1. Busca 4 fotos de entre tu archivo de imágenes, una muy luminosa o que esté sobreexpuesta o que sea una clave alta, otra muy oscura o subexpuesta o clave baja o nocturna, otra más que esté muy contrastada (un contraluz con siluetas por ejemplo) y por último una que tenga niveles de luminosidad muy homogéneos o que tenga poco contraste.
  2. Abre cada una de las fotos en tu programa de edición favorito, pero debe ser un programa que te permita visualizar el histograma de la fotografía.
  3. Observa cómo cambia cada uno de los histogramas de cada una de las fotos. Fíjate en cómo están distribuidos los píxeles y trata de comprender su correspondencia con los diferentes niveles de luz de las distintas zonas de cada una de las imágenes.
Diferentes tipos de histograma


Ahora vamos a practicar lo de tomar una foto fijándonos sólo en el histograma, pare ello...
  1. Toma una foto cualquiera de cualquier escena que te apetezca, da igual cómo estén configurados los diferentes parámetros de la cámara, no te preocupes de obtener una imagen correctamente expuesta pues eso lo vamos a hacer ahora...
  2. Fíjate en el histograma de la foto que acabas de realizar y según cómo este distribuido el histograma trata de conseguir que la información vaya de un lado a otro del gráfico modificando uno o varios de los parámetros que intervienen en la exposición.
  3. Recuerda, si hay mucha información a la izquierda es que es una foto subexpuesta, si está a la derecha es sobreexpuesta, debes obtener un histograma que tenga distribuida la información de un extremo al otro.
Histograma completo


Sobre la profundidad de campo


La profundidad de campo es un recurso compositivo y expresivo muy útil, podemos conseguir dirigir la mirada del espectador como queramos si sabemos usarlo. También es tremendamente efectiva para separar un elemento del fondo. Además debemos ser capaces de extenderla hasta el infinito si nos gusta realizar fotografía de paisaje. Por todo eso vamos a practicar el modo de controlarla...

Uno de los factores de los que depende es de la abertura de diafragma...
  1. Deja tu cámara fija en algún sitio (un trípode por ejemplo) encuadrando una superficie (por ejemplo una mesa) con varios objetos encima.
  2. Abre el diafragma al máximo, enfoca sobre uno de los objetos y haz una foto (recuerda ajustar los otros dos parámetros, ISO y velocidad, para exponer correctamente).
  3. Sin mover la cámara cierra el diafragma 4 stops y haz otra foto (recuerda ajustar los otros dos parámetros, ISO y velocidad, en consecuencia). 
  4. Compara ambas imágenes y observa cómo ha cambiado la profundidad de campo.
PdC según diafragma


Otro de los factores que intervienen en la profundidad de campo es la distancia...
  1. Desde el mismo sitio de antes haz una foto con el diafragma abierto al máximo enfocando a alguno de los objetos que tienes distribuidos por la superficie.
  2. Ahora toma tu cámara y sin cambiar los parámetros de exposición (especialmente el diafragma) acércate mucho al objeto sobre el que hiciste enfoque antes, reenfoca y vuelve a sacar una foto.
  3. Compara ambas imágenes y observa cómo ha cambiado la profundidad de campo.
PdC según distancia


También la distancia focal afecta a la profundidad de campo.
  1. Con el mismo escenario que dispusiste antes vuelve a colocar tu cámara en el trípode o donde fuese que la tuvieses fija.
  2. Seguramente tendrás un objetivo con zoom, así que ponlo en tu cámara.
  3. Pon una distancia focal baja, por ejemplo si tienes un objetivo 18-55mm ponlo en 18mm y haz una foto correctamente expuesta y enfocada a alguno de los objetos.
  4. Ahora cambia la distancia focal a la mayor que tenga tu objetivo, por ejemplo si tienes un 18-55mm ponlo en 55mm y haz una foto correctamente expuesta y enfocada a al mismo objeto de la fotografía anterior.
  5. Compara ambas imágenes y observa cómo ha cambiado la profundidad de campo.
PdC según distancia focal


También debes saber configurar tu cámara para aprovecharte de la hiperfocal, para ello...
  1. Busca un escenario con muchos planos de distancia, por ejemplo un paisaje, fija tu cámara en algún lugar estable, por ejemplo un trípode.
  2. Coloca la distancia focal mínima de tu objetivo, si tiene un 18-55mm ponlo a 18mm, encuadra y calcula la exposición correcta.
  3. Calcula la hiperfocal de tu cámara con esa distancia focal usando para ello una de estas calculadoras (si tienes otra, pues mejor todavía, te ahorras el instalarla):
    Android: http://www.appbrain.com/app/dof-calculator/com.aimenrg.dof (gratuita)
    Ios: https://itunes.apple.com/es/app/simple-dof-calculator/id301222730?mt=8 (1,79€)
    Web: http://www.dofmaster.com/dofjs.html (gratuita)
  4. O calcúlala por ti mismo a partir de la fórmula: ( F * F ) / ( f * c ), donde "F" es la distancia focal usada, "f" es la abertura de diafragma y "c" el círculo de confusión (de aproximadamente 0,019 en cámaras con sensor APS a 0,035 con sensores Full Frame).
  5. Enfoca a la distancia resultante y haz la foto.
  6. Observa si realmente con esos parámetros, enfocando a un elemento situado más allá de la distancia que se te pedía, has conseguido que desde el primer plano hasta el último estén enfocados.
Captura de pantalla de http://www.dofmaster.com/dofjs.html
Captura de pantalla de http://www.dofmaster.com/dofjs.html


Sobre detener el movimiento


Hay muchas maneras de congelar y de mostrar movimiento en nuestras fotografías, pero vamos a centrarnos en 3: congelar la escena, motion blur y barrido (o panning) puesto que el resto suelen ser variaciones de alguna de estas tres. En las dos entradas sobre detener el movimiento (1 y 2) puedes encontrar varias técnicas explicadas por encima y si quieres que me extienda sobre alguna puedes pedírmelo en los comentarios. Vamos a practicar las que te he dicho...

Congelar la escena
  1. Busca algún escenario en el que haya elementos en movimiento, lo más fácil sería irse a la calle, pero seguro que desde la ventana de tu casa puedes hacer el ejercicio.
  2. Primero calcula los parámetros que necesitas para obtener una exposición correcta.
  3. Consulta la tabla de referencia de velocidades ...
    Referencia de tiempos de obturación según el tipo de movimiento
  4. Haz una foto a algo que se esté moviendo, si no aparece congelado aumenta la velocidad de obturación y compensa la exposición con los otros dos parámetros.
  5. Sigue aumentando la velocidad y compensando la exposición hasta obtener una foto en la que todos los elementos móviles aparezcan congelados, es decir bien definidos.

'Lleva paz' de Carlos Larios
'Lleva paz' de Carlos Larios


Motion blur:
  1. En la misma escena anterior (o en otra si te apetece) vuelve a tomar una foto, pero esta vez has de conseguir que los elementos que se estén moviendo aparezcan borrosos y los estáticos definidos.
  2. Para ello quizás tengas que colocar tu cámara en un trípode, puesto que consultando la tabla anterior, debes disparar por debajo de la velocidad recomendada.
  3. Sigue bajando la velocidad y compensando la exposición con los otros dos parámetros hasta que obtengas una fotografía correctamente expuesta en la que los elementos estáticos aparezcan perfectamente definidos pero que todo lo que esté en movimiento se vea como un trazo borroso.
'Boxes' de Carlos Larios
'Boxes' de Carlos Larios


Barrido (o panning):
  1. Con la misma configuración que tenía tu cámara en el ejercicio anterior (si es que no te has movido de escenario) debes obtener una imagen en al que uno de los elementos que se esté desplazando en tu escena aparezca enfocado y bien definido y el resto de la escena sea un borrón en movimiento.
  2. Quizás tengas que aumentar un poco la velocidad si ésta es demasiado baja.
  3. Elige tu protagonista y mantenlo en el centro de tu encuadre, enfoca sobre él y síguelo, girando sobre tí, durante más o menos un segundo (o el tiempo que creas necesario).
  4. Sin detener el movimiento que estás realizando haz la foto.
  5. Sigue manteniendo a tu protagonista durante un momento más en el centro del encuadre aunque ya hayas tomado la foto.
  6. Observa si lo has conseguido y si no es así tendrás que volver a intentarlo. No desesperes pues no es una técnica sencilla y requiere de bastante práctica.
'Libre' de Carlos Larios
'Libre' de Carlos Larios


Listo, estos son los ejercicios o entrenamientos que te propongo. No creo que te resulten complicados de realizar, pero si tienes alguna duda o no terminas de comprender algo, no tengas ningún reparo en preguntarme lo que quieras, la pregunta más tonta es la que no se hace.

Me encantaría que compartieses conmigo y con los que leen este blog los resultados, así que si te apetece puedes mostrárnoslos enlazándolos en los comentarios.

Claro que si no tienes ganas de hacer los ejercicios o tampoco me vas a comentar o preguntar algo... no entiendo cómo es que no te has largado ya a hacer fotografía, que es, con diferencia, la mejor manera de aprender... Nos vemos en los comentarios o en la siguiente entrada o por ahí haciendo fotos ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar, si requiere de respuesta lo haré en el mínimo tiempo posible. Ahora, a seguir haciendo fotos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...